En la innovación del CIO radica el motor de la transformación digital

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:
Administración, Administración de proyectos, Administración de proyectos, Aplicaciones, BI y analítica, BI y analítica, Big data, Cómo hacerlo, Cloud / Nube, Cloud Computing, Cloud computing, Destacado, Estrategia CIO, Innovación, Inteligencia Artificial, Inversiones, Lo más reciente, Lo más reciente, Mejores prácticas, Nubes públicas y privadas, Outsourcing, Perfil CIO, Personal TI, Rol del CIO, SaaS, Tendencias, Transformación digital, Transformación digital, Transformación digital

transformacion-digital-cios

Cuando hablamos de transformación digital parece que estamos frente a una carrera: quien llegue primero gana. Es como un caballo desbocado que está ansioso por galopar y que no tiene un jinete capaz de domar su fuerza y velocidad.

Esta escena es la que puede describir, en ocasiones, el deseo de una empresa por llegar a la transformación digital. Y es que es evidente que las compañías quieren llevar a cabo este proceso para estar a la vanguardia del mercado y poder ser verdaderamente competitivas, pero no siempre está claro qué ejecutivo debería liderar este proceso.

De acuerdo con un estudio del grupo Altimeter, el 34% de los esfuerzos que se realizan para la transformación digital de una empresa proceden del CMO, seguido del CEO (27%), CIO (19%) y del CDO (15%).   

La verdad es que el CIO es quien tiene el perfil más indicado a la hora de dirigir la estrategia digital, tiene una mentalidad innovadora y, además, el equipo adecuado para afrontar los retos que están por venir.

Los CIO quieren ayudar a dirigir la agenda digital de sus empresas y tienen una visión general de todas las áreas del negocio de la empresa, así como el conocimiento técnico y la experiencia necesaria para entender cómo la tecnología puede ayudar o perjudicar en la consecución de los objetivos de negocio.

Ante el rápido avance de nuevas tecnologías, como la nube, la analítica o la Inteligencia Artificial, y conscientes de la falta de talento especializado en el sector, los CIO necesitan construir un entorno empresarial que les permita combinar el talento externo con estas cualidades, al tiempo que invierten en el desarrollo de sus empleados. Todo ello, con el objetivo de crear un equipo capaz de exprimir las ventajas de las nuevas tecnologías.

Esta combinación podría parecer sencilla, sin embargo, los CIO deben hacer frente a muchos desafíos culturales; especialmente los que tienen que ver con el cambio de mentalidad y la adaptación a la transformación digital, los cambios en el estilo de trabajo y en los procesos tradicionales de la organización.  

Y, debido a que la transformación digital es hoy un imperativo empresarial, los CIO deben ser capaces de iniciar el proceso con una clara visión de los objetivos que la compañía quiere cumplir con esta transformación digital y asegurarse de que cada uno tiene claro su rol en este camino.

Una vez que la visión digital de la compañía ha sido compartida con todas las piezas clave de la empresa, resulta importante encontrar personas influyentes dentro de la organización que estén dispuestas a aceptar los desafíos que presenta la transformación digital, además de apoyar este enfoque. En este sentido, el CIO necesita asegurarse de que todo el mundo entiende cuál es el objetivo final y, además, asegurarse de que se produzcan estos cambios. De esta manera, la empresa estará segura de que tiene al mejor jinete liderando la carrera y que podrá llegar a la meta sin perder el rumbo durante el camino.  

Por Andrés García Arroyo, Country Manager de Workday para Iberia.