Google responde ante acusaciones del Departamento de Trabajo de EUA

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:
Administración, Del día, Destacado, Estrategia CIO, Lo más reciente, Lo más reciente, Personal TI

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos (DOL) comunicó el pasado viernes que Google paga a sus empleadas un salario inferior al percibido por las mujeres que trabajan en el resto de la industria tecnológica. Pero el gigante tecnológico no ha querido dejar así las cosas. Para contrarrestar este testimonio, Eileen Naughton, vicepresidenta de People Operations de Google, publicó en el blog de la compañía su enfoque de la equidad en la remuneración.

Según aparece en el blog, es muy importante para ellos que los hombres y mujeres que tienen el mismo papel en Google sean compensados de la misma manera. Para probarlo, han compartido públicamente el análisis de alto nivel en 2016, que lleva a cabo Google, para demostrar que sus prácticas salariales están alineadas. Al realizar éste último, la compañía no encontró diferencias salariales entre hombres y mujeres. Sin embargo, siempre están dispuestos a revisar o evaluar de forma más individualizada si hubiese empleados que reclamaran.

“Nos sorprendió mucho cuando un representante de DOL nos acusó de no compensar a las mujeres de manera justa, ya que esta afirmación llegó sin ningún dato de apoyo o metodología”, cuenta Naughton.

“El hecho es que nuestro análisis anual es extremadamente científico y robusto. Se basa en el mismo intervalo de confianza que se utiliza en las pruebas médicas”.

De hecho, según el blog, cada año Google sugiere una cantidad para la nueva compensación de cada empleado basado en su rol, nivel de trabajo, ubicación de trabajo y calificaciones actuales; dejando claro que la cantidad sugerida es “ciega” al género porque los analistas lo calculan sin tener acceso a esos datos. “Nuestro modelo de equidad de remuneración examina a los empleados en las mismas categorías de puestos de trabajo y analiza su remuneración para confirmar que la cantidad ajustada no muestra diferencias estadísticamente significativas entre la remuneración de hombres y mujeres”, afirma Naughton.

En definitiva, la empresa tecnológica confía en su análisis y asegura que no hay ninguna brecha de género. “Esperamos trabajar con el Departamento de Trabajo para resolver este problema y ayudar en su misión de mejorar la igualdad de salario entre los contratistas federales”, concluye la vicepresidenta.