Google reconoce que Android no aseguraba sus dispositivos desde hacía un año

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:
Aplicaciones, Del día, Desarrollo, Destacado, Lo más reciente, Lo más reciente, Movilidad, Movilidad, Movilidad, Sistemas operativos, Sistemas operativos, Smartphones, Tablets, Tienda de aplicaciones

Google presentó el tercer Informe Anual Android Security Year In Review, un análisis detallado sobre el trabajo que hace la compañía para proteger a más de 1,400 millones de usuarios y sus datos.

Los ingenieros de Google reconocieron que la mitad de los dispositivos Android no habían recibido una actualización de seguridad en el último año, aun cuando argumentaron que la empresa había avanzado en la racionalización del proceso de parches del sistema operativo de código abierto. “Aproximadamente la mitad de los dispositivos en uso a finales de 2016 no habían recibido una actualización de la plataforma de seguridad en el año anterior”, reconoció Adrian Ludwig y Mel Mille, miembros del equipo de seguridad de Android.

Aunque Google publicó actualizaciones mensuales de seguridad para Android desde 2015 e implementa los parches en los dispositivos Nexis y Pixel tan pronto como estén disponibles, otros fabricantes de dispositivos suelen tardar semanas o meses en enviar actualizaciones a los clientes; o simplemente nunca hacerlo. 

El problema de la actualización de Android no es nuevo, ya que ha tenido contrastes con otros sistemas operativos, especialmente iOS, macOS y Windows.

En comparación, Apple afirmó que el 79% de todos los dispositivos iOS estaban ejecutando iOS 10 a partir del 20 de febrero. Eso significaba que casi ocho de cada 10 propietarios de dispositivos iOS habían actualizado al menos una vez desde mediados de septiembre de 2016.

Para el cuarto trimestre de 2016, más de la mitad de los 50 dispositivos globales de Android tenían un parche de seguridad reciente, pero sin detallar exactamente desde cuándo, según el informe. Google también afirmó que, a través de un proceso de aprobación acelerado, el hardware y los tiempos de actualizaciones de seguridad se habían reducido de más de un mes a menos de una semana.