Data Centers adecuados y ancho de banda, principales retos para el teletrabajo en México

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:

El teletrabajo enfrenta dos grandes retos tecnológicos; el primero está relacionado con la capacidad de procesamiento en los centros de datos de las empresas y el ancho de banda requerido para conectar a todos sus colaboradores, de manera remota, a las VPNs (Virtual Private Network).

El segundo reto será la velocidad de ancho de banda doméstico, es decir, la que tiene contratada cada empleado en su casa.

De acuerdo con Erick Carmona, Technical System Engineer de Panduit, estos factores son los que permiten a los empleados tener acceso a todos los recursos de las empresas en las que laboran, desde cualquier parte del mundo, mismos que serán puestos a prueba en esta contingencia, ya que hay zonas geográficas donde no son comunes las conexiones multitudinarias simultáneas a la red.

El pasado 24 de marzo, la Secretaría de Salud federal declaró el inició de la fase 2 de la contingencia ante la pandemia del COVID-19 y exhortó a suspender actividades laborales que involucren la movilización de personas en los sectores público, privado y social.

Ante este escenario Panduit, compartió algunas recomendaciones tecnológicas para mantener un trabajo remoto eficiente.

Recomendaciones para usuarios

Mantener conexión física al módem. Para evitar interferencias que puede tener el WiFi y las variaciones de energía, principalmente para aquellas personas que viven en departamentos, es recomendable conectar sus compadoras al módem con cables DSL, Ethernet o USB, ya que en este tipo de viviendas hay varios canales que se comparten, lo que afecta la velocidad y continuidad de la señal.

Buscar paquetes de Internet con velocidad simétrica. La mayoría de las personas contratan planes con mayor velocidad de bajada que de subida, sin embargo, lo ideal es contar con un enlace de velocidad simétrica. Ya que al momento de hacer home office no sólo se requieren bajar datos de la red, si no también subir archivos, por ejemplo, al momento de enviar correos electrónicos con archivos adjuntos, o bien, realizar videoconferencias.

Verificar que la velocidad de conexión sea la adecuada. Cada uno de los dispositivos conectados a la red consumirán datos de bajada y subida, por lo que la velocidad ideal para una familia de cuatro personas, conectadas de forma simultánea, deberá ser de entre 30 y 50 MB/s y, como se mencionó, se recomienda sea una conexión simétrica.

Recomendaciones para la industria de telecomunicaciones:

Anticípate. Verifica que cuentes con todos los insumos necesarios para continuar operando. Rellena los tanques de diésel y abastece tus insumos operativos para dos meses como mínimo.

Mantén limpias todas las zonas. Muchas veces los cuartos de telecomunicaciones son los más olvidados, cuando hablamos de limpieza. Sin embargo, ante una contingencia sanitaria, es importante reforzar este punto en todos los rincones, para ello las empresas que cuenten con estas instalaciones deben apoyarse en las compañías especializadas en limpiezas profundas para IT.

Haz pruebas virtuales de estrés de la VPN. Durante los horarios en que los empleados no estén conectados a la red, se recomienda hacer pruebas virtuales de estrés (a su máxima capacidad), para simular conexiones simultáneas, a fin de comprobar la capacidad, alcance y limitación de la red.

Asegura el monitoreo remoto. En caso de ser necesario que el personal de IT deba resguardarse en sus hogares, es importante que la empresa cuente con la capacidad de monitorear la infraestructura y las telecomunicaciones de manera remota. Actualmente existen soluciones de software de monitoreo remoto, como SmartZone de Panduit, que permiten revisar desde la distancia, las condiciones ambientales del centro de datos, verificar que no existan fugas de fluidos o gases, monitorear las conexiones físicas, conocer la ubicación de los equipos en el rack e incluso saber quiénes acceden y así evitar que personas no autorizadas ingresen a la zona.

De acuerdo con Carmona, los proveedores de servicios de Internet también pondrán a prueba su infraestructura, ya que hay zonas geográficas donde no es común que todas las personas estén conectadas todo el tiempo a la red.

“México es uno de los países mejor preparados en tema de infraestructura para la implementación de teletrabajo masivo. Las zonas metropolitanas del país ya cuentan con enlaces de fibra óptica que permiten alcanzar velocidades y anchos de banda capaces de soportar el trabajo remoto simultáneo, como enlaces de fibra óptica que permiten pasar de 10 hasta 100 GB/s, a fin de ofrecer mayor velocidad a más usuarios”, aseguró el especialista.

Deja un comentario