Un camino eficaz hacia la Empresa Ágil: el modelo de los 9 elementos

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:
Administración, Administración de proyectos, BI y analítica, BI y analítica, BI y analítica, Big data, Big Data, Big data, Cómo hacerlo, Destacado, Estrategia CIO, Innovación, Inversiones, Lo más reciente, Lo más reciente, Mejores prácticas, Mejores prácticas, Reportes e investigaciones, Tendencias, Tendencias, Transformación digital, Transformación digital

empresa-agil

[widget id="text-55"]

Actualmente, el éxito a largo plazo depende de transformarse en una Empresa Ágil y de tener un departamento de Tecnología optimizado para servir al negocio y a los procesos de creación de valor. Las empresas deben capitalizar los cambios traídos por la transformación digital; aunque construir Empresas Ágiles implica más que una metodología o una implementación tecnológica, ser ‘ágil’ representa una evolución holística de la compañía por medio de la innovación constante en beneficio del negocio.

La movilidad, los servicios en la nube, los wearables, los sensores y los grandes datos, no sólo modifican las cadenas tradicionales de creación de valor, sino que también permiten nuevos modelos de negocio. Las organizaciones deben modificar su estructura, procesos, métodos, tecnología y cultura organizacional para delimitar los roles que ejecuten una gestión integrada en la empresa.

Los ciclos de productos e innovaciones cada vez más cortos hacen que los departamentos de Tecnología se enfrenten al reto de aumentar la agilidad de las organizaciones. Una Empresa Ágil no sólo requiere un departamento de TI altamente innovador, sino también una visión integral que tenga en cuenta el cambio de mentalidad de los miembros del personal y una reorganización de los procesos en toda la empresa; para ello hay que priorizar al talento humano dentro de esta transformación.

La agilidad en la creación de valor, la práctica de TI a varias velocidades y la evolución digital de la cultura corporativa son sólo algunos de los retos que enfrentan las organizaciones en transición.

Superar estos desafíos traerá creación ágil de valor por medio de ciclos de producto más cortos, así como poderosas capacidades de desarrollo. Ante dicho panorama, los líderes serán los responsables de tener una visión clara, habilitada para identificar los retos del negocio y establecer lazos de colaboración establecidos en un modelo de gestión por métricas automatizadas.

Una práctica de TI a varias velocidades permite a las empresas continuar operando los sistemas establecidos necesarios para la lógica y los procesos empresariales tradicionales, al mismo tiempo que integran y proporcionan nuevos servicios digitales. El éxito de los modelos de negocio impulsados ​​por la tecnología y los cambios organizativos dependen de la cooperación de la fuerza de trabajo.

Las empresas que desarrollen sus habilidades ágiles en una etapa temprana tendrán una ventaja competitiva significativa. Esta es la razón por la cual hay una necesidad urgente de tomar medidas en todas las empresas que hasta ahora no han implementado la transformación digital de TI.

Los nueve elementos del modelo operativo

La firma de consultoría Accenture ha identificado nueve elementos que el modelo operativo de TI de una Empresa Ágil debe poseer para satisfacer las necesidades del futuro digital. En este modelo, el enfoque ágil impregna no sólo a toda la organización de TI, sino que dicha característica es la base hacia una Empresa Ágil.

Innovación orientada a la tecnología

La digitalización conduce a nuevas dinámicas y cambia el equilibrio de poder entre la unidad de negocio como consumidor y la unidad de TI como proveedor de servicios. Para el departamento de TI esto significa integrar innovaciones tecnológicas en la empresa mientras crea valor.

El departamento de TI se convierte así en una “incubadora de innovación”, pero además tendrá que establecer como socio para la estrategia de Go-To-Market y asegurar una estrecha relación con las unidades de negocio por medio de proyectos conjuntos de innovación, lo que generará un enfoque interdepartamental.

La creación de un laboratorio de tecnología ayudará a los expertos a identificar nuevas tecnologías relevantes para el negocio, poner a prueba su aplicabilidad y probar nuevos modelos de negocio en un entorno seguro. Al hacerlo, el equipo de innovación interdepartamental crea las bases de una Empresa Ágil.

