¿De qué forma el IoT impulsa la transformación digital?: tres casos prácticos

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:

Shadow-IoT

Para un número cada vez mayor de empresas, el Internet de las Cosas (IoT) ha superado la fase experimental para afianzarse en los procesos empresariales vitales, proporcionando una ventaja competitiva en una variedad de sectores.

Un ejemplo es Sanmina Global Services (SGS), una empresa productora de equipo de fabricación integrado para logística (con instalaciones en México y otros países), que ha aprovechado los sensores conectados y la nube para mejorar el rendimiento de sus fábricas y, al mismo tiempo, abordar los problemas de seguridad de los datos del IoT.

O la compañía Michelin, que ha utilizado esta tecnología para obtener una mayor visibilidad en su cadena de suministro, rastreando los contenedores de transporte marítimo en tiempo real y mejorando la satisfacción del cliente en el proceso.

Y también está Hudl, que proporciona herramientas de vídeo que permiten a entrenadores y atletas revisar más eficazmente el rendimiento de los juegos, ya que, gracias al IoT, ha podido automatizar el procesamiento de video.

Ejemplos como estos muestran cómo el IoT puede abordar necesidades y desafíos específicos que enfrentan las empresas, y ofrecer beneficios a sus clientes. He aquí cómo estas tres organizaciones están poniendo a trabajar el IoT para facilitar las transformaciones digitales.

Sanmina: cómo impulsar el rendimiento de las fábricas y la calidad de los productos

La empresa proveedora de equipos de fabricación integrada Sanmina comenzó su viaje del IoT en 2016. Su propósito era aumentar la eficacia global del equipo (OEE) de su área de producción en la fábrica de Fermoy, Irlanda. La OEE es una métrica estándar de la industria que mide cómo de bien se utiliza una instalación de fabricación en comparación con su pleno potencial durante los períodos en los que está programada para funcionar.

Por otro lado, el objetivo de la compañía también era conseguir que sus líneas de fabricación estuvieran “totalmente apagadas”, produciendo una unidad cada segundo, explica Rajeev Gollarahalli, director de negocios de 42Q, una división de la compañía.

El sistema de IoT de Sanmina involucra múltiples tecnologías que trabajan en tándem. Su sistema de ejecución de fabricación de nubes (MES) de 42Q, que funciona en la nube de Amazon Web Services (AWS), es la columna vertebral, explica Gollarahalli.

También se incluyen sensores para monitorizar y ajustar el ambiente para mantener controles extremadamente estrictos de la temperatura y de la humedad ambiental, así como plataformas de Inteligencia Artificial (AI) basadas en la nube de AWS y Google.

La compañía también depende de sistemas computarizados de gestión de mantenimiento que utilizan los datos recogidos de los dispositivos de IoT montados en los activos para programar el mantenimiento y la calibración de las máquinas.

Como resultado de sus despliegues de IoT, la fábrica de Irlanda aumentó la OEE de los equipos de producción y las líneas de fabricación. Con ello logró un reabastecimiento continuo de materias primas en su taller, eliminando así los retrasos en el suministro de material, reconoce Gollarahalli.

Hasta la fecha, Sanmina ha conectado 25,000 piezas de equipos de fabricación en diferentes lugares del mundo, lo que permite que el software recoja datos directamente de las máquinas, controle la producción y solicite proactivamente la intervención de la ingeniería cuando sea necesario.

Uno de los mayores desafíos de la IoT es la seguridad, como reconoce Gollarahalli. “Si bien la cuestión de la seguridad de los datos que se recogen es un desafío obvio, los dispositivos de IO pueden convertirse en la puerta de entrada a las redes corporativas”, dice. “Esto es en cierto modo una preocupación mayor y necesita configuraciones de red sofisticadas así como tecnologías de autenticación para disuadir a los hackers de acceder”.

transformacion-digital-idc

Michelin: cómo ganar visibilidad de la cadena de suministro

El departamento de la cadena de suministro de Michelin, en asociación con el proveedor de servicios de IO Sigfox y la empresa consultora Argon Consulting, lanzó un sistema de IoT para rastrear los contenedores de transporte marítimo en tiempo real.

“La satisfacción del cliente es esencial para nosotros, y queríamos poder ofrecer a nuestros clientes información precisa y en tiempo real sobre el paradero de sus envíos en un momento dado”, explica Pascal Zammit, vicepresidente senior de Business Venture Connected Mobility de Michelin.

Pero conseguir este tipo de visibilidad en la cadena de suministro global era extremadamente difícil, reconoce Zammit. “Un envío internacional puede estar sujeto a más de 200 interacciones, y algo así como si un contenedor pierde su ranura de carga en un barco y tiene que esperar a que haya espacio en el siguiente barco disponible puede provocar un retraso de una semana en la llegada de los productos a su destino final”, agrega.

Además, la mayoría de los bienes en tránsito cuentan con el apoyo financiero de Michelin, por lo que las entregas a tiempo son vitales para asegurar un flujo de caja saludable para el negocio, admite también Zammit.

“Antes de la iniciativa de IoT, comenzamos a utilizar la información proveniente de las plataformas digitales. Mejoramos nuestra cadena de suministro poniendo en marcha enfoques clásicos de tipo Sigma. Pero la calidad de los datos no era lo suficientemente fuerte como para alcanzar los niveles de satisfacción del cliente y el inventario que nos propusimos, especialmente en caso de peligros excepcionales, como el hielo y las tormentas”, comenta el vicepresidente senior de Business Venture Connected Mobility de Michelin .

