IBM promueve una nueva década en Responsabilidad Social Corporativa

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:

iot-datos-responsabilidad

El 80% de los encuestados a nivel mundial estuvo de acuerdo con que las corporaciones tienen la responsabilidad de priorizar a sus empleados, el medio ambiente y su comunidad, como de igual manera -las empresas-priorizan la entrega de ganancias a sus accionistas.

Lo anterior es parte del “Estudio de Propósito Global” (Global Purpose Study), que IBM realizó a fines de noviembre de 2019, con la finalidad de tener una mejor idea de cómo las empresas podrían priorizar sus iniciativas de responsabilidad social y servir mejor a múltiples partes interesadas. La compañía entrevistó a 7,020 personas en 14 países para clasificar el valor de los esfuerzos por parte de las empresas para ayudar a su fuerza laboral, sostenibilidad ambiental y sociedad civil.

Las personas catalogaron el impacto de estas iniciativas de responsabilidad social corporativa (RSE) en la favorabilidad de la marca, además de evaluar el impacto y la influencia de tipos específicos de programas de responsabilidad social corporativa en la probabilidad de que hicieran negocios con dichas empresas.


Para las empresas que buscan expandir la preferencia de su marca, el componente primordial de la percepción positiva es que las empresas incorporen la conciencia ambiental en su misión y el valor que prometen entregar. Un 78% de los encuestados dijo que se sentiría mucho o algo más favorable hacia una corporación con conciencia ambiental.

En cuanto al impacto de otras iniciativas de RSE en la perceptibilidad de la marca: las personas de entre 18 y 29 años se vieron igualmente afectadas por las empresas que promueven empleos y habilidades, y las que promueven la diversidad y la inclusión. Los que tenían entre 30 y 49 años fueron los más afectados por la promoción de empleos y habilidades. Mientