Diez resoluciones para el CIO en 2020, según Gartner

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:

¿Qué propósitos deberían tener los CIO para el año que inicia? La firma de análisis Gartner desarrolló diez resoluciones, que asocia a tres aspectos: eliminar conductas y prácticas no productivas, potenciar el perfil propio y del departamento y ampliar sus capacidades, además de una común, que se mantiene de un año a otro.

Según Gartner, la idea, como en años anteriores, no es cumplir con todo, sino elegir tres o cuatro puntos en los cuales centrarse y sacar adelante.

Así, dentro de lo que se entienden como “objetivos de limpieza”, la consultora plantea tres resoluciones. Por un lado estaría soltar lastre, tanto físico como operativo: desde deshacerse de material ya no necesario a revisar los procesos para quitar aquellas partes que no sean importantes.

Por otro, apela a hacer propósito de purificación. Con esto se refiere a aclarar la misión de la organización, asegurarse de que está adaptada a la era digital y, como colofón, se plantee entrar en temas sociales, enfocándose en un problema que pueda asociarse a la compañía. 

En la tercera resolución, Gartner pone el foco en las reuniones, de las que considera que, pese a que pueden partir de un punto interesante, frecuentemente terminan por ser improductivas. Para modificar esto, la firma llama a utilizar pequeños trucos con los que asegurarse la atención y la participación, como elegir a la persona que hará el informe del encuentro al final del mismo, para garantizar que todas se involucrarán. 

Para potenciar el propio perfil, un primer paso es dejar de disculparse por cosas que no dependen del trabajo propio: desde por la pasión por la TI a las fallas en proyectos de transformación que no son responsabilidad del CIO.

Otro posible objetivo sería pensar en analógico, una posibilidad con la que se puede fomentar el pensamiento creativo y llegar a todas las áreas, además de evitar los problemas de la tecnología en la toma de decisiones sobre la propia infraestructura. 

Además, la firma llama a repensar la idea de transformación digital para ampliar su alcance y sumar técnicas e iniciativas, una medida que puede englobarse también en los objetivos de expansión de las capacidades.

Aquí, se aboga por buscar nuevas vías para crear una cartera de talento propia, como apoyar a instituciones educativas.

También se pone el foco en el creciente papel en innovación de China, con lo que puede ser interesante familiarizarse con su cultura e historia. Otra posibilidad es desarrollar la mentoría, asesorando a estudiantes o al personal recién llegado, con lo que se conseguirán nuevas habilidades y perspectiva. 

Por último, un objetivo transversal y que debe mantenerse es la experimentación con nuevas tecnologías. La persona al mando de la TI debe mantener una actitud activa, en la que se interese personalmente por conocer y probar tendencias emergentes, de tal modo que entienda cómo se pueden aplicar. 

Deja un comentario