¿Cómo será el empleo en la nueva normalidad?

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:

La pandemia generada por COVID-19 se extendió en México y el mundo, muchas industrias fueron impactadas, algunas de manera positiva, como el comercio electrónico que incrementó en gran porcentaje sus ventas y abrió fuentes de empleo y algunas negativamente, como el turismo que podría generar millones de desempleos. Sin embargo, ante los problemas, los seres humanos siempre innovan y evolucionan, de modo que la nueva normalidad, implicará una transformación fundamental sobre cómo trabajamos y cómo operan los negocios.


La contingencia sanitaria dejará grandes enseñanzas en las empresas, la planeación y el sentido humano y adaptativo del liderazgo serán prioridades, por lo que es de suma importancia, adelantarse a la curva de la transformación del mercado laboral y a la preparación de capital humano.
De acuerdo con Salvador De Antuñano, director de Recursos Humanos de Grupo Adecco México, hay cinco factores esenciales que perdurarán en las operaciones laborales:

Trabajo remoto

El home office llegó para quedarse, por lo que se deberá invertir en infraestructura digital y capacitar al personal en nuevas habilidades para hacerlo de manera efectiva. Este esquema de trabajo generará más beneficios que problemas, puesto que en estos tiempos se ha verificado que hay más productividad y ahorros tangibles para las empresas puesto que evitan retrasos, depreciación de mobiliario y gasto en agua, energía eléctrica y papel.

Liderazgo adaptativo

Las organizaciones necesitarán a líderes que puedan estar a cargo remotamente, entablando comunicación asertiva y efectiva para inspirar a las plantillas laborales a que la operación siga en tiempo y forma. El uso de las apps de comunicación, el internet y las videollamadas es fundamental para mantener la coordinación en los equipos laborales.

Protección y seguridad

Se requiere garantizar la protección y seguridad para el personal, sobre todo en el que es más vulnerable, adaptarse a los riesgos y necesidades de cada colaborador, dando así prioridad a seguros médicos y equipo de protección personal para disminuir riesgos laborales y mantener la operación constante y eficiente.

Desarrollo de nuevas habilidades y capacitación

Antes las nuevas modalidades de liderazgo, el desarrollo de nuevas habilidades se convierte en una oportunidad a través de capacitaciones virtuales, este nuevo esquema permitirá mantener actualizado y desarrollar profesionalmente al personal.

Reclutamiento y comunicación interna virtual

Toda empresa por más grande o pequeña que sea, tendrá que comprender que ante la incertidumbre de más contagios de COVID-19, la implementación del reclutamiento virtual, usando herramientas digitales de videollamadas, mensajes y correo electrónico, será una prioridad.

“No importa que tan fuerte sea una crisis, siempre se necesitará del empleo para salir victorioso. Por ello se debe garantizar la salud y bienestar para todos los colaboradores; también, debemos implementar acciones para consolidar la confianza de nuestros clientes, y finalmente, debemos pensar en aprovechar cualquier oportunidad para hacer negocios e
innovar. Esto es lo único que nos hará distintos”, comentó Salvador De Antuñano.

“Al final de la pandemia habrá un gran auge de las profesiones que se vinculan a la logística, medicina y farmacéuticas, tecnologías de la información, programación, generación de contenido y streaming, por lo que las fuentes de empleos irán cambiando de sector, acorde a las nuevas necesidades. El entendimiento, la adaptación a la situación actual y al muy cercano futuro harán que las empresas y colaboradores tengan éxito y perduren ante toda complejidad”, finalizó el directivo.

Deja un comentario