Gerardo Velázquez Martínez, Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, Secretario Operativo de Tecnología de la Información y las Comunicaciones

Autor: José Luis Becerra
Categorías relacionadas:
Estrategia CIO, Innovación

CIO100 2013 Gobierno

Este tribunal es el responsable de resolver los conflictos contencioso-administrativos entre particulares y la Administración Pública Federal. Cada año recibe unos 100 mil casos, y está compuesto por cerca de 3 mil empleados y 44 cámaras regionales en 21 entidades del país.

Ante la cantidad de información que maneja el tribunal, era necesario sustituir el alto uso de papel por un repositorio electrónico de consulta en línea, desarrollando una solución sin precedente a nivel mundial.

De esta forma, en 2009 el TFJFA contrató los servicios de la consultora Deloitte Consulting Group para que, de manera conjunta, se pudiera implementar un Sistema de Justicia en Línea enfocado a cinco áreas principales: portales web, gestión de documentos, automatización de procesos, base de conocimientos e información estadística, explicó Gerardo Velázquez Martínez, Secretario Operativo de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, quien estuvo al frente del proyecto.

Estas cinco áreas fueron apoyadas por el talento, las herramientas y el conocimiento de las leyes mexicanas que aportó la firma consultora, a través de un equipo multidisciplinario conformado por sus áreas de Estrategia y Operaciones, Tecnologías de Información, Servicios Legales y Fiscales, Capital Humano y de la Oficina de Administración de Proyectos.

Los beneficios obtenidos con el desarrollo del Sistema de Justicia en Línea son: alta disponibilidad (justicia las 24 horas, los 365 días al año); seguimiento desde cualquier lugar con acceso a Internet; un modelo operativo rastreable y eficiente; promueve juicios sin retrasos; la incorporación de la firma digital para garantizar la autenticidad de los documentos; el desarrollo de repositorios para compartir y gestionar el conocimiento; la evaluación del desempeño utilizando herramientas para monitorear el cumplimiento de las tareas; y el ahorro de tiempo, dinero y papel.