El poder transformador del CIO en las organizaciones

Autor: Sandra Plata
Categorías relacionadas:

A pesar de que el papel de un CIO no es un tema nuevo, en el contexto actual su rol cobra cada vez mayor relevancia, pues la revolución tecnológica y, sobre todo, la digital exigen renovarse o morir, como reza la filosofía popular.

Sin embargo, estas exigencias no necesariamente son claras, pues contrario a lo que pudiera parecer, no se trata sólo de subirse al tren digital y tener presencia en la pantalla de un dispositivo inteligente. Se trata de una responsabilidad holística: la información es el nuevo oro. La importancia y sobre todo la relevancia en el manejo de datos, es la clave para el futuro a partir de una transformación digital.

Por eso resulta imprescindible retomar el papel actual del CIO dentro de las organizaciones en un mundo de transformación digital. Y es que no sólo se trata de información o datos duros, sino de tecnología, desarrollo, inteligencia de mercado, personal altamente capacitado. Sólo para dimensionar su trascendencia, la encuesta Forbes Insights muestra que en los próximos cinco años, los CIO serán líderes clave en la evolución de sus organizaciones.

Pero ¿qué se espera del CIO en esta era? Innovación, metodologías ágiles y modelos de negocios más eficientes. Una revolución. Cambiar el chip. No se trata de dividir el mundo físico y el digital. Todo lo contrario: el gran reto es identificar la pieza de tecnología adecuada para impulsar la transformación digital aprovechando las tecnologías en rápida evolución, como la Inteligencia Artificial, Machine Learning e Internet de las Cosas.

Por una nueva filosofía

La función del CIO tiene que dar el siguiente paso, y luego otro para llegar a uno más. ¿Por qué es tan importante ese personaje? Porque se trata de una inversión. Una de las responsabilidades más importantes del CIO en 2025 será la de crear nuevas fuentes de ingresos. Más de la mitad de los CIO ya son responsables de al menos algunas iniciativas generadoras de ingresos, y para 2020, esa cifra aumentará al 89 por ciento.

En el pasado, el CIO fue un proveedor de servicios que mantuvo las luces encendidas. Hoy requiere ser una persona de negocios que entiende cómo integrar la tecnología en temas como la satisfacción del cliente y la lealtad, el aumento en la productividad de los colaboradores, mejora en los tiempos de desarrollo acelerados y tiempo de comercialización, así como en la toma de decisiones. Además de la capacidad de responder rápida y dinámicamente a ambos mercados.

Hacia una mayor inteligencia tecnológica

Las tecnologías emergentes abren la puerta a la creatividad de los CIO y permite a las empresas desarrollar nuevos productos prometedores y soluciones innovadoras para impulsar la eficiencia. De hecho, según esta misma encuesta de Forbes Insights, la más importante de las nuevas tecnologías será la IA, que un cuarto de los CIO citó como su principal prioridad. Aunque las aplicaciones de IA todavía están en sus inicios, los CIO las ven como claves del futuro.

Si bien la tecnología es fundamental, el rol de las personas, la interacción y los resultados en equipo son realmente lo que hará la diferencia para que las empresas logren dar este salto digital de la mejor forma, ya que también el rol del CIO implica conjuntar todas los elementos.

Contribuir al bien social

Aunque enfrentan muchos desafíos, los CIO no son pesimistas. En su rol actual esperan no sólo transformar sus empresas, sino también involucrarse en temas como mejorar el medio ambiente, luchar por la justicia social y mejorar la educación tecnológica para todos.

Casi el 70% dice que tiene la responsabilidad de usar la tecnología para un mayor bien social. El sector de TI es un gran consumidor de energía y representa el 7% del consumo mundial de electricidad, según Greenpeace International. Esa proporción podría aumentar al 13% para 2030. Mover más cargas de trabajo a la nube podría tener un impacto positivo en el entorno.

El CIO del 2025

Durante los próximos cinco años, los CIO guiarán a sus compañías hacia formas fundamentalmente nuevas de hacer negocios. Ya líderes en estrategia corporativa e innovación, los CIO de 2025 invertirán mucho más en resultados de negocio, con la responsabilidad directa de generar ingresos.

Los CIO trabajarán en estrecha colaboración con otros líderes para entender cómo las unidades de negocio ganan dinero y dónde existen presiones competitivas, utilizando su experiencia para crear soluciones específicamente destinadas a mejorar los resultados de negocio.

Por Rafael Solares, country manager de VMware

Deja un comentario