Fue por eso que el departamento recurrió al IoT. “Queríamos encontrar una solución asequible y sostenible para hacer un seguimiento coherente de los contenedores y ofrecer a los clientes la mejor experiencia y la información más precisa posible”, explica Zammit.

El grupo trabajó con Argon para investigar los rastreadores y la tecnología de IoT existentes y para encontrar formas de desarrollar y optimizar las herramientas para sus casos de uso específicos. La calidad y la precisión de la localización fueron factores clave, reconoce de nuevo el ejecutivo.

Michelin envía más de 150,000 contenedores al año, por lo que cuando comenzó a considerar las ofertas de IO, la empresa tenía dos requisitos principales. Por un lado, los sistemas de rastreo tenían que ser asequibles y sostenibles, utilizando poca energía.

Si bien no faltan productos de rastreo en el mercado, muchos tienen un alto precio por dispositivo y exigen mucha energía, admite Zammit. Otros desafíos con los productos de rastreo existentes incluían una corta duración de la batería y la dificultad de transmitir desde el interior de un contenedor.

Sigfox, un proveedor internacional de redes de baja potencia, suministró a Michelin rastreadores asequibles, así como conectividad en cada uno de los países en los que la empresa opera. La red inalámbrica dedicada de la empresa, de bajo ancho de banda, está diseñada específicamente para conectar dispositivos de IoT sencillos, caracterizados por su baja potencia y bajo costo a la Internet.

El departamento trabajó con las dos compañías para diseñar y desarrollar el sistema de IoT, incluyendo el algoritmo que permitiría a los rastreadores detectar el movimiento físico. Como resultado, el sistema fue capaz de informar de acciones específicas como la carga o descarga de envíos, así como de vigilar las condiciones de los contenedores, como la temperatura y la humedad.

La conexión de los dispositivos de IO a la red permite la transmisión de pequeñas cantidades de datos a grandes distancias. Con ello, Michelin obtuvo las percepciones habilitadas para IoT que necesita a un costo significativamente menor que las redes tradicionales.

Con el sistema de IoT, el departamento puede ver el estado de los envíos y recibir notificaciones de eventos específicos. El ahorro de tiempo y costos ha sido “considerable”, reconoce Zammit, y Michelin ha visto un impacto positivo en la satisfacción del cliente. El sistema de seguimiento ha permitido reducir en un 10% el inventario en el mar y aumentar en un 40% la precisión del tiempo estimado de llegada.

El sistema también es escalable y reutilizable, y la mayoría de los dispositivos duran hasta cuatro años. “Esto es importante para los expedidores internacionales, ya que no siempre se puede acceder fácilmente a los contenedores y los dispositivos no siempre se pueden cambiar fácilmente”, afima Zammit.

ocho-figuras-transformacion-digital

Hudl: automatización del procesamiento de videos deportivos

Hudl es una empresa que proporciona herramientas para que entrenadores y atletas revisen las imágenes del juego para, después, mejorar el juego en equipo. Uno de los productos de la compañía, una cámara inteligente llamada Hudl Focus, utiliza un sistema de IoT habilitado por la nube de servicios web de Amazon (AWS) para automatizar la grabación y la subida de los juegos a la plataforma de Hudl.

“Uno de los puntos más dolorosos que escuchamos de los entrenadores es encontrar a alguien que grabe el juego y luego hacer que el video sea subido a Hudl”, comenta Joel Hensley, director de ingeniería de Hudl.

En enero de 2018, la compañía comenzó el desarrollo de Hudl Focus para integrar una cámara inteligente y conectada a las escuelas secundarias de todo el país, aprovechando los avances de Nvidia Jetson —una serie de tarjetas de computación integradas de Nvidia—- junto con el servicio de IoT de Amazon.

Luego lanzó una versión beta limitada a los equipos de baloncesto de las escuelas secundarias, seguida de una versión más amplia en 2019.

La cámara tiene múltiples lentes para capturar un campo de visión de 180 grados y genera un zoom que sigue la jugada para los equipos de baloncesto y voleibol. Así, los entrenadores pueden usar la aplicación móvil Hudl Focus para controlar la cámara de manera remota. La comunicación de ida y vuelta entre la cámara se realiza a través del servicio de IoT de Amazon.

La aplicación móvil se comunica con la interfaz de programación de aplicaciones (API) de Hudl y los sistemas back-end de Hudl se integran con el servicio de IoT de AWS a través de un kit de desarrollo de software de Amazon. La cámara utiliza entonces un servicio Python que funciona dentro de Ubuntu para conectarse a la IoT de Amazon.

“Además de iniciar y detener la cámara a través de IoT, utilizamos está tecnología para desplegar actualizaciones de software en las cámaras, así como para almacenar configuraciones de dispositivos y ajustes del sistema”, reconoce Hensley.

Amazon IoT “elimina gran parte del trabajo pesado que se requiere para comunicarse con un dispositivo físico que puede o no estar en línea en un momento dado”, comenta Hensley. “Esto nos permite pasar más tiempo desarrollando características de valor añadido para nuestros entrenadores y no construyendo los elementos fundamentales”.

Los entrenadores se benefician de la resistencia que proporciona la IoT, de modo que incluso si la cámara está desconectada, un entrenador puede programar un partido y tan pronto como la cámara vuelva a estar en línea procesará el mensaje y se asegurará de que el partido se grabe.

Una de las características más novedosas que ofrece la IoT de AWS que utiliza Hudl es el túnel seguro, que le permite utilizar el shell seguro —un protocolo de red criptográfico— para acceder a un dispositivo en un entorno remoto si necesita realizar alguna reparación o mantenimiento.

Deja un comentario