Cifras duras del entorno digital en México

Autor: Fernando Thompson
Categorías relacionadas:
Administración, Administración de proyectos, Administración del riesgo, Aplicaciones, Aplicaciones, Aplicaciones, Aplicaciones, Blog, Cómo hacerlo, Cloud / Nube, Cloud computing, Colaboración, Comercio móvil, Consumerización, Destacado, Estrategias, Internet de las Cosas, Internet de las Cosas, Inversiones, Lo más reciente, Lo más reciente, Medios sociales, Movilidad, Movilidad, Movilidad, Nubes públicas y privadas, Outsourcing, Redes Sociales, Reportes e investigaciones, SaaS, Seguridad, Sistemas operativos, Smartphones, Smartwatches, Software empresarial, Software empresarial, Tablets, Tendencias, Tendencias, Transformación digital, Transformación digital

cifras-duras-Mexico

[widget id="text-55"]

Las plataformas digitales se volvieron más populares en los últimos años debido al creciente incremento del acceso a Internet en México, la mayor penetración de las redes sociales, el incremento en el uso de los smartphones y el gran impacto de los medios innovadores con diferentes propuestas de contenido, que en conjunto ha llevado a un mayor aprovechamiento de los medios digitales para la distribución y promoción de contenido.

Los hábitos de los mexicanos han cambiado y –aunque falta mucho por hacer en materia de acceso a Internet– son las nuevas tendencias de consumo.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), hay 65 millones de usuarios de la Red, es decir, el 59% de la población total en el país. Según estimaciones de esta asociación, el 37% de los usuarios de Internet en México se conectan desde múltiples dispositivos.

Compras en línea

Este año se espera superar la presencia del comercio electrónico en México, que en 2016 alcanzó un crecimiento del 27% en comparación con el año anterior. Según un estudio de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), así como el Interactive Advertising Bureau en México (IAB), los videojuegos y apps para móviles representan un 42% de compras en línea; los productos digitales de entretenimiento, un 27%; y los boletos de avión, un 26%. Por otro lado, la lista de retailers de e-commerce en México la encabezan Mercado Libre, con 9.2 millones de visitantes únicos; Liverpool, con 1.8 millones de visitantes; Walmart, con 1.7 millones y, a pesar de que Amazon arribó a nuestro país en 2015, ya se ubica en la cuarta posición, con 1.2 millones de visitantes.

Redes sociales

Facebook lidera el listado de aplicaciones que utilizan los mexicanos, seguidos por WhatsApp, YouTube y Spotify. Facebook concluyó el año pasado con cerca de 61 millones de usuarios mexicanos, de los cuales 41 millones visitan la aplicación todos los días. WhatsApp es utilizada por 8 de cada 10 internautas e Instagram ya se sitúa como la tercera red social en nuestro país. En promedio, los internautas mexicanos están inscritos a 5 redes sociales. La creciente popularidad de WhatsApp e Instagram han influido para que los smartphones sean el primer dispositivo para acceder a redes sociales. El 62% de los mexicanos consume contenidos e información a través de su smartphone, 51 % en la computadora, 17 % mediante una tablet, y 8 % en una smart TV. El 92% de los mexicanos consume contenidos en YouTube, mientras que el 20% lo hace por Netflix, seguido de Claro video, con un 6%.

Se espera que los esfuerzos económicos en publicidad digital se dirigirán hacia el mundo de los móviles, el medio de preferencia no sólo en términos de gustos sino también en cantidad de tiempo de uso.

Esta plataforma ya supera ampliamente a otras tradicionales como la televisión, los medios impresos y la radio. Las redes sociales son claves para los nativos digitales, aunque representan un reto para los medios noticiosos debido al número de noticias falsas que circulan en la red.

Los números son alentadores, sin embargo, México tiene un gran camino por recorrer, pues no ha logrado alcanzar todo su potencial económico debido a la amplia brecha digital que aún persiste. Los empresarios mexicanos son los que menos invierten en investigación y desarrollo entre los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), lo cual limita el crecimiento digital de nuestra economía. Es cierto, en los últimos años se ha logrado disminuir la brecha digital en México gracias a la adopción de dispositivos móviles y al esfuerzo tanto del gobierno como de las empresas, sin embargo, para que el acceso a Internet realmente impacte la forma de vida de las personas, éstas deben contar con contenido estructurado que les ayude a tener nuevas habilidades. La inclusión digital no sólo consiste en tener un dispositivo con conexión a la red, sino en disponer de acceso a contenido útil, que satisfaga las necesidades de las personas.

Después de los temas de comunicación, el entretenimiento es la principal actividad para los internautas mexicanos. Es necesario contar con programas de conectividad que vayan más allá de un proyecto de gobierno o de algunos sectores, abarcando aspectos más amplios que la cobertura y la penetración de la tecnología.

La revolución tecnológica ha significado su incorporación en la denominada “nueva economía”, lo que posibilita a sus habitantes y empresas a tener acceso a la información, a productos y mercados que antes no estaban a su alcance, así como a realizar actividades comerciales y financieras por medios electrónicos a costos menores, en comparación con los medios disponibles hasta ahora.

El 50% de los puestos laborales que existen actualmente desaparecerán en la próxima década, lo que pone en riesgo a la población sin acceso a tecnologías digitales, ya que disminuirá significativamente sus competencias para acceder a mejores empleos.

Hoy más que nunca, México necesita ser más competitivo y desarrollar nuevos mercados que permitan un mayor desarrollo para nuestro país. Disminuir la brecha digital sin duda es parte fundamental de este proceso.

Deja un comentario