Cinco consejos para comprar su primer drone

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Consumerización, Del día, Lo más reciente, Lo más reciente, Movilidad, Tendencias, Tendencias

drones-tendencias

[widget id="text-55"]

La evolución de la tecnología en los drones ha permitido el desarrollo de modelos low cost o entry level, que hoy son ya una opción real para aquellas personas que están interesadas en incursionar por primera vez en la experiencia de volar un dispositivo de este tipo.

A su vez, los modelos low cost han impulsado la demanda de vehículos no tripulados. Según la consultora estadounidense BI Intelligence, el valor del mercado de los drones a nivel mundial es de 8 mil millones de dólares y se incrementará a 12 mil millones de dólares para 2021.

Master, empresa mexicana de electrónicos, se introdujo en la venta de drones de bajo costo desde hace un año, y durante este periodo ha observado un crecimiento notable en el interés del público.

“Los drones de bajo costo son útiles para actividades lúdicas, para personas que están aprendiendo o que tienen interés en conocer cómo se usan. Además, son una puerta abierta a la experimentación, porque se les puede agregar aditamentos”, explicó Saúl Almaraz, ingeniero en electrónica de Master.

De acuerdo con la empresa mexicana especialista en innovación en electrónica, si el usuario no está muy familiarizado con esta tecnología, existen algunos elementos que debe tomar en cuenta para hacer una compra inteligente:

1.- Resistencia y garantía

Si se está aprendiendo a volar un drone es muy seguro que el dispositivo sufra varias caídas, por lo que es conveniente buscar modelos que sean resistentes y que cuenten con protectores laterales de seguridad para evitar que las hélices lleguen a dañarse al chocar contra algo.

El precio de un drone de bajo costo -dependiendo de la cantidad de funciones y los aditamentos que incluyan- ronda entre los 2 mil y 5 mil pesos, costo hasta 80% menor que un modelo especializado.  Buscar que el producto tenga garantía de al menos un año es muy importante para blindar la inversión.

2.- Formas de localizarlo

Se deben buscar drones con funciones que ayuden al usuario a localizarlo y seguirlo fácilmente. “Hay modelos que cuentan con GPS o con la función de regresar a un punto específico; los modelos de bajo costo suelen contar con luces Led que ayudan bastante a seguirlos”, señaló Almaraz.

3.- Repuestos accesibles

Si se invertirá en un drone, es importante considerar que cuente con hélices de repuesto o que las piezas sean fáciles de adquirir, para que en caso de dañarse por el uso pueda arreglarse de forma sencilla.

4.- Baterías extra

El tiempo promedio de vuelo de un drone de bajo costo es de 10 minutos, con una altura de 20 metros en zonas pobladas y de hasta 30 metros en sitios abiertos, explicó Almaraz. Por ello el usuario debe considerar la adquisición de baterías extra para alargar el tiempo de práctica.

“Puedes cambiarle la batería mientras la otra se está cargando y continuar la experiencia de vuelo”, indicó.

5.- Que brinde opciones para experimentar

Una de las ventajas de adquirir drones de bajo costo es que son una puerta abierta a la experimentación. “Muchos modelos de bajo costo ya incluyen cámaras con una buena capacidad de grabación, pero se les puede agregar cámaras intercambiables y sensores para darle una nueva experiencia al usuario”, comentó el experto.

En México existen investigadores y aficionados que trabajan en el desarrollo de software y componentes con el fin de ayudar en proyectos de impacto social. Uno de estos casos es el del investigador José Martínez Carranza del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), que pertenece al Sistema de Centros Públicos del Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), y cuya investigación se enfoca en el vuelo autónomo de drones de bajo costo.

Martínez Carranza investiga cómo desarrollar algoritmos para la estimación de la posición del vehículo sin que este dependa del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) o del manejo remoto de un piloto.

Uno de los casos más recientes de uso de drones en nuestro país es el de los investigadores mexicanos que estudian el comportamiento del tiburón ballena a través de vehículos aéreos no tripulados. Con éstos se han grabado las diferencias en el actuar de estos animales cuando están solos y ante la presencia de embarcaciones, todo bajo el objetivo de generar información que ayude a su conservación.

Deja un comentario