El papel de la infraestructura en la transformación digital

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Administración, Administración, Administración de proyectos, Cómo hacerlo, Centros de datos, Estrategia CIO, Innovación, Lo más reciente, Lo más reciente, Principal, Proyectos de TI, Tendencias, Tendencias, Transformación digital, Transformación digital, Transformación digital

infraestructura-transformacion-digital

La transformación digital es un proceso en constante evolución mediante el cual las empresas implementan o adaptan cambios disruptivos que ayudan a mejorar el rendimiento del negocio, la satisfacción del cliente, la competencia e, incluso a rangos más elevados, la economía del país, a través de la capacidad de aplicar la innovación en sus procesos, productos y servicios.

Las empresas mexicanas que quieran seguir este camino de la innovación deben adoptar una serie de tendencias que les ayuden a obtenerlo. Según Gartner, aquellas empresas que se queden rezagadas en su proceso de transformación digital perderán su posicionamiento competitivo, y estima que éstas constituirán un 25% para el 2017.

En un estudio reciente, la consultora afirmó que para antes de que concluya el año 2020 habrá más de 25 mil millones de dispositivos conectados, considerando no sólo las PC, servidores y dispositivos móviles, sino también las miles de “cosas” ligadas a través de sensores que mejorarán la experiencia del usuario y las operaciones internas.

Toda esta ola de información, servicios y procesos que se encuentran detrás de tendencias como Big Data, Internet de las Cosas, movilidad y cloud crearán un gran impacto en las redes corporativas y el centro de datos, encargado de asegurar la continuidad del negocio con operaciones más ágiles, “a prueba de futuro”, junto con sistemas que permitan lograr una mayor productividad, eficiencia, menos espacios, así como ahorro de costos y optimización de recursos, haciendo que la infraestructura para soportar toda esta carga sea clave para el éxito de una transformación digital.

El papel del CIO y del área TI es asegurar el correcto funcionamiento de la infraestructura, desde los aspectos básicos como la construcción de un centro de datos hasta los más detallados como la seguridad física y digital, para así poder garantizar la operación, información y la prestación de los servicios.

México, aún en problemas  para enfrentar  la transformación digital

Pero, ¿cómo se encuentra el país en estos procesos? En un análisis que realizó IDC en 2015 –en el cual esta firma entrevistó a CIO de América Latina, principalmente México y Brasil–, se les preguntó en qué nivel de madurez creían que se encontraban sus organizaciones en materia de transformación digital. El 73.5% afirmó estar en etapas tempranas, es decir, que apenas estaban iniciando los primeros pasos en una incursión de estrategias digitales.

Estas organizaciones, catalogadas por IDC como transformers y disrupters, se encuentran corriendo una estrategia de transformación digital, ya sea en la empresa completa o áreas estratégicas. “Es en este sector donde esperamos que uno de cada tres CEO de las 3 mil empresas en América Latina ya tengan el tema de transformación digital en su agenda. Vemos un gran potencial para este sector, especialmente en México”, comentó Jerónimo Piña, Gerente de Investigación de IDC LA.

Del restante, un 7.0% de las organizaciones están catalogadas como resisters, es decir, que se niegan a hacer un cambio en su modelo tecnológico de negocio; 6.66% son explorers que, como su nombre lo indica, les gusta experimentar o tienen casos aislados, pero empiezan a investigar qué tecnología adoptar en este ramo para beneficiar el negocio; le siguen con 9.5% las digital players, es decir, aquellas organizaciones que ya tienen más estandarizado el tema, y cuentan con definición de áreas donde podrían obtener ventaja de la transformación digital.

Por otra parte, en un estudio similar llevado a cabo por Bizagi, The Agility Trap, donde en la muestra correspondiente a nuestro país incluyó la entrevista a CIO, un 27% de las empresas mexicanas afirmaron estar emprendiendo proyectos de transformación digital, sin embargo, de este total un 90% reconoció enfrentarse a serios y variados problemas durante este proceso.

Entre los principales obstáculos se encuentran aquellos relacionados con la cultura corporativa, la complejidad organizacional y la falta de procesos que permiten a empleados participar, colaborar e innovar, en lo que el estudio denomina “La Trampa de la Agilidad”, es decir, limitar la transformación digital en la complejidad comercial, organizacional o tecnológica.

