5 aspectos a considerar en los proyectos de TI de consolidación de almacenamiento

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Administración, Administración, Administración de proyectos, Administración de proyectos, Cómo hacerlo, Centros de datos, Destacado, Estrategia CIO, Innovación, Lo más reciente, Lo más reciente, Management, Tendencias, Tendencias

almacenamiento

[widget id="text-55"]

En las infraestructuras de TI de las medianas o grandes empresas, tradicionalmente existen y conviven varios sistemas de almacenamiento con fines específicos. Esta es la razón por la cual los profesionales de esta área están continuamente involucrados en la consolidación de proyectos de TI. Ante este panorama, en Fujitsu brindamos cinco recomendaciones que pueden ayudar a las compañías en el momento de iniciar cuando empiezan un nuevo proyecto de consolidación de almacenamiento.

1) ¡Si es grande, es muy caro!

Una situación típica en los proyectos de consolidación de almacenamiento es que los sistemas seleccionados y adquiridos son más grandes de lo requerido. Tienden a tener precios más elevados que los pequeños. Las compañías terminan malgastando dinero y desperdiciando espacio. Una mejor táctica para resolver este escenario sería considerar familias de sistemas de almacenamiento que permitirán facilitar la escalabilidad de uno pequeño a uno más grande en el momento en que el negocio lo demande.

2) El rendimiento es la clave – Utiliza benchmarks oficiales

Mientras más datos tiene, mayor rendimiento se necesita para contar con la capacidad de leer y escribir datos de manera simultánea. Sin embargo, hay muchos benchmarks de rendimiento utilizando valores poco realistas. Se debería, por lo tanto, usar referencias de publicaciones oficiales como el Storage Performance Council (SPC) con el fin de seleccionar el producto adecuado. No sólo se guíe por las cifras del benchmark de almacenamiento IOPS (Input/Output Operaciones por segundo) sino también por cuanta información puede manejar el sistema por segundo (bandwidth). Después de eso, el valor que realmente importa es el tiempo de respuesta en un momento donde la carga de trabaja llega al máximo. Si el proveedor de TI no publica referencias oficiales de SPC, es mejor preguntar por una prueba real de desempeño antes de comprar.

3) Considera el almacenamiento all-flash

Hasta ahora, incluso un sistema de almacenamiento consolidado requiere de esfuerzos y recursos continuos cuando numerosas aplicaciones acceden a datos con diversos patrones. La baja latencia del almacenamiento all-flash ya no requiere de tanta optimización. Al mismo tiempo, los trabajos de mantenimiento se reducirán, ya que, a diferencia de los discos duros, los Discos de Estado Sólido (SSD) no necesitan ser reemplazados continuamente. Además, también ahorran mucho espacio y energía. Imagine que puede almacenar más de 6 Petabytes en un único rack. Ciertamente el precio por capacidad de los SSD es todavía más caro que los discos SAS, pero se ahorra más a largo plazo. Así que recomendamos tener foco en los costos totales.

4) Automatización

Un sistema de almacenamiento híbrido con discos SSD y discos de gran capacidad, son ideales cuando se planea alojar datos para aplicaciones de alta demanda como son la virtualización, bases de datos, procesamientos de transacciones en línea junto a datos no estructurados, archivos online y otra información importante en un único sistema. Esto permite equilibrar velocidad, capacidad y costos en un único sistema. Sin embargo, también significa volver a tener que contar con esfuerzos de ajustes de rendimiento. El remedio se encuentra en la calidad de las características de gestión del servicio, lo que permite priorizar la asignación de rendimiento por volumen de datos de una manera automatizada. Esto se vuelve aún más eficaz si se combina con el almacenamiento automático por niveles.

5) Ten cuidado con el lado oscuro de la consolidación

Si pone todo los huevos en una sola cesta, el impacto negativo en caso de algún desastre es mayor. Por lo tanto, cada proyecto de consolidación de almacenamiento debería incluir opciones y conceptos de recuperación de desastres. El sistema de almacenamiento debería tener réplicas de los datos en un segundo sistema. Es incluso mejor si se activa el modo a prueba de errores automáticamente una vez que el sistema de almacenamiento falla completamente. Idealmente, los proveedores ofrecen capacidades para mezclar diferentes sistemas y almacenamiento híbrido con el almacenamiento all-flash en configuraciones de DR. Por lo tanto, si no todos sus datos son críticos, puede utilizar un sistema de almacenamiento más pequeño como sistema de reserva. Esto puede suponer un gran ahorro para contrarrestar los fallos y errores.

– Rafael Martín, Director de Servicio de Fujitsu México

Deja un comentario