Desmitificamos diez puntos en la gestión de proyectos que debe evitar

Autor: Gerardo Esquivel Campos
Categorías relacionadas:
Aplicaciones, Cómo hacerlo, Centros de datos, Destacado, Estrategia CIO, Infraestructura, Mejores prácticas, Movilidad, Seguridad, Tendencias

Human resources and self-development. Modern business - vector illustration

[widget id="text-55"]

Toda industria, profesión y compañía desarrolla y opera con reglas y pautas. Junto a estos, emergen mitos, y la gestión de proyectos no es diferente. Aquí están los 10 mitos de gestión de proyectos más comunes. Estos proyectos se planifican, ejecutan y completan según las mejores prácticas en lugar de conceptos erróneos.

  1. Todo dentro de un proyecto es reparable

Los profesionales de gestión de proyectos son líderes en la ejecución de éxito de proyectos, la reducción de riesgos, la colaboración con las partes interesadas, la resolución de conflictos y una serie de otras cosas, pero no son magos. Los gerentes de proyecto no pueden arreglar todo, especialmente cuando los problemas no se han solucionado por mucho tiempo. Es importante que los gerentes de proyecto, partes interesadas y patrocinadores reconozcan y acuerden una tarea o iniciativa.

  1. Los clientes siempre saben lo que quieren

Por lo general, se supone que saben lo que están buscando. La mayoría de las veces, sin embargo, solo entienden lo que esperan lograr, ¿cómo son realmente diferentes el uno del otro? Aquí es donde los gerentes de proyecto y sus equipos pueden ayudar a los objetivos de las partes interesadas. Sin hacer un acercamiento a las necesidades reales de las partes interesadas, un proyecto puede perder la marca con muy poco esfuerzo.

  1. Una plantilla de proyecto anterior es una receta para el éxito futuro

La aplicación del mismo enfoque, técnicas, herramientas, estilo de colaboración o metodología a un proyecto similar no es garantía de éxito. Existen muchos otros factores internos o externos que podrían afectar el resultado de un proyecto, como el tiempo, el proceso, las diferencias humanas, tecnológicas, culturales u otras. Lo que puede parecer un ligero cambio en una brecha significativa en el camino. Cada proyecto debe ser planificado y ejecutado por separado; sí, se pueden aplicar algunos aspectos de proyectos anteriores, pero con la debida diligencia y solo cuando sea apropiado.

  1. Todos los gerentes de proyecto pueden ejecutar cualquier proyecto con éxito

Aunque un gran porcentaje de profesionales de gestión de proyectos (PMP), no son todos iguales. No importa cuán similar dos profesionales de gestión de proyectos pueden aparecer en papel. Sus experiencias, visión, estilos de liderazgo y colaboración, enfoques, exposición del proyecto o de la industria y las lecciones aprendidas darán forma a lo que ofrecen.

  1. Los nuevos gerentes de proyecto no son tan efectivos como los veteranos

Cada gerente de proyecto debe basarse en su educación y capacitación, experiencia y enfoque de gestión de proyectos. Pero la experiencia no es garantía de éxito, y la falta de experiencia no es garantía de fracaso. Algunos proyectos requieren la experiencia de un gerente de proyecto veterano y otros proyectos requieren un conjunto de nuevos ojos que puedan ver el proyecto desde un nuevo punto. Puede ser difícil para los gerentes de proyectos experimentados, partes interesadas o patrocinadores aceptar que un enfoque más nuevo de un proyecto puede conducir a un mayor éxito.

  1. Los gerentes de proyecto pueden resolver cualquier conflicto

Muchos gerentes de proyectos se destacan en la resolución de conflictos, pero no pueden resolver todos los conflictos. Los gerentes de proyecto a menudo tienen que acercarse a los patrocinadores para ayudarlos a resolver los conflictos que involucran a los miembros del equipo, a las partes interesadas y al administrador del proyecto. En estos casos, se requerirá ayuda externa o mediación. La resolución de conflictos requiere la voluntad de ir por todos lados, los gerentes de proyectos simplemente no pueden hacer milagros.

  1. El alcance cambia un proyecto se dirige hacia el desorden

Los cambios de alcance son una situación común para los proyectos. De hecho, dependiendo de la industria, la naturaleza del proyecto, la complejidad del proyecto u otros factores, se pueden esperar cambios en el alcance o eventos necesarios. Las preocupaciones sobre el alcance de los cambios en el futuro y la dirección futura de un proyecto siguen siendo inciertas después del cambio.

  1. El gerente de proyecto es el mejor experto en un equipo

Esta es una idea errónea común, a veces por parte de los interesados, patrocinadores, equipos, proveedores o gerentes de proyecto. El papel de un jefe de proyecto es facilitar, orientar y guiar a lo largo del ciclo de vida de un proyecto, y aprovechar el conocimiento de los expertos en la materia procedentes de otras áreas de la empresa para ayudar a ejecutar un proyecto.

  1. Si un proyecto está dentro del presupuesto y a tiempo, tendrá éxito

Lo creas o no muchos proyectos se han ejecutado en el marco del presupuesto. Si bien el presupuesto, la entrega oportuna y la calidad son las piedras angulares de la gestión de proyectos, existen muchas otras consideraciones. Productos finales, la manera en que el proyecto fue ejecutado, la satisfacción de las partes interesadas, la sinergia del equipo, y muchos otros factores juegan un papel en el éxito o el fracaso de un proyecto. En última instancia, las partes interesadas determinan si un proyecto fue un éxito.

  1. Los proyectos se realizan al firmarse

Para cuando los interesados ​​hayan aceptado y entregado el proyecto, la verdad es que el proyecto no está realmente completo. Los miembros del equipo pueden tener la tentación de pensar en las lecciones aprendidas en un ejercicio repetitivo y una pérdida de tiempo, especialmente cuando solo quieren continuar con el proyecto. Todos los miembros del equipo deben estar presentes durante esta parte del proyecto para reducir los errores y crear valor para las partes interesadas futuras.

Deja un comentario