Un 78% de las empresas en México afirmaron que sus esfuerzos para innovar se ven frustrados por la “complejidad interna”. Según expertos de la firma, el secreto para superar estas dificultades se encuentra en equilibrar ideas, colaboración y tecnología.

El papel de robustecer  la infraestructura

Hasta hoy se ha construido todo un sistema en el cual se resalta el papel de la innovación y la estrategia al integrar un proceso de digitalización en las empresas. Los beneficios son evidentes y el cambio debe hacerse, sin embargo, ¿qué papel ocupa la infraestructura de su centro de datos dentro de esta evolución empresarial?

Desde la elección del cableado correcto, el sistema de enfriamiento adecuado —que si resulta ser green le agrega valor a la estrategia—, almacenamiento moderno, flexible y escalable, racks que le ayuden a ahorrar espacio, o tecnologías de apoyo como la virtualización, por citar algunos ejemplos, todo cuenta cuando se está abordando una estrategia de transformación digital.

Según General Electric, los centros de datos alrededor del mundo sufren unas 13 interrupciones de servicio al año en promedio, lo que equivale a un costo de más de 10 millones de dólares en cuestiones de productividad y ganancias en cada compañía; esto sin tomar en cuenta la insatisfacción del cliente, que puede afectar su reputación y beneficiar a la competencia.

Es bien sabido que los data centers consumen una alta cantidad de energía, por lo que mantener el suministro, aunado con un correcto enfriamiento puede ser crucial. El sobrecalentamiento de los centros de datos puede acarrear más que una merma en la disponibilidad y continuidad de negocio: se pueden perder datos importantes, incrementando gastos operativos.

Si no hay un buen enfriamiento en el centro de datos, puede acarrear problemas de suspensión total, pues, cuanto más calor se produce –sin que éste sea controlado por su sistema de enfriamiento– ocasiona una notable disminución del desempeño del resto de los equipos TI.

De ahí la relevancia que cobra la correcta distribución y manejo del flujo del aire y sistemas de enfriamiento dentro del centro de datos, de modo que cada gabinete y equipo se encuentre cubierto, y exista un correcto sistema de monitoreo para prevenir sobrecalentamiento. Este es sólo un ejemplo del importante papel que juega una correcta planeación de la infraestructura: es crucial en los procesos del negocio.

Por otra parte, IDC destacó la importancia de transformar lo que ellos llaman “sistemas de segunda plataforma”, por aquellos de la “tercera plataforma”, es decir, apoyarse de servicios como cloud, movilidad, Big Data y social business. “El reto está en cómo poder moverse de una tecnología que puede estar inhibiendo la Transformación Digital a una tecnología que puede ayudar a acelerar este cambio”, comentó Jerónimo Piña.

Además, según el analista, el papel que ocupa el centro de datos dentro de esta estrategia de transformación es de vital importancia, ya que aunque una empresa piense en adoptar una arquitectura cloud, así sea en modelo híbrido, siempre tendrá algún tipo de proceso, hardware o aplicaciones on premise que necesitarán tener capacidades superiores.

Tecnologías como el Software Defined Storage, o toda la gama de tecnologías As a Service también podrán ser de apoyo para robustecer la infraestructura para la Transformación Digital (DX). “Todo lo que ayude a hacer más ágil la operación y administración de la arquitectura deberá ser adoptado. El centro de datos es algo que vemos que las empresas están empezando a revisar con mayor importancia, no debe considerarse menor en un proceso de transformación digital”, agregó Jerónimo Piña.

Si bien la consultora refirma que no se trata de un proceso de modernización sencillo, sí es un paso necesario. Aunque por el momento algunas compañías no puedan realizar cambios radicales, se debe empezar a escalas que soporte su presupuesto. “Tanto el usuario como los proveedores tienen un interés particular por modernizar el data center para recibir estos procesos innovadores, considerando tecnologías nuevas que están dentro del proceso de transformación digital”, aseveró.

