Aspectos clave al momento de acreditar certificaciones  

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:
Cómo hacerlo, Del día, Destacado, Estrategia CIO, Lo más reciente, Movilidad, Seguridad, Tendencias

[widget id="text-55"]

La importancia de las certificaciones en cualquier industria es de gran alcance y puede tener un impacto positivo importante en la creación de estándares mensurables a los que una comunidad o profesión pueda adherirse. De manera general, una certificación se puede describir como la “acción o proceso de proporcionar a alguien o algo con un documento oficial que acredite un estado o nivel de logro”. Sin embargo, certificación es mucho más que esto.

Un aspecto clave de una certificación es que es cuantificable. En otras palabras, con una certificación se puede medir algo según los estándares y mejores prácticas acordados. Esto diferencia una “certificación” de un “certificado de asistencia”.

Un “certificado de asistencia” no mide nada, excepto que la persona pareció recibir el certificado. Una certificación es una medición.

Acreditación

Cuando se examinan las certificaciones, es importante entender quién certifica al certificador, es decir, la acreditación del programa de certificación. La parte más importante de una certificación es cómo la creas. Un estándar reconocido mundialmente es el Programa de acreditación de certificación de personal de ANSI basado en la norma internacional ANSI/ISO/IEC 17024: 2012, Evaluación de conformidad — Requisitos generales para los organismos que operan la certificación de personas.

¿Por qué los empleadores valoran las certificaciones acreditadas? “Si una certificación está acreditada, proviene de un verdadero programa de certificación”, comentó un alto directivo de desarrollo de certificación de Hewlett Packard Enterprise (HPE). “El proveedor entiende lo que significa validar las habilidades de los candidatos en lugar de simplemente ofrecer capacitación”.

Las certificaciones acreditadas también requieren educación continua y renovación, lo que significa mantener actualizada la certificación, los titulares de la certificación continúan trabajando en sus habilidades y desarrollando sus conocimientos. No se trata de un programa de capacitación o inclusive un título, donde se hacen los cursos, se toma un examen y se termina. Una certificación ilustra el desarrollo profesional continuo. En TI y tecnología, lograr una certificación sin desarrollo profesional continuo no es bueno para nadie… el individuo profesional, el empleador y el cliente.

Impacto de las Certificaciones

La responsabilidad de la tecnología de la información (TI) es cada vez más esencial para las operaciones comerciales exitosas. Los cuatro pilares del marco corporativo de TI de Datos, Software, Infraestructura y Seguridad, junto con el movimiento global hacia la transformación digital, están creando demandas cada vez mayores de personas con las habilidades adecuadas. La alta dirección de todo el mundo está luchando para llenar la brecha de habilidades y está perdiendo la carrera. Estos líderes necesitan personal de TI que brinde una ventaja de rendimiento. Estudios han demostrado, una y otra vez, que los candidatos y el personal con certificaciones neutrales de productos de la industria, se desempeñan mejor que el personal que no está certificado.

El rendimiento de una organización de TI es fundamental no solo para la rentabilidad y la relevancia de una empresa u organización. Las entidades de todos los tamaños y en todas las industrias necesitan personal de TI para proporcionar servicios esenciales, mantener la infraestructura y las herramientas críticas, y salvaguardar los sistemas e información vitales del negocio. Los profesionales certificados ofrecen ventajas de rendimiento a las organizaciones. Estudios múltiples de los últimos diez años muestran el mismo resultado con respecto a los empleados certificados:

  • Tienen mayor confianza
  • Son más conocedores
  • Logran el dominio del trabajo más rápidamente
  • Son más confiables
  • Se desempeñan en un nivel superior
  • El impacto en el negocio es un aumento en la productividad y, por supuesto, en las utilidades.

Otro valor clave de un profesional certificado es que se tiene una medida de la capacidad de esa persona para establecer un objetivo y lograrlo. No están haciendo lo mínimo. Están haciendo ese esfuerzo adicional.

certificaciones-expertos¿La certificación es la “bala de plata” para los empleadores? Muchas personas discuten este punto, algunos a favor de certificaciones mientras que a otros les gusta ver la “experiencia” de una persona. Hay quienes afirman enfáticamente que la “experiencia” es la medida clave. ¿Pero cómo se mide la “experiencia”? Hay muchas personas inadecuadamente capacitadas con muchos años de experiencia. Requerir certificaciones permite a los empleadores concentrarse en muchas respuestas sin tener que examinar cientos o miles de currículos.

Otra excusa para no formar empleados del personal es que se irán cuando se certifiquen. En realidad, múltiples estudios han demostrado que éste no es el caso. Los empleadores que invierten en sus empleados desarrollan lealtad. Los entornos corporativos que no invierten en sus empleados tienen mayores problemas. Al final, ¿desea invertir en desarrollar habilidades en un empleado y, tal vez, se irá, o qué no quiere invertir para mejorarlos y hacer que se queden?

La brecha de habilidades

No es ningún secreto que existe una importante brecha de habilidades no solo en TI y tecnología, sino en todas las industrias. Las soluciones temporales son para “externalizar” o usar servicios de BPO, pero al final esos proveedores de servicios tampoco pueden encontrar a los trabajadores calificados porque tienen el mismo problema. Es una epidemia.

Lo que alimenta esta epidemia es que muchos empleadores se centran solo en contratar personas con títulos universitarios. Hay un falso nivel de comodidad que viene con este enfoque. La empresa puede pretender contratar a las mejores escuelas, pero las habilidades de estos graduados no se pueden medir de manera cuantificable. Al final del día, los graduados no pueden comenzar su primer día de trabajo y ser productivos. Los programas universitarios no son relevantes. Han tenido siglos para abordar el problema y aquí nos sentamos hoy.

Resumen

Las certificaciones son una excelente solución que los gobiernos, las empresas y las personas pueden usar para desarrollar rápidamente las habilidades necesarias para ser productivos. Utilizando programas de certificación acreditados con programas de enseñanza y utilizando las mejores prácticas en educación, puede atacarse la brecha de habilidades. Todo esto se puede hacer a una fracción del precio del modelo tradicional actual de los sistemas de educación secundaria y post-secundaria, así como los programas de capacitación comercial. Es un hecho documentado y funciona.

_____________

El autor de este artículo, Leonard Wadewitz, es director para América Latina y el Caribe de CompTIA.

Deja un comentario