Clarasol hace limpieza en su infraestructura de TI y se sube a la nube

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Aplicaciones, Cloud / Nube, Cloud Computing, Cloud computing, Destacado, Lo más reciente, Lo más reciente, Movilidad, Tendencias, Tendencias

clarasol

[widget id="text-55"]

Con una operación anclada en dos servidores, uno en Iztapalapa y otro en el Corporativo, el negocio de Clarasol, empresa mexicana en fabricación de productos de higiene doméstica e industrial, se debatía entre los problemas de enlace, la inestabilidad de los cortes de energía eléctrica típicos de la Ciudad de México, la clásica lentitud que representaba reiniciar sus servidores al tratar de recuperar datos y el riesgo de los respaldos hechos en cinta. Un entorno TI muy poco favorable para una marca joven que, desde sus inicios, solo quería crecer.

Horacio Gutiérrez Román, contralor de Clarasol, informó: “durante más de dos años, compartimos voz y datos a través de nuestros enlaces. Tuvimos dos problemas que afectaron de manera negativa toda la operación y el acceso al ERP. El primero, fue la saturación de conectividad al servidor, lo que se traducía en absoluta lentitud para trabajar. Y el segundo, los recursos limitados que teníamos en el servidor físico, generaban un constante mantenimiento preventivo y correctivo, que incluso nos dejaba largos periodos de inoperancia. La operación estaba al borde del colapso”.

La mayor parte de las empresas medianas en México enfrentan a diario los retos de operar su negocio con servidores que se encuentran anclados en sus oficinas centrales, asumiendo riesgos como sucursales con acceso deficiente, servidores sin garantía por sus muchos años de uso, enlaces de baja calidad o que no son lo suficientemente sólidos como para soportar servicios de telefonía, Internet y las condiciones que exige contar con un ERP para administrar la empresa. A lo anterior, se suma la carga en tiempo y en recursos que significa reiniciar un servidor cuando, por ejemplo, se producen cortes o fallas en la energía eléctrica.

“Cuando conocimos a On Cloud, vimos con claridad los beneficios que ofrecía la Nube como el acceso remoto ilimitado para todos los usuarios sin importar donde estuvieran ubicados, poder crecer el servidor de acuerdo al mismo crecimiento de la empresa, olvidarnos del mantenimiento de los servidores o el pago de las licencias, la seguridad de nuestra información, los respaldos en tiempo real y con varios puntos de recuperación, el costo controlado de los servicios y dejar de invertir en nuevos equipos que solo se convertían en un activo que se depreciaba cada año. Durante estos años, nos hemos convertido en un negocio más enfocado y proactivo, además de poder reducir los costos en infraestructura, al lograr alcanzar un uso óptimo del ERP y el BI. Tenemos muchos proyectos por delante y sin duda, ya los pensamos en la Nube”, comentó Gutiérrez Román.

“Estar en On Cloud, nos ha permitido cumplir cabalmente con el resguardo electrónico de toda la información contable, financiera y fiscal por al menos cinco años y en otros casos 10 años que nos exige la ley en materia fiscal, así como poder responder de forma rápida a los nuevos requerimientos del CFDI 3.3 por ejemplo”, dijo Horacio Gutiérrez.

Por su parte, Esteban Rey, CEO de On Cloud -empresa responsable de los servicios de asesoría en la Nube para Clarasol-, opinó: “el caso de Clarasol es sin duda todo un éxito para nosotros. Hoy, la empresa cuenta con información en línea disponible en todo momento a la cual accede desde cualquier lugar con altos estándares de seguridad que protegen sus datos. Cabe señalar que Clarasol ya no tiene que preocuparse por el respaldo de la información, debido a que nosotros nos hacemos responsables de guardar sus copias de seguridad e incluso recuperar su información en caso de desastre”.

“Podemos afirmar que para nuestros clientes hay un antes y un después de la Nube que, si lo medimos en porcentajes de productividad, indica que hoy son 65% más productivos que antes”, concluyó el CEO de On Cloud.

Deja un comentario