Cuatro medidas para combatir el fraude bancario y financiero

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Administración, Administración del riesgo, CSO, Destacado

fraude-financiero

[widget id="text-55"]

El progreso de nuevas tecnologías da apertura a un campo de acción más amplio para que se presenten fraudes. Las empresas tienen información con un generoso volumen de contenidos que deben ser procesados a través de la implementación de tecnologías que hacen parte del periodo y la detección del fraude.

Hay dos variables muy importantes: los  consumidores; su identificación, tarjetas de crédito, tarjetas de descuento, etcétera y los canales de comunicación para hacer transacciones: aplicaciones web, terminales, cajeros automáticos, puntos de venta, etcétera. Toda esta información va a ir una aplicación multicanal que se encarga de realizar todas las transacciones.

“Los bancos, cooperativas de crédito y otras instituciones financieras son los principales objetivos de los ataques de phishing y otras estafas dirigidos al robo de identidad dentro del ámbito financiero. Por lo tanto, es primordial brindarle la importancia necesaria a los certificados TLS de alta seguridad y PKI para proporcionar un cifrado y una autenticación de identidad que son vitales para las transacciones comerciales en la web. Para ello DigiCert innova y trabaja para avanzar en soluciones basadas en SSL y PKI, para asegurar a las empresas y los mercados emergentes con el  IoT, la nube y DevOps, respaldando sus necesidades con soluciones de seguridad avanzadas y basadas en PKI que escalan y ahorran costos”, afirmó Manuel Pavón, gerente de Canales para América de DigiCert.


Ahora las compañías no solo se deben preocupar por la protección de elementos internos y físicos en la organización, sino tener en cuenta la variable de la tecnología y el aumento de los puntos de ataque. Los fraudes cada vez se vuelven más técnicos, especializados, difíciles de entender y de detener.

Retos y consejos

Los empresarios del sector bancario y financiero se enfrentan a diario con retos en sus plataformas tecnológicas transaccionales de compra en línea y pagos, que están en alto riesgo de ciberataques y movimientos fraudulentos. Algunas recomendaciones para brindar un sistema de seguridad reformada son las siguientes:

1. La tecnología adaptarse a la compañía.  Las empresas hoy en día tienen que adecuarse a los clientes para así obtener un óptimo rendimiento económico. Se deben instaurar técnicas tecnológicas de prevención para la operación eficiente.

2. Conocer la compañía y su funcionamiento es primordial en este proceso. Tener en cuenta  cuáles son los modelos y procesos normales del día a día. Aspectos como el número de transacciones y conductas  que están dentro del rango normal dentro de la empresa.

3.  Conglomerar toda la información dentro de una plataforma que no sea rigurosa, que permita ser movible y trabajada con tener múltiples conectores y tener procesos  y técnicas de expansión y preparación de información. Reubicar la mayor cantidad de información donde se trabajan estos contenidos en la organización.

4. El perfil de los usuarios es vital. Esto permitirá identificar las tendencias y valores de compra, si compra más en determinados periodos de tiempo, si estos montos de compra son normales en el usuario, etcétera. Esto genera una mayor alerta y respuesta a ciertos procesos de fraude con un mayor rango de cobertura.

Deja un comentario