Estrategia de nube híbrida: un enfoque moderno para la infraestructura de TI

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:

cloud-nube

Cuando se trata de proveedores de nube pública, hay múltiples opciones para elegir, segmento del mercado que lidera a nivel mundial AWS (Amazon Web Services). La nube pública ofrece una serie de beneficios para todas las operaciones de las organizaciones, pero también presenta algunas preocupaciones. A menudo, cuando las organizaciones adoptan un único proveedor en la nube, presentan problemas de interrupción; por ejemplo, si un proveedor de la nube experimenta una interrupción, cualquier organización que dependa únicamente de ese proveedor quedaría sin servicio, tal como cuando no se puede utilizar una tarjeta bancaria para pagar cuando realiza sus compras.

De acuerdo con información de ManageEngine, para mantener un rendimiento constante, las organizaciones tienden a adoptar una estrategia que utiliza múltiples nubes públicas. Muchas organizaciones están siendo impulsadas por la tecnología, y esta estrategia de múltiples nubes proporciona los recursos que las organizaciones necesitan para acelerar esta transformación digital. La mayoría prefiere migrar sus cargas de trabajo existentes en etapas, lo que requiere que examinen qué tipos de datos pertenecen a la infraestructura de múltiples nubes.

Entrar a la estrategia de nube híbrida

Un enfoque híbrido de múltiples nubes utiliza un centro de datos en las instalaciones para manejar información confidencial y la nube pública para manejar flujos de trabajo ad-hoc, y aún así proporciona una entrega más rápida de servicios. La creciente popularidad de la estrategia híbrida de múltiples nubes se ve subrayada por un reciente informe de Gartner Insight que predice que para 2025, el 80 por ciento de las empresas cerrarán sus centros de datos tradicionales a medida que se trasladan a la nube. Sin embargo, el informe también señala que la infraestructura local ejecutará procesos comerciales de misión crítica que requieren una mayor supervisión y control que el que está disponible a través de la infraestructura de la nube y los modelos alojados.

En general, las organizaciones deben mover los componentes de escala dinámica a la nube pública y utilizar la infraestructura local para controlar aspectos como la seguridad, los flujos de trabajo, la administración de usuarios y otros mecanismos relacionados. Además, puede haber una cantidad sustancial de componentes temporales, como un cronograma para ejecutar un trabajo en particular por cada hora, que puede no requerir un componente dedicado en las instalaciones y puede ejecutarse en la nube pública.

Al adoptar una nube pública, puede haber ahorros sustanciales en el gasto de infraestructura de su organización, ya que solo paga por lo que usa. De esta forma, las organizaciones pueden ejecutar sus aplicaciones propietarias manejando información confidencial en sus centros de datos locales existentes y usar los servicios de cada nube pública para lograr un modelo escalable rentable.

Una encuesta realizada en julio de 2018 por la firma de analistas Forrester Consulting encontró que el 86 por ciento de los encuestados caracterizó la estrategia en la nube de su organización como una nube múltiple híbrida, es decir, “usando múltiples nubes públicas y privadas para diferentes cargas de trabajo de aplicaciones”.

Este interés en entornos híbridos de nubes múltiples se refleja en los pronósticos de la industria. Según un informe de MarketsandMarkets, se espera que el mercado de nubes híbridas de nubes múltiples crezca de USD 44,6 mil millones en 2018 a USD 97,6 mil millones en 2023, que es una tasa de crecimiento anual compuesta del 17 por ciento.

Cómo el cambio a las infraestructuras híbridas de múltiples nubes afecta a DevOps

Tradicionalmente, las organizaciones lograron la gobernanza a nivel de aplicación, máquina o datos a través del monitoreo continuo, y esto se logra utilizando las herramientas DevOps que operaban internamente. Cuando se trata de un enfoque híbrido de múltiples nubes, una solución proporcionada por un proveedor de la nube actuará como un servicio. Cuando la seguridad o el gobierno se implementa a nivel de servicio, las aplicaciones que se ejecutan internamente deben modificarse adecuadamente. Además del cambio que se espera de esta transformación, la ampliación robusta a un costo eficiente es otro aspecto que las organizaciones deben esforzarse por lograr.

En la estrategia híbrida de múltiples nubes, la automatización es esencial. Para lograr el equilibrio perfecto para la automatización, las organizaciones necesitan desarrollar líneas de base apropiadas para el uso de componentes. La medición de los valores de referencia apropiados requiere un monitoreo continuo y técnicas avanzadas de correlación ofrecidas por el aprendizaje automático, por lo que se ha producido un cambio de DevOps a AIOps.

Según el IBM Institute for Business Value, el 98 por ciento de las organizaciones esperan operar dentro de un entorno de nube para 2021, pero actualmente menos del 41 por ciento lo hacen. Específicamente, ese 98 por ciento planea adoptar múltiples nubes híbridas en los próximos tres años. Sin embargo, solo el 38 por ciento de ellos cuentan con los procedimientos y herramientas necesarios para operar en dicho entorno.

Para las organizaciones que buscan adoptar un enfoque híbrido de múltiples nubes, hay numerosas opciones disponibles. Bien hecho, las organizaciones podrán ejecutar sus componentes heredados en múltiples nubes públicas y privadas a mayor escala, a un costo operativo más bajo y con mayor supervisión y tranquilidad. 

Deja un comentario