¿Cómo prepararse para lograr un networking exitoso?

Autor: Sandra Plata
Categorías relacionadas:
Destacado, Tips

[widget id="text-55"]

El networking es una de las estrategias más empleadas que tiene como objetivo establecer una red de contactos para hacer negocios, crear sinergias, alianzas estratégicas y colaboraciones, a través de la interacción directa con empresarios y directivos, es decir, con tomadores de decisiones.

La actividad de networking se desarrolla principalmente en encuentros exclusivos en los que se pueden originar conexiones de alto nivel. Aunque aparentemente suena sencillo asistir a un evento de este tipo, hay que prepararse para la oportunidad de socializar y hacer de la ocasión un encuentro de valor.

Algunos puntos clave para obtener mejores resultados en un networking son:

  1. Realizar un mapeo de los principales clubs de socios, asociaciones, foros y exposiciones, y seleccionar las que más se adecúen a nuestros objetivos.
  2. Informarse sobre los temas a abordar y si el tipo de asistentes son el público objetivo de nuestro producto o servicio para decidir si se acude o descarta cierto evento.
  3. Respetar los códigos de vestimenta y no dejar de lado la imagen personal, ya que lo que transmite es muy importante, además de que brindan mayor comodidad y seguridad.
  4. Tener en mente la información más importante del producto o servicio que se representa y las soluciones que aporta, así como ventajas competitivas y comparativas, y saber explicarlo rápida y concisamente, para buscar generar impacto con el mensaje en el menor tiempo posible.
  5. Llevar e igualmente solicitar tarjetas de presentación.
  6. Mostrar disponibilidad para también escuchar a quienes nos aborden.
  7. Ejercitar nuestra memoria fotográfica, fundamental para recordar a las personas contactadas y la empresa que representan en futuras ocasiones. O apuntar en la tarjeta en qué encuentro se conocieron para recordar mejor.
  8. Posterior al evento, dar seguimiento a lo conversado enviando un mail con más información como presentación y, de ser posible, sugerir una reunión para analizar posibilidades. Además, atender los mails recibidos de quienes nos contacten por la misma razón. 
  9. No caer en una actitud de acoso, dar tiempo para que nos respondan el mail o nos tomen la llamada. 
  10. No subestimar contactos, quizás en futuras ocasiones alguno de ellos puede ser la solución a necesidades particulares de nuestra empresa y viceversa.

Por Nabil Azar, Socio-Fundador de 21Club, la red global de empresarios

Deja un comentario