Guía de disponibilidad del CIO: Hacia la nube, dentro de la nube y desde la nube

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:
Aplicaciones, Cómo hacerlo, Cloud / Nube, Cloud Computing, Cloud computing, Cloud computing, Del día, Destacado, Lo más reciente, Lo más reciente, Nubes públicas y privadas, Recuperación, SaaS, Seguridad, Seguridad, Tendencias

[widget id="text-55"]

Existe una tendencia común entre las empresas actuales respecto a los proyectos en la nube: considerarlos desde una perspectiva “hacia”, “desde” y “dentro”. Puede tratarse de diseñar aplicaciones, migraciones, nuevas implementaciones, seguridad y más. Ante ello, se recomienda a las empresas que desean garantizar la continuidad de su operación, seguir este mismo enfoque hacia, desde y dentro de la nube en torno a la disponibilidad.

Hacia la nube

Las empresas consideran el traslado hacia la nube como uno de los pasos más importantes, ya que en muchos casos es la primera etapa para empezar el proyecto en la nube. Lo más común para una estrategia de disponibilidad es utilizar la nube para los datos de respaldo que se almacenan en un sitio externo. Esto puede ser una opción para eliminar la infraestructura de cintas y proporcionar un almacenamiento robusto a largo plazo capaz de restaurarse fácilmente en otro sitio, si fuera necesario.

Asimismo, la disponibilidad se puede experimentar en la nube para opciones de recuperación ante desastres, lo cual puede ser una opción para cumplir los requerimientos de continuidad del negocio de las empresas sin tener que invertir en un segundo sitio.

Esto se puede hacer tanto en la nube pública como a través de una red global de proveedores de servicios especializados en Recuperación de Desastres  como Servicio (DRaaS), que es un modelo en la nube que cubre una función específica de la recuperación ante desastres.

Desde la nube

Trasladarse a la nube es una cosa, pero es necesario entender que, no obstante donde se ejecuten las aplicaciones y residan los datos, la empresa sigue siendo responsable de su disponibilidad.

Al respecto, se sugieren dos casos de uso específicos sobre disponibilidad desde la nube. El primero es proteger los datos del Software como Servicio (SaaS). Esto es importante si el software que opera en la nube son los datos de la empresa ya que tener el control sobre la retención de esos datos es un requisito necesario para muchas organizaciones, tal como la necesidad de resguardarlos a largo plazo (conservar los datos por siempre). 

Asimismo, otro aspecto importante de la disponibilidad que deben considerar las empresas que utilizan Infraestructura como servicio (IaaS) es cómo evitar el bloqueo. Una vez que las cargas de trabajo se ejecutan en la nube, aún existe un requerimiento de disponibilidad para realizar tareas clave como respaldos y poder recuperar los datos (posiblemente en sitio o en otra nube). La portabilidad de datos es crítica para cumplir los requerimientos empresariales fácilmente y evitar el bloqueo, así como para brindar protección contra problemas menores que pueden convertirse en mayores (como que un administrador borre accidentalmente un archivo) y tener esos datos disponibles con control total de la empresa.

Dentro de la nube

Respecto a las cargas de trabajo dentro de la nube, es importante poder ofrecer la experiencia de disponibilidad que se espera. Puede ser una amplia estrategia de continuidad del negocio para que las cargas de trabajo estén tanto disponibles, como para realizar un respaldo en múltiples nubes. 

Este modelo es eficaz en cuanto a que todos los requerimientos empresariales de los datos y las aplicaciones se pueden realizar dentro de la nube –ya sea que se trate de áreas de servicio diferentes en la misma nube pública o proveedor de servicios– o incluso de una nube a otra.   

La capacidad de protegerse contra fallas del servicio desde una perspectiva en la nube es sumamente reconfortante, ya que si se presenta un problema, no debe preocuparse de que sus aplicaciones y sus respaldos se vean afectados por una falla o por un error del administrador.

El viaje hacia la nube pasa por muchos escenarios de diseño. Muchas empresas se enfocan primero en los modelos de aplicaciones, los planes de migración, la red y la seguridad. El plan de disponibilidad debe ser una de esas prioridades desde el principio.

De esa manera, el enfoque hacia, desde y dentro de la nube en torno a la disponibilidad cubrirá las bases al tratarse del respaldo en la nube, la protección de DRaaS, SaaS e IaaS, la continuidad del negocio y el respaldo en múltiples nubes. Ninguna empresa debe migrar a la nube sin antes considerar cuáles, si no es que todas, de estas capacidades se requieren para satisfacer sus demandas de TI.

________________

Rick-Vanover.VeeamEl autor de este artículo, Rick Vanover, es Director Ejecutivo de Estrategia de Producto en Veeam Software.

Deja un comentario