Estrategia Digital Nacional, también para el Data Center

A fin de generar resultados positivos para los negocios, el gobierno y, por supuesto, los usuarios finales, se creó la Estrategia Digital Nacional 2013-2018. Este planteamiento exige infraestructuras federales con niveles de confiabilidad y seguridad óptimos.

Bajo este contexto, en el 2014 se estableció la norma mexicana NMX489 para centros de datos de alto desempeño (NMX-J-C-I-489-ANCE-ONNCE-NYCE-2014), que especifica los parámetros de diseño, construcción y operación de los data centers, considerando aspectos de seguridad, disponibilidad y eficiencia energética. Esta regulación totalmente local es similar a la que se aplica en otros países, y fue creada para colocar al país en un nivel más alto de competitividad, principalmente en América Latina.

Sin embargo, a pesar de que han pasado dos años desde su creación, las empresas mexicanas todavía no están convencidas de la importancia para su adopción. Algunos organismos locales han optado por normas similares de índole internacional, sin embargo, la NMX489 se rige bajo requerimientos y exigencias del país, siendo la primera desarrollada por especialistas mexicanos en conformidad con la Ley Federal de Metrología y Normalización.

Si bien la NMX489 no es de carácter obligatorio, sí ofrece una serie de beneficios, sobre todo en lo que respecta a mejorar la reputación. “Aunque no es obligatoria, se convierte en una buena práctica, en una necesidad para las organizaciones que, de otra manera, estarían perdiendo dinero y puntos en competitividad. Adoptar una norma voluntaria es necesario porque la misma industria las va convirtiendo en una especie de estándar”, comentó Jesús Lucatero, director general adjunto de Operación en la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía.

Por su parte, Roberto Sánchez, vicepresidente de Normalización y Estándares del Instituto Mexicano del Edificio Inteligente y Sustentable (IMEI), y uno de los creadores de esta norma, explicó que: “Nuestro documento incluye apectos sobre arquitectura, ingeniería, enfriamiento, salvaguarda, seguridad, transporte y tecnologías de la información, entre otros. Es una norma que los CIOs pueden utilizar para centros de datos de alta calidad y alto desempeño”, aseveró Roberto Sánchez.

Cinco pilares donde debe darse  la transformación digital

Finalmente, Jerónimo Piña dijo que IDC resalta cinco pilares donde la Transformación Digital puede impactar en forma significativa dentro de una empresa:

  1. Transformación del liderazgo. Entender las disciplinas y los recursos actuales con visión de evolucionar el modo en que se maneja la empresa. Una parte de este cambio tiene que ver con la incorporación de la fuerza de trabajo de los millennials, la cual impulsa la innovación tecnológica y la digitalización.
  2. Transformación de la experiencia con el usuario, mediante la creación de nuevos canales para distribuir el producto o servicio, a fin de ofrecer una mejor experiencia y beneficios para los clientes.
  3. Transformación de la Información. Aprovechar los millones de datos que se generan en la empresa a favor del negocio. No sólo se trata de recolectarlos y almacenarlos, sino de extraerles valor: obtener comportamientos de compra, generar nuevos productos o servicios, de manera que hagan a la empresa más competitiva.
  4. Transformación Operativa. Dependiendo de la industria, es posible obtener una variedad de opciones para mejorar los procesos de negocio.
  5. Transformación de la fuerza de trabajo. Uno de los problemas que enfrentan las organizaciones se enfoca en la obtención y retención de talento. Por ello, es importante crear un ecosistema entre diferentes empresas donde se pueda identificar talento para atraerlo a la empresa y capacitarlo para que contribuya a generar innovación.

La transformación digital pasó de ser una tendencia a una realidad, la empresa que no la adopte se encuentra en riesgo de que su competencia los deje atrás, pierda clientes o incluso llevarla a su desaparición.

Para conocer más acerca de cómo preparar su infraestructura de centro de datos para adoptar proyectos de Transformación Digital, lo invitamos al Data Center Executive Forum 2016: “El centro de datos como base para la transformación digital”, organizado por Computerworld México, que se realizará el 6 de octubre. Para mayor información puede comunicarse al (55) 50 97 05 50 o al correo cioresources@cio. com.mx

-Karina Rodríguez, Computerworld México.