¿Cómo sacar valor a la Inteligencia Artificial?

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:
Destacado, Inteligencia Artificial

confianza-inteligencia-artificial

[widget id="text-55"]

Los casos de uso con Inteligencia Artificial (IA) acaparan cada vez mayor cantidad de titulares. Turismo, cultura, sector energético, industria farmacéutica… Las áreas hacia las que se está expandiendo van aumentado de forma que ya se trata de una tecnología transversal y pervasiva. Las predicciones de Gartner hablan de que para 2021 moverá 2.9 billones de dólares en valor agregado comercial en la forma de inteligencia aumentada.

Sin embargo, en su adopción entre las organizaciones se registran aún distintas reticencias. Así lo recoge el informe Winning With AI: Pioneers Combine Strategy, Organizational Behavior, and Technology, realizado por el MIT Sloan Management Review (MIT SMR), BCG GAMMA y BCG Henderson Institute de Boston Consulting Group. La investigación, para la que se ha encuestado a más de 2,500 altos cargos, junto con 17 entrevistas a líderes y expertos, perfila a la inteligencia artificial como un activo empresarial aun a explotar.

En concreto, según los datos del estudio, siete de cada diez compañías aluden a un impacto mínimo o nulo de la IA.

El 90% de los participantes han realizado al menos una inversión en IA, aunque los que han detectado ingresos derivados de su uso en los últimos tres años son menos del 40%.

Se detectan elementos que acentúan la discrepancia entre la consideración de la IA como oportunidad y la preocupación por los riesgos estratégicos que conlleva: nueve de cada diez la consideran una ventaja para su compañía, pero hay un 45% que ha detectado algún riesgo relacionado con su uso.

Entre las que sí han conseguido extraer valor de la aplicación de IA se reproducen varias actuaciones. La investigación sintetiza cinco comportamientos, que pueden servir como recomendaciones a las organizaciones para aprovechar el potencial de la Inteligencia Artificial.

· Integran sus iniciativas de IA con la estrategia de negocio digital.

· Unifican sus proyectos inteligentes con sus planes de transformación, de forma que consiguen obtener datos de los diferentes departamentos e iniciativas e integrarlos en grupos de trabajo para colaborar de forma interfuncional. 

· Asumen grandes riesgos y priorizan el crecimiento de ingresos sobre la reducción de costos. Sólo un 44% de los que detectan este último resultado esperan seguir lográndolos en los próximos cinco años, frente al 72% de los que esperan seguir aumentando ingresos tras ese éxito inicial.

· Alinean el desarrollo de IA con su utilización entre el personal, su capacidad de medir resultados y el reconocimiento del valor generado. 

· Evitan lo que en el informe se denomina la “trampa tecnológica”; esto es, ver la IA como una oportunidad tecnológica y no como una iniciativa estratégica que requiere inversiones relacionadas con la captación y retención del talento, nuevas formas de trabajar y gestión del cambio. 

Deja un comentario