Cómo encontrar un buen Chief Data Officer

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:
BI y analítica, BI y analítica, BI y analítica, Big data, Big Data, Big data, Cómo hacerlo, Centros de datos, Estrategia CIO, Lo más reciente, Lo más reciente, Mainframe, Management, Mejores prácticas, Mejores prácticas, Monitoreo, Perfil CIO, Personal TI, Principal, Proyectos de TI, Reportes e investigaciones, Rol del CIO, Servidores, Tendencias, Tendencias

Chief-Data-Officers-encontrar

Los Chief Data Officers (CDO) están entre los ejecutivos más solicitados entre las corporaciones para las que el análisis de datos se ha convertido en una piedra angular de las estrategias digitales. Sin embargo, la prisa por promover expertos para el puesto de CDO ha creado un nuevo desafío: encontrar un líder que puede utilizar los datos para ayudar a impulsar una transformación del negocio.

Para Josh Clarke, socio de Heidrick & Struggles, este tipo de profesionales consiguen normalizar los datos y aprovecharlos para mejorar la toma de decisiones, pero en gran parte carecen de conocimientos empresariales. Eso crea un “vacío de liderazgo” en el que el CDO no siempre está capacitado para hablar el idioma de la empresa, y mucho menos aplicar los datos para obtener una ventaja competitiva o transformar el negocio, dice Clarke.

Si esa paradoja suena familiar, es porque el papel de CIO ha seguido un camino similar. Durante gran parte de las dos últimas décadas, los líderes de TI fueron promovidos a CIO con base en sus conocimientos de tecnología.

Pero a medida que las compañías reconocieron que la tecnología podría ser aprovechada para obtener una ventaja estratégica, los equipos directivos comenzaron a buscar CIO que demostraran excelentes habilidades de liderazgo. Entonces comenzaron a contratar a los que podían asociarse con el negocio para impulsar la estrategia.

Los CIO actuales deben ofrecer el “paquete completo”, es decir, que sean capaces de crear soluciones que satisfagan las necesidades de los empleados y clientes, y que demuestren capacidad para ayudar a sus empresas a mantenerse por delante de los competidores.

Por su parte, Ryan Bulkoski socio de Heidrick & Struggles, asegura que muchos CDO que han trabajado en funciones de supervisión de operaciones o gestión de datos están siendo llamados a aprovechar los datos como un recurso frente a los competidores, afirma Ryan Ryan Bulkoski, socio de Heidrick & Struggles.

Y ya que el CDO no necesita ser un científico de datos con credenciales de doctorado, debe ser capaz de contratar y trabajar para lograr las metas de análisis corporativo.

Para ayudar a las empresas a averiguar qué tipo de líder necesitan para manejar las estrategias de datos, Clarke y Bulkoski encuestaron a 82 ejecutivos de datos y análisis e identificaron ocho arquetipos de CDO.

Los arquetipos C

Pronosticador: Con un 34%, los pronosticadores representaron la mayoría de CDOs encuestados por Clarke y Bulkoski. Como “líderes de aprendizaje”, buscan ampliar sus conocimientos y mejorar su experiencia en diversas materias, tanto, que a menudo han sido promovidos sobre la base de ese conocimiento técnico. Recogen datos, reflexionan sobre ellos y toman decisiones. Pero su naturaleza reflexiva revela un talón de Aquiles: como los meteorólogos a veces esperan demasiado tiempo para tomar una decisión que pierde su oportunidad. “Esa precaución puede ser incapacitante en la etapa de” transformación “, cuando la velocidad del mercado y la ventaja del primer competidor son críticas”, aseguran Clarke y Bulkoski.

Piloto: representan un 22%, son esencialmente visionarios estratégicos que pueden transformar conceptos a gran escala, dice Bulkoski. Aprecian los entornos que sufren interrupciones significativas, como mercados en rápido movimiento y startups, donde es esencial la comercialización rápida de ideas. A diferencia de los pronosticadores, los pilotos son inmunes a la “parálisis del análisis” y están abiertos a trabajar con otras personas. Pueden empujar a sus colegas de negocios más rápido de lo que están dispuestos a moverse. Además, luchan en ambientes rígidos y con aversión al riesgo llenos de ‘micromanagers’ que prefieren enfoques conservadores.

Colaborador: encarnan el 20% y son jugadores de primera línea. Pueden sobresalir y compartir el crédito por el éxito colectivo. Tienen pocos problemas para atraer talento. A veces su obsesión por cultivar las personas y las relaciones se produce a expensas de la visión estratégica y la planificación.

Los otros cinco arquetipos

Energizer (7%): carismático e inspirador.

Proveedor (5%): orientado a la acción y confiado en su metodología.

Compositor (4%): es un creativo solucionador de problemas.

Harmonizer (1%): que prospera en ambientes positivos y estables.