Disparidad digital, aún persistente en México

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Cloud Computing, Destacado, Lo más reciente, Lo más reciente, Resultados financieros, Telecomunicaciones

[widget id="text-55"]

Bastante se ha discutido sobre la Brecha digital en el país, sobre todo de aquella existente por nivel de ingreso o de urbanización. Para profundizar en el análisis sobre la disparidad digital, aún persistente en el país, es necesario considerar la penetración de computadoras y servicios de internet por entidad federativa.

Si bien el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 y la reciente Reforma Constitucional en Telecomunicaciones denotan un avance importante a favor de incrementar la inclusión digital en el país, la meta por alcanzar consistente en que 70% de los hogares del país cuenten con servicios de Internet de Banda Ancha al final del sexenio, se encuentra aún lejana.

Al respecto, existen 9.5 millones de hogares que cuentan con conexión a Internet, equivalente a 30.7% del total en México para 2013, de acuerdo con las últimas cifras del Módulo sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (MODUTIH). Lo cual revela un amplio rezago digital en el país y la necesidad de más que duplicar la cifra de conectividad en hogares en los próximos años.

Por ello, explorar desde distintas perspectivas los factores que promueven una mayor inclusión digital resulta útil como herramienta para planear estrategias efectivas que fomenten el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) en el largo plazo. En este sentido, en las líneas a continuación se desarrolla un análisis con respecto al acceso a equipo de cómputo y conexión de Internet en hogares mexicanos por entidad federativa.

Cabe señalar que entre las principales barreras que se anteponen a los usuarios para la adopción de servicios de Internet, se encuentra en primer plano el acceso a dispositivos necesarios para conectarse a la red, mismo que puede ser representado con el número de hogares que poseen una computadora.

Con base en datos del MODUTIH 2013, se identifica que el desarrollo digital del país por entidades es heterogéneo. De esta forma, podemos clasificar a las entidades federativas en tres perfiles distintos de acuerdo con el porcentaje de hogares que tienen acceso a equipo de cómputo y la desviación respecto a la media nacional. En este sentido destaca la existencia de una brecha de más de 30% entre los estados mejor y peor posicionados.

Por ejemplo, el Distrito Federal, Baja California Sur y Baja California cuentan con una penetración mayor al 50% en dispositivos de acceso a Internet, mientras que los hogares de Chiapas y Oaxaca que cuentan con una computadora representan menos del 20% del total en su respectivo estado. Además, 15 de los 32 estados de la República se encuentran por debajo del promedio nacional, equivalente a una penetración de 35.8% de los hogares.

Porcentaje de Hogares con Computadora

Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit con información del Módulo sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares, INEGI 2013.

Entre los motivos por los que los hogares mexicanos no cuentan con equipo de cómputo, destaca en primer lugar la falta de recursos económicos, seguido de que los hogares consideran no necesitarlo. Además, 18% de los hogares que no posee computadora no cuenta con las habilidades digitales necesarias o desconoce su utilidad.

Esto indica que a pesar de que la principal barrera para la adopción tecnológica en el país pudiera ser económica, también existe una oportunidad de mejoría en términos de capacitación o alfabetización digital con respecto al uso y beneficios que estas herramientas pueden generar en hogares, comunidades, empresas y la economía en su conjunto.

Razones por las que no cuenta con Computadora

Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit con información del Módulo sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares, INEGI 2013.

Si bien el acceso a equipos de cómputo resulta, desde hace ya varios años, una necesidad básica para mantener un estatus competitivo en el mercado laboral, el acceso a Internet ha adquirido la misma o una mayor relevancia (a partir de 2012, año en que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo reconoció como un derecho humano básico). Lo anterior debido a que el acceso a conexión de Internet proporciona beneficios sociales económicos que se traducen en mayor productividad, agilización de procesos gubernamentales, acceso al mercado de trabajo u optimización de procesos empresariales y mayor participación ciudadana.

Analizando la penetración de servicios de internet en hogares mexicanos también existe una gran disparidad entre entidades federativas, donde el porcentaje de hogares conectados oscila entre 11.8% y 50.7% del total. Mientras estados como el Distrito Federal, Baja California Sur, Sonora y Nuevo León cuentan con una penetración mayor al 45%, existen algunas entidades altamente rezagadas y con un acceso menor al 20%, entre las cuales nuevamente se encuentran Chiapas y Oaxaca con los niveles de penetración más bajos, seguidos por Guerrero, Tlaxcala, Hidalgo y Michoacán.

Porcentaje de Hogares con Conexión a Internet

 

Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit con información del Módulo sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares, INEGI 2013.

Por otro lado, la mayor proporción de los hogares (58%) que cuentan con conexión a Internet, utilizan una línea telefónica dedicada para la recepción del servicio o se encuentran suscritos a un operador de cable. Sin embargo, es importante destacar que la mayor parte de estos usuarios pertenece a la fracción de la población que cuenta con mayor nivel de ingreso, donde prácticamente la totalidad de los hogares cuenta con una conexión a internet. En contraste, entre el 10% de los hogares más pobres del país únicamente 2 de cada 100 hogares cuenta con una suscripción de internet.

Asimismo, el crecimiento de la Banda Ancha Fija se ha visto estancado durante los últimos años, pasando de un crecimiento de 41% en el número de suscripciones en 2009 a cifras menores a 8% en 2013. Esta disminución en las tasas de crecimiento a causa de la insuficiente disminución de precios del servicio por parte de los operadores, así como la falta de cobertura son  algunos de los factores, por el lado de la oferta, que explican por qué no se cuenta con conexión a Internet en los hogares de acuerdo con la MODUTIH. Es decir, aún no se ha logrado generar las condiciones adecuadas para promover que los hogares de niveles socioeconómicos más bajos puedan suscribirse a servicios de Internet.

Encuentre el informe completo en The CIU

-Ariadne Rivera y Daniel Kapellmann, The Competitive Intelligence Unit

 

 

 

 

 

Deja un comentario