El ‘top 5’ de las predicciones sobre IoT

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:

ejercito-de-cosas

Al ofrecer una conectividad mejorada, el Internet de las Cosas (IoT) ha hecho que los hogares sean más eficientes, conectando dispositivos y optimizando las rutinas diarias. A medida que aumentan las aplicaciones de esta tecnología, observamos cómo podría afectar nuestras vidas en 2020

En 2019, 26,66 mil millones de dispositivos IoT estaban activos en todo el mundo. La tecnología ayudó en el surgimiento de asistentes de voz, el desarrollo de drones, nuevas formas de gestionar el consumo de energía y mejorar la sostenibilidad. Entonces, ¿qué podemos esperar ver en 2020?

El año de la voz con IA

La tecnología de asistente de voz está en aumento. En diciembre pasado, Amazon lanzó su Iniciativa de Interoperabilidad de Voz, que tiene como objetivo permitir que múltiples dispositivos funcionen a través de un solo altavoz, y se pronostica que habrá 20 mil millones de asistentes de voz en uso para 2023.

Se pronostica que la cantidad de altavoces con Inteligencia Artificial (IA) que nos ayudan a completar tareas, como reproducir música y encender y apagar las luces, alcanzará los 500 millones para 2023.

En 2020, las interfaces de usuario de los altavoces inteligentes evolucionarán con la adopción de tabletas inteligentes. de gran tamaño.

Forbes predice que esto será liderado por Amazon, Baidu y Google, quienes agregarán teléfonos, cámaras o pantallas a estos parlantes inteligentes, para permitir respuestas e interacciones visuales, así como vocales. Los usuarios podrán acceder a más tecnología, como las videollamadas, desde un solo dispositivo.

La seguridad de IoT será una prioridad

El ransomware ha sido una de las mayores amenazas de seguridad cibernética, pero a medida que IoT se convierta en una parte importante de nuestra vida cotidiana, los piratas informáticos también buscarán vulnerabilidades en los productos de IoT en el hogar, bloquearán las conexiones y negarán el acceso hasta que el usuario pague el dinero. o el fabricante del equipo original (OEM).

Esto significa que la implementación de IoT debe abordarse con los principios de ‘seguridad por diseño’, un enfoque directo que garantiza que la seguridad es un objetivo clave en cada etapa de la creación e implementación del producto. Al analizar las posibles amenazas, las organizaciones pueden brindar los niveles correctos de protección.

Mejoras en salud

Ya hemos visto mejoras en la atención médica gracias al IoT, tanto en hospitales como en el hogar. En el Boston Medical Center, en Estados Unidos, los sensores inalámbricos en los refrigeradores aseguran que las muestras de sangre y los medicamentos de los pacientes se mantengan a la temperatura correcta. Algunas compañías incluso están utilizando la tecnología IoT para identificar y recopilar datos sobre el cáncer, incluidas imágenes que leen los cambios en los parámetros corporales en diferentes etapas de la enfermedad, para determinar el desarrollo de células cancerosas en el cuerpo.

Mientras tanto, en el hogar, la monitorización remota permite a las personas controlar su presión arterial o frecuencia cardíaca fuera de un entorno clínico utilizando dispositivos portátiles, mientras que las aplicaciones móviles de salud permiten a los profesionales de la salud y a las familias controlar la salud del paciente en el hogar. Esto mejora la calidad y la consistencia de los datos del paciente, así como la capacidad de acceder a la atención cuando sea necesario.

Dado que el 60% de los proveedores de atención médica ya están adoptando soluciones de IoT, es probable que en 2020 veamos que incluso más hospitales y cirugías inteligentes utilicen herramientas e interacciones con IA entre pacientes y proveedores de atención. Esto ayudará a lograr costos reducidos, mejoras en el tratamiento, diagnóstico más rápido, mejor manejo de medicamentos y menos errores.

Con esto, será crucial que los datos de salud de los pacientes se mantengan privados y seguros. Para los ciudadanos de la Unión Europea, el GDPR (Reglamento General de Protección de Datos) proporciona el marco para lograr esto. En otras partes del mundo, se están tomando medidas regulatorias para mejorar la seguridad de los datos de las personas.

El IoT en el lugar de trabajo

Los dispositivos inteligentes en el hogar brindan una mayor eficiencia mediante el uso de iluminación inteligente, timbres, cámaras y termostatos inteligentes. Con aproximadamente 175 millones de hogares inteligentes en todo el mundo, el IoT ahora también se está trasladando al lugar de trabajo, lo que permite a las organizaciones aumentar la productividad y la rentabilidad al estar mejor conectadas.

En los próximos 12 meses podemos esperar ver la introducción de asistentes virtuales en el lugar de trabajo, la creación de espacios de trabajo digitales que entreguen la información que necesitamos en cualquier lugar y en cualquier momento, e incluso el uso de la realidad aumentada para cambiar y mejorar la forma en que interactuar con colegas.

El año de la ciudad inteligente

En 2019 vimos algunas de las ciudades más inteligentes del mundo, incluidas Nueva York y Amberes, y en 2020 se espera que las ciudades sean aún más inteligentes. Más aún, especula que la IA sea el principal impulsor de esto, con la inversión en capacitación en IA y la posterior creación de 2.3 millones de empleos. Con la llegada de 5G, una mayor conectividad podría impulsar a las ciudades inteligentes, y 2020 bien podría ser el año en que los entornos conectados sean capaces de funcionar de forma autónoma, mejorando la eficiencia y la productividad.

Más ciudades inteligentes significan más dispositivos inteligentes y, por lo tanto, una mayor amenaza para la seguridad. Como resultado, podemos esperar ver una mayor absorción de blockchain, asegurando los datos de las personas mediante el uso de un sistema descentralizado.

Cualquier desarrollo en la tecnología IoT debe venir con los controles y equilibrios de seguridad necesarios: mantener la seguridad de los datos donde se almacenan y transfieren es de suma importancia. A través de esto, podemos esperar un 2020 más racionalizado, eficiente y conectado.

Reproducido del newsletter /review, de Gemalto, una compañía de Thales.

Deja un comentario