Expandirán beneficios de Watson en México

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:
Administración, Administración de proyectos, Alianzas, BI y analítica, BI y analítica, BI y analítica, Big data, Big Data, Big data, Cómo hacerlo, Del día, Estrategia CIO, Inversiones, Lo más reciente, Lo más reciente, Principal, Tendencias

Salvador Martínez Vidal, Presidente y Gerente General de IBM de México (izq.), y Jaime Godard, Director General de Cognitiva México.

[widget id="text-55"]

Al considerar que la tecnología cognitiva está madura y lista para ampliar sus beneficios en aplicaciones concretas, IBM formalizó una alianza con la empresa Cognitiva México.

Por principio de cuentas, el esfuerzo para ampliar esta tecnología en nuestro país se enfocará en los sectores bancario, seguros y salud, en los cuales la aplicación de Watson ha probado sus beneficios prácticos, aunque luego se extenderá a otros ámbitos, informaron en entrevista conjunta Salvador Martínez Vidal, Presidente y Gerente General de IBM de México, y Jaime Godard, Director General de Cognitiva México.

“Estamos hablando de soluciones que empiezan desde los 70 dólares al año por usuario en algunas tecnologías cognitivas básicas, de manera que ahora está disponible para cualquier tamaño de organización”, dijo Martínez Vidal.

Principio de una nueva era

El año pasado, IBM anunció una inversión de un billón de dólares para desarrollar y comercializar la tecnología cognitiva. “Estamos al principio de una nueva era. La historia lo tendrá que juzgar, pero creemos que la introducción de la tecnología cognitiva será tan relevante como el paso de la tabulación mecánica a las computadoras programables o cuando los sistemas salieron de los centros de cómputo y empezaron a operar en entornos cliente/servidor o cuando apareció Internet y todo pudo conectarse”, explicó Martínez.

El directivo añadió que la tecnología cognitiva es completamente diferente a lo que haya existido antes, ya que es capaz de comprender datos o el lenguaje humano. “Watson puede comprender la diferencia entre un ‘domingo’ y un ‘martes’, entre ‘trabajo’ y ‘vacaciones’, o entre ‘amistad’ y ‘familia’, ya que entiende los datos y el leguaje en contexto”. En segundo lugar, dijo, los sistemas cognitivos son capaces de razonar, en el sentido que correlacionan los datos y los conectan entre sí, y pueden averiguar información nueva a partir de información antigua. Y por último, son capaces de aprender, “ya que a un sistema cognitivo no se le programa sino se le enseña y se trabaja con él como se hace con un niño o con una persona que comienza a asimilar información en un campo donde no sabía nada, de manera que saca provecho tanto de las decisiones acertadas como de los errores que comete”.

Agregó que este tipo de sistemas ya se encuentran operando en aplicaciones TI de muchos clientes e industrias y lo que se proponen lograr con Cognitiva es incrementar la velocidad y expandir la presencia de esta tecnología en el mercado.

Cabe señalar que la alianza entre ambas empresas se amplía a los 23 países hispanohablantes donde Cognitiva tiene presencia en América Latina.

Expandir esta tecnología específica mediante la participación de un partner es una estrategia que ya fue empleada el año pasado en Japón a través de la alianza con SoftBank, una empresa de telecomunicaciones, fabricante de los robots ‘Pepper’, que ha sido partner de IBM en otras áreas. También en Oriente medio, el Gigante Azul se alió con otra compañía para el mismo propósito.

En el caso de Cognitiva México, se trata de una empresa del holding GBM, que ha sido parter de IBM por casi 25 años.

Aplicaciones prácticas

Al hacer referencia sobre algunas de las aplicaciones que va encontrando la tecnología cognitiva en México, Martínez Vidal resaltó el caso del call center de Banorte, donde se trabaja en pruebas piloto para que el primer operador que conteste la llamada de un cliente sea capaz de responder ésta en su totalidad y en el menor tiempo posible. La idea es que este desarrollo sea parte integral de la operación del banco. Aunque el directivo de IBM explicó que, en este caso, la interface de Watson no será la que “escuche o hable al público” sino que se ofrecerá como una herramienta de consulta para el operador humano.

“Watson no es una cosa monolítica que alguien simplemente pone y comienza a aprender”, dijo. “En realidad Watson incluye hasta 35 diferentes APIs que el usuario puede llamar y que permiten construir un sistema cognitivo. Algunos son módulos de reconocimiento de lenguaje, otros están dedicados al análisis de la información, etc., de tal manera que se puede construir un sistema cognitivo dándole información a las APIs seleccionadas por el usuario y el sistema emitirá las respuestas que considere más acertadas”.

Por su parte, Godard describió la forma como trabajará su compañía. “Acompañamos al cliente mediante un grupo de consultores que revisa en conjunto cuáles son los procesos y la información que utiliza para la toma de decisiones y entrega del producto final”. Una vez identificados los procesos y las fuentes de información, se determinan dónde están las áreas de mejora y los casos de uso en particular, para así elaborar un plan donde se presentan fundamentalmente dos cosas: cuáles son los beneficios de mejorar el caso de uso en particular y cuál es el plan de acción para llevar a cabo esa solución, señaló el director de Cognitiva.

“Nuestra visión es que esto no sustituirá al ser humano ni a la inteligencia humana, sino que aumentará sus capacidades”, agregó Martínez Vidal.

El entusiasmo del Presidente de IBM de México se hace evidente cuando vislumbra el cambio que aportaría el cómputo cognitivo al ámbito de la enseñanza. “Watson va a revolucionar la educación”, aseveró. Desde los griegos, el modelo educativo ha consistido en un profesor que enseña por igual a todos los alumnos, sin embargo, los seres humanos aprendemos de manera diferente. Un sistema cognitivo ayudará a establecer patrones de educación personalizados”, aseveró.

Deja un comentario