Inversión flexible y gestión de cartera

Con el fin de crear una Empresa Ágil que se beneficie de ciclos más rápidos de productos e innovación, también es necesario repensar la gestión del presupuesto. Los procesos de inversión y las decisiones que actualmente la mayoría de las empresas utilizan son inadecuadas. Un presupuesto anual de TI y la toma de decisiones de inversión dirigidos a la máxima seguridad conduce inevitablemente a déficit de flexibilidad y poder innovador.

Las empresas deben ajustar sus presupuestos para aprovechar las tendencias tecnológicas disponibles y la creación ágil de valor. Los responsables de la toma de decisiones deben dinamizar los procesos de inversión y emisión de proyectos en el marco presupuestario, contribuyendo así a ciclos más breves de coordinación entre negocio y TI.

Desarrollo Ágil y DevOps

Un despliegue holístico de métodos ágiles en el departamento de TI es esencial en el camino hacia una Empresa Ágil, es decir, desde los requisitos de la unidad de negocio a través del desarrollo de aplicaciones (desarrollo ágil) a las operaciones (DevOps). El objetivo inicial es eliminar las barreras entre las unidades involucradas, a fin de permitir una cooperación fluida.

El concepto de DevOps mejora la cooperación entre el desarrollo y las operaciones, por lo que es aconsejable aplicar retroalimentación temprana y mejora continua de las operaciones de software y mantenimiento del sistema. Al hacerlo, se recomienda involucrar a los miembros del personal de la unidad de operaciones en equipos ágiles y multifuncionales para promover un intercambio integral de experiencias.

Utilizar correctamente DevOps requiere simplificar procesos, proporcionar infraestructura, aprovechar los beneficios de la automatización y los portales de autoservicio.

Es esencial definir explícitamente roles y responsabilidades. En este sentido, la atención se centra en la cooperación continua de los requisitos técnicos a las operaciones de TI, con el fin de optimizar el desarrollo de los servicios de acuerdo a la demanda.

Además, se debe promover las posibilidades de interacción de los miembros del personal mediante el uso de herramientas digitales, lo que sirve para motivar a los equipos a lograr mejoras continuas.

Arquitectura de transformación y gestión de liberaciones

 Sincronizar el trabajo de desarrollo tradicional y ágil es de crucial importancia porque la mayoría de los entornos de TI han crecido orgánicamente y utilizan procesos heredados en gran medida.

Como resultado, una arquitectura flexible orientada a servicios (SOA) representa una base importante para integrar un nuevo software en servicios existentes o externos, independientemente de si se ha desarrollado utilizando el modelo ágil o tradicional. Para garantizar la coherencia y la reutilización, la gestión de la arquitectura con más previsión es esencial.

Las empresas que tienen esto en cuenta también están en condiciones de adaptar los sistemas existentes o interfaces a nuevos sistemas con los nuevos requisitos y sincronizarlos con una planificación ágil del desarrollo en una fase temprana. Al mejorar la transparencia del proceso de desarrollo de extremo a extremo, la organización global también se prepara para la creciente complejidad de la interfaz.

Prima de servicios

Los servicios prestados por terceros también pueden integrarse sin problemas en los sistemas existentes, siempre y cuando las empresas hayan sentado las bases necesarias. La ventaja de utilizar los servicios prestados externamente es que las empresas pueden beneficiarse a menudo de nuevas tendencias de digitalización de manera más rápida y eficiente que si de inicio tuvieran que desarrollar internamente los servicios requeridos.

Es aconsejable centralizar la contratación de servicios externos y dar al departamento de compras la tarea de adquirir servicios de TI externos.

Esta área debe tener un conocimiento adecuado en la agrupación optimizada de servicios y productos para determinar y atender las necesidades de los clientes con precisión.

Además, centralizar y madurar el departamento de compras trae beneficios al escalar acuerdos contractuales y optimizar los costos de servicio. El conocimiento profundo por parte de los involucrados y responsables del proceso de compra permiten a las empresas diseñar y optimizar la elección, la adquisición, la integración y el cumplimiento de los servicios externos de manera eficiente e integrada.

Datos centralizados y análisis compartidos

El análisis de grandes volúmenes de datos se ha convertido en una base fundamental para el éxito empresarial en muchas industrias. Las ofertas impulsadas por el mercado pueden identificarse con la ayuda de Big Data y desarrollarse aún más para satisfacer las necesidades del mercado.

La responsabilidad de preparar los datos para su posterior uso recae en los “científicos de datos”. Una unidad centralizada de servicios compartidos es adecuada para maximizar eficazmente el rendimiento de analytics, así como los métodos y las tecnologías adecuadas. La centralización permite a todas las unidades de negocio beneficiarse de las nuevas capacidades.

Al introducir servicios analíticos, los miembros del personal deben ser entrenados en las habilidades relevantes, mientras que también aseguran la escalabilidad. También es aconsejable comprobar las opciones para la contratación externa.

Responsabilidad centralizada de la interacción con el cliente

El comportamiento del cliente en términos de información y consumo ha cambiado radicalmente con las prácticas de comunicación y medios digitales actuales. El establecimiento de redes sociales y la interacción móvil ha significado que la intensidad de la comunicación como la demanda de un diálogo con la marca ha aumentado por parte del cliente.

La constante creación de un canal cruzado en la experiencia del cliente conduce a un mayor tráfico de datos, por lo que las empresas tienen que gestionar una gran diversidad de canales y medios de comunicación. Una buena base para una creación consistente de la experiencia del cliente se presenta creando la responsabilidad central de la interacción con el cliente. Al mismo tiempo, es esencial coordinar la gestión de contenidos de las campañas para evitar ofertas competitivas en diferentes canales propios de la compañía.

Agilidad de la cultura corporativa

Los cambios estructurales del modelo operativo de TI necesarios para la creación de una empresa ágil tienen un efecto particular en el personal. A medida que se crean nuevos roles, las tareas deben distribuirse de una manera nueva y se cambian las áreas de responsabilidad.

Sin embargo, el factor más importante para una transformación exitosa es que los miembros del personal se adapten a los nuevos requisitos con flexibilidad y los cumplan rápidamente. Esto implica seguir las tendencias de TI causadas por el cambio digital y monitorear de cerca el contexto global.

También es importante comprender cómo interactúan los componentes del modelo operativo digital de TI y reconocer cómo pueden ayudar a alcanzar los objetivos de negocio. En consecuencia, los responsables de la toma de decisiones no sólo tienen que iniciar y promover el cambio cultural dentro de la empresa, sino que también deben asegurarse de que los miembros del personal adquieran las habilidades necesarias; las empresas deben analizar continuamente la demanda para establecer las habilidades y capacidades requeridas.

Seguridad de los ecosistemas

Con la creciente digitalización están creciendo los riesgos de seguridad para las empresas. Al mismo tiempo, proteger la confianza del cliente y la propia reputación se ha convirtiendo en una de las tareas básicas de las organizaciones. El mundo físico se está fusionando con artefactos y procesos digitales, y el establecimiento de redes con clientes, proveedores y socios -el ecosistema- está desdibujando los límites corporativos.

La mayor conectividad de la empresa con su ecosistema requiere estrictas medidas de seguridad. El enfoque debe ser el establecimiento de servicios de extremo a extremo consistentes y la separación de responsabilidades entre las partes involucradas en el ecosistema.

La demanda de soluciones técnicas de seguridad para dispositivos finales móviles y componentes físicos conectados (Internet de las Cosas) continúa aumentando. Por ello, son necesarias las tecnologías para la detección temprana de posibles amenazas de seguridad.

En conclusión, poner foco en estos nueve elementos ayudará a los gestores del cambio a enfrentar los desafíos para transformar rápidamente a su organización en una Empresa Ágil. La creación de un centro de competencia digital resulta ser un hito práctico en el camino hacia un futuro en el que la agilidad y la digitalización se dan por sentado y ofrecen soporte integral a la empresa.

Las empresas podrán desarrollar conceptos que sólo distinguirán parcialmente entre las unidades de negocio y las de TI. Por lo que el departamento de TI permeará cada vez más en otras áreas de negocio, con el efecto de que -en un futuro- éste se centre en la alineación estratégica general y en lograr economías de escala. En este escenario, los proveedores de TI internos crearán la infraestructura de TI eficientemente e mantendrán las directrices de seguridad de forma certera.

__________

Por Fabio Irino, Líder de Estrategia de IT para Accenture México.

Deja un comentario