Cinco predicciones para el IoT en 2018

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Cómo hacerlo, Del día, Estrategia CIO, Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Internet de las Cosas, Lo más reciente, Lo más reciente, Tendencias, Tendencias

IoT-experiencia

[widget id="text-55"]

Los consumidores continuaron comprando dispositivos conectados masivamente, lo que dio como resultado que los asistentes de voz se convirtieran en un regalo de navidad imprescindible en todo el mundo. Los primeros servicios y dispositivos conectándose a las nuevas redes celulares IoT de banda estrecha (Narrow Band IoT o NB-IoT) se lanzaron oficialmente e, incluso, se afirma que actualmente hay más dispositivos IoT conectados que teléfonos inteligentes y PCs.

En América Latina el mercado de Internet de las Cosas (IoT) presenta un crecimiento exponencial principalmente en mercados que buscan una conectividad por medio de las redes inalámbricas como la banca añadiendo cada día más terminales de pago y ATMs o las empresas que permiten rastrear automóviles y flotillas. Aunque el concepto de IoT es relativamente nuevo, desde hace algunos años muchas aplicaciones de telemetría industrial comenzaron a conectar procesos por medio de dispositivos celulares, ahora está oferta está en crecimiento con respecto a los sensores y sus capacidades para diferentes industrias.

Cuando las empresas implementan la tecnología de IoT deben de considerar los riesgos para los diferentes elementos que pueden exponerse una vez que se conecta el dispositivo y definir estrategias que puedan ser implementadas en los diferentes niveles de la arquitectura, tanto dentro del dispositivo, en los datos que se generan como en los servidores en nube donde procesa la información.

Pero ¿qué depara el 2018 para el IoT? A continuación, cinco tendencias clave que creemos que van a definir el año que tenemos por delante.

1. Más dispositivos conectados, más opciones de conectividad

El 2017 vio una expansión en la cantidad de dispositivos y en las formas en que se conectan. Esa tendencia continuará en 2018. Cabe destacar que las nuevas redes de área amplia de baja potencia (LPWAN), como NB-IoT, Sigfox o LoRaWAN, se desarrollarán aún más. Esto permitirá una mayor duración de la batería en dispositivos que necesitan estar en el campo durante varios años, y una conectividad confiable a grandes distancias.

Esperamos que estos despliegues generalizados comiencen a generar un impacto social real, como el monitoreo ambiental en la lucha contra el cambio climático. Habrá una mayor conveniencia y una mayor simplicidad en nuestra vida cotidiana, a medida que los servicios de automatización del hogar continúen avanzando en nuevos campos, y surgirá una nueva era de fabricación inteligente. Este sector está listo para un año importante después de una ola de proyectos piloto y experimentación en 2017, y un informe reciente de IDC estima que gastará $189,000 millones solo en 2018.

Veremos a más empresas comenzar su propio “viaje del IoT” y requerir orientación sobre opciones de conectividad, almacenamiento, monitoreo remoto, etc.

  1. Más edge computing con analítica en tiempo real

Con más despliegues del IoT, especialmente en el campo industrial, donde los dispositivos se pueden extender a una gran distancia geográfica, veremos un aumento en el uso de datos en tiempo real en la periferia (es decir, en el dispositivo conectado). Además de proporcionar una forma eficiente de reducir el almacenamiento y el costo de la transferencia de datos, permitirá el análisis inmediato de los datos y la capacidad de tomar decisiones más rápidas y mejor informadas.

Un informe reciente de IDC predijo que el 40% de los datos del IoT se almacenarán y analizarán en la periferia de la red para 2019.

  1. Un aumento de la Inteligencia Artificial (AI, por sus siglas en inglés) y del aprendizaje automático

Los esfuerzos realizados hasta ahora en el aprendizaje automático continuarán desarrollándose y ayudando a los dispositivos del IoT a pasar del mantenimiento basado en reglas a uno predictivo más profundo, lo que va a aumentar la eficiencia. Podemos esperar una mejor detección de posibles ataques antes de que sean capaces de causar un gran daño.

Los proveedores del IoT también podrán ofrecer nuevos servicios de concordancia basados ​​en observaciones más profundas de los perfiles de los clientes, a medida que las máquinas aprendan la forma en que los usuarios finales interactúan con un servicio o producto. La Inteligencia Artificial será particularmente importante en despliegues a gran escala de cientos o miles de dispositivos del IoT, donde las conexiones y la recopilación de datos se volverían bastante difíciles.

Si bien ha habido muchos debates sobre cómo la Inteligencia Artificial se apodera de los seres humanos en el lugar de trabajo, creemos que estos temores no están totalmente fundados. La tecnología proporcionará nuevos trabajos relacionados con la Inteligencia Artificial, o simplemente permitirá que las personas se centren en tareas completamente nuevas y más creativas.

  1. Más reglamentaciones y estándares para la seguridad

La necesidad de una seguridad sólida para el IoT crecerá. Se producirán más ataques, lo que conducirá a una mayor conciencia de la seguridad del IoT y del daño potencial que podría causar un ataque. Una encuesta que realizamos el año pasado descubrió que la mayoría de las organizaciones y de los consumidores cree que existe una necesidad de normas de seguridad del IoT, y desean que el gobierno se comprometa a establecer esos estándares.

Las alianzas con expertos en IoT externos se volverán más comunes, a medida que las empresas intenten aumentar la seguridad. Eso significa trabajar con hackers de ‘sombrero blanco’, expertos en seguridad del IoT o programas de divulgación de vulnerabilidades para probar las infraestructuras existentes, descubrir las vulnerabilidades y realizar mejoras.

  1. Crecimiento de plataformas del IoT integrales

Los fabricantes en particular buscarán plataformas del IoT que puedan proporcionar una oferta tecnológica completa en un solo lugar. Las plataformas que se destacarán serán aquellas que puedan ofrecer todo lo que un fabricante o proveedor de servicios necesite: conectividad, compatibilidad con todos los protocolos de conectividad, seguridad, escalabilidad, monitoreo remoto de flotas y oportunidades de un gran almacenamiento de datos seguro con enlaces a los principales conectores de la nube (AWS, IBM, Microsoft, etc.).

Las plataformas del IoT integrales como estas permitirán a los proveedores de servicios del IoT desarrollar su oferta de forma más rápida y sencilla, al tiempo que garantizan la seguridad.

Sin duda, habrá más desarrollos importantes y sorpresas inesperadas en los próximos 12 meses, pero, pase lo que pase, sin duda será un año emocionante.

-Carlos Romero, MKT Desarrollo de Negocios IoT para América Latina en Gemalto

Deja un comentario