¿Cómo evaluar los daños de sus aparatos electrónicos después de una inundación?

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Amenazas, Cómo hacerlo, Destacado, Lo más reciente, Lo más reciente, Protección, Seguridad, Seguridad, Seguridad, Tendencias, Tendencias

[widget id="text-55"]

Después de un sufrir una inundación, es común comenzar a evaluar los daños que el agua ha causado. Es importante saber qué hacer y qué no hacer para garantizar la seguridad, evitar mayores daños a equipo y reducir las pérdidas financieras. Para ello, Schneider Electric compartió estas recomendaciones para propietarios de hogares y negocios:

Bienes residenciales:

  • Si no hay electricidad después de una inundación, lo primero que deberás verificar es si no hay fusibles quemados o interruptores dañados en el tablero eléctrico (comúnmente conocido como switch). 
  • Antes de sustituir los fusibles o encender los interruptores, es preferible desconectar la mayor cantidad de electrodomésticos para reducir la carga eléctrica.
  • En caso de que haya señales de corto eléctrico, humo, incendio o daño provocado por agua cerca de los contactos eléctricos, se deberán desconectar todos los artículos en esa área y no se deberán usar hasta que un electricista profesional revise el daño causado y haga las reparaciones necesarias. No seguir esta recomendación, puede resultar mortal.
  • Incluso si la energía eléctrica se ha restituido después de sufrir una inundación en casa y aparentemente todo se encuentra en buen estado, es mejor solicitar al profesional que inspeccione si existen daños ocultos y así evitar riesgos futuros.

Instalaciones en los negocios:

  • Se deberá reemplazar el equipo eléctrico que se ha sumergido o que ha estado en contacto con el agua. Hay excepciones a la regla cuando se trata de equipo de mayor tamaño, el cual puede ser reacondicionado o reparado por el fabricante.
  • Las partes que conducen corriente eléctrica en cualquier equipo podrían estar en contacto con aisladores u otros materiales que evitan que se sequen adecuadamente y estén libres de residuos, lo cual podría ser un riesgo al momento de encender.
  • Nunca aplicar agentes limpiadores ni abrasivos a las partes que conducen corriente del equipo eléctrico para retirar residuos extraños y demás sustancias, puesto que algunos compuestos pueden producir deterioro a ciertas partes del equipo y ser de alto riesgo al encender.
  • Un electricista profesional debe inspeccionar con atención el equipo que no estuvo sumergido para determinar si hay humedad en el interior y si el equipo debe ser reemplazado o reparado.
  • Los negocios deberán consultar los códigos y normas aplicables a la industria a la que pertenezcan para garantizar que toman la vía más segura de recuperación.

Según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA), el 40 por ciento de las empresas no vuelve a abrir después de sufrir daños a causa de un desastre natural. El proceso de recuperación y pérdidas financieras genera mucho estrés a los dueños de hogares y negocios. La Asociación Nacional de Manufacturas Eléctricas (NEMA) sugiere esta guía de lineamientos para equipos dañados por el agua:

Tabla-Inundaciones

Deja un comentario