Grupo Ángeles: Analítica predictiva para “curarse en salud”

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:

Jaime Sánchez Ramírez, Director Corporativo de Tecnologías de Información de Grupo Ángeles Servicios de Salud.

¿Qué importancia tiene el empleo de la analítica predictiva en nuestros días? Para Grupo Ángeles Servicios de Salud ha significado la certeza de que su alta dirección tome decisiones basadas en predicciones de lo que va a ocurrir antes de que suceda; algo similar a “curarse en salud”. Esta experiencia, probada en aplicaciones cotidianas, ha incluido también el aprovechamiento de otras herramientas de avanzada como el cómputo cognitivo.

“Nos dimos cuenta de que teníamos muchos datos diseminados en diferentes sistemas, pero hacía falta información más detallada y en el momento adecuado. Esa factibilidad no la podían dar los sistemas transaccionales con los que contábamos, en cambio, la analítica nos brindaba la agilidad necesaria para extraer la información y ponerla al detalle”, asevera Jaime Sánchez Ramírez, Director Corporativo de Tecnologías de Información de Grupo Ángeles Servicios de Salud.

Explica que el proyecto, conocido hoy como “Analítica Avanzada y Predictiva”, tuvo su origen cuando decidieron analizar la información el área de Admisión.

“En ese momento replanteamos qué datos debíamos tomar en cuenta al ingresar a un paciente”. Al revisar los datos estructurados, fue evidente que teníamos que reforzar no sólo los sistemas de información sino los procesos operativos de captura de la misma, pues aun cuando la información se solicitaba, la calidad de la misma no era la adecuada.

Jaime Sánchez está consciente de que el tema de la información ha sobrepasado todos los ámbitos, incluyendo al sector salud.

Jaime Sánchez está consciente de que el tema de la información ha sobrepasado todos los ámbitos, incluyendo al sector salud.

Luego de resolver esta carencia mediante cubos de información basados en sistemas de data warehouse, se determinó que no era una solución suficientemente práctica por lo que en agosto de 2015, y después de evaluar diversas opciones, comenzaron a implementar herramientas para analítica predictiva, adicionada con algunos módulos de herramientas para análisis de datos no estructurados. “El reto consistió en integrar ambas plataformas para obtener una solución que tuviera lo mejor de cada una”.

En el caso de las herramientas de análisis de información no estructurada, Sánchez Ramírez dijo que se trata de una solución específica para el área médica, la cual ofrece terminología clínica y de enfermedades que facilita su incorporación y comprensión para los usuarios. “En una nota médica, por ejemplo, las herramientas básicas de búsqueda de información seleccionan sólo palabras clave (‘diabetes’, por ejemplo) para notificar alguna incidencia. En cambio, una herramienta basada en computación cognitiva busca contextos, de modo que cuando lee ‘… el paciente no presenta diabetes…’, ya no lo marca como incidencia”.

Al inicio, el proyecto de analítica consistió en agrupar los datos por tipos, géneros y regiones. Posteriormente se pudieron distinguir padecimientos, incidencias de enfermedades, reincidencias, reingresos, de manera que fue posible hacer cruces de información de forma fácil y oportuna.

Beneficios y resultados

Como principal responsable del área de TI corporativa, Jaime Sánchez reporta al Director General de este Grupo, el cual está conformado por 24 hospitales a nivel nacional, así como empresas filiales (como farmacias y otras que son parte del grupo). “Todas tienen información valiosa que podemos extraer para integrarla en un solo repositorio”.

Grupo-Angeles-hospitalActualmente el área a su cargo está completando los indicadores que se tenían originalmente y adicionando otros que, “conforme avanzamos nos hemos dado cuenta que también son importantes”.

El directivo tiene la certeza de que ésta será una tarea ininterrumpida, ya que todas las áreas del grupo necesitan información y, en algunos casos, con un alto grado de sofisticación para reportar tendencias. “La idea es que (el sistema) sea predictivo y analice las tendencias obtenidas en los últimos años para saber qué va a suceder en los próximos meses respecto a los pacientes, los padecimientos, los socios comerciales, los flujos, etc., de manera que se puedan tomar acciones de manera proactiva y no reactiva, y nos cuente de lo que va a pasar antes que suceda”.

El directivo está consciente de que el tema de la información ha sobrepasado todos los ámbitos, incluyendo al sector salud. “De hecho, ya estamos inmersos en ella y la prueba es el uso de la analítica, mediante la cual una enfermera puede tener en una tableta los signos vitales de un paciente, un médico puede consultar el expediente completo en un solo vistazo, o el personal de admisión que puede informar a los familiares sobre los movimientos que ha tenido un paciente durante su estancia en el hospital”.

Actitud, más que aptitud

Licenciado en Computación por Universidad Autónoma Metropolitana, con una Maestría en Administración de Tecnologías de la Información por el ITESM-Campus Ciudad de México y un posgrado en Alta Dirección por el IPADE, Jaime Sánchez acaba de cumplir 10 años en Grupo Ángeles, al cual ingresó primero en el área hospitalaria y, luego de pasar algún tiempo en el sector financiero del mismo grupo, regresó de nueva cuenta a la parte de salud como Director Corporativo de TI.

Su equipo de trabajo en el corporativo central se integra con 15 personas y en cada uno de los hospitales ubicados en el país existe también un área de TI, por lo que en este caso el grupo que le reporta supera el centenar de personas.

Explica que lo más importante en su área de TI es el equipo de trabajo y, para la formación del recurso humano, afirma que siempre ha privilegiado la actitud sobre la aptitud de las personas. “Tengo la fortuna de haber formado excelentes colegas o compañeros de trabajo. Me interesa que la gente tenga un interés genuino y motivante por la labor que realizamos. Cuando no sabe, le enseño; cuando no puede, le ayudo; pero cuando no quiere, es imposible”.

Convencido de que el cambio es un movimiento necesario y perpetuo, creó un área de Innovación Tecnológica dentro del corporativo, la cual está dedicada a apoyar el funcionamiento de los procesos actuales y a identificar mejoras desde el punto vista de TI. “En esta área de Innovación hemos encontrado nichos de oportunidad verdaderamente fantásticos que en algunas ocasiones ni siquiera han tenido un costo económico”.

Dentro del trabajo colaborativo que ha logrado establecer con su equipo, el directivo destaca la participación que han tenido las mujeres. “Las he incorporado en actividades con resultados muy positivos”.

Jaime Sánchez define su estilo de trabajo como “conciliador: un orquestador de equipos que procura convencer y no imponer”. Señala que le gusta confiar y aprovechar las habilidades de cada persona. “A nadie de mi área le pido que se quede tarde a trabajar. Ellos lo hacen en algunas ocasiones porque saben que tienen una responsabilidad y no es necesario que se las diga”.

Agrega que ha establecido esquemas de dúos de trabajo con conocimientos y funciones similares, para que si alguno de los dos debe acudir a un asunto personal o se encuentra atendiendo una emergencia fuera de la oficina, el otro lo cubra sin problema. “Somos multidisciplinarios: aquí no hay un DBA (Administrador de Bases de Datos) que se niegue a atender un asunto de redes porque no le corresponde. Hemos hecho un juego de roles donde un administrador de redes también puede ser programador, en caso de requerirse; un administrador de servidores puede hacer funciones de Innovación, o tenemos el caso de una capacitadora, quien es también nuestra Gerente de Comunicaciones, porque posee el tacto y la eficacia requeridas para explicar a detalle las implementaciones de TI a directivos, médicos y enfermeras”.

Y así como ha innovado el trabajo en equipo dentro de su área, Sánchez Ramírez manifiesta que el mayor reto para poner en práctica la analítica predictiva no ha sido tecnológico sino cultural. “La alta dirección se ha percatado de la importancia de las TI para apoyar la operación clínica, administrativa o financiera, y gracias a ello están reevaluando darle empuje a este tipo de tecnologías”.

Para finalizar, manifiesta que el proyecto de analítica avanzada y predictiva –por los alcances vislumbrados–, ha tenido ya varias fases. “Creo que seguirá siendo un proceso dinámico que no vamos a concluir nunca. Cada día encontramos mayores funcionalidades y más información qué analizar. Estamos preparados para ello”.

El proceso para analizar datos

De acuerdo con Jaime Sánchez, una de las alternativas para aprovechar los “datos” y convertirlos en “información” consiste efectuar un modelo analítico que describa la necesidad de la organización y “resuelva el problema que al negocio le interese remediar”. Este proceso de análisis de datos incluye varias etapas:

La definición del problema, que comienza con preguntas de alto nivel como cuál será el comportamiento de los diferentes grupos de clientes, o cuál será el precio del dólar en el próximo mes. “Comprender los objetivos y requisitos desde una perspectiva de dominio es la clave para un exitoso proyecto de análisis de datos”, señaló el directivo.

La preparación de datos se refiere a cómo obtener, limpiar, normalizar y transformar éstos en un conjunto de datos óptimo, tratando de evitar posibles problemas de calidad, como datos no válidos, ambiguos o fuera de rango.

La exploración de datos consiste en realizar búsquedas gráficas o estadísticas de datos tratando de encontrar patrones, conexiones y relaciones entre ellos. “La visualización proporciona una panorámica general en la cual se pueden encontrar patrones significativos”.

El modelo predictivo, que es un proceso utilizado en el análisis de datos para crear o elegir un modelo estadístico y tratar de predecir mejor la probabilidad de un resultado.

Visualización y resultados. Sin visualización adecuada, los resultados no se entienden de manera rápida y clara. “No es lo mismo tener una hoja de cálculo llena de números y columnas que una gráfica representando el resultado”, explicó Sánchez Ramírez.

Deja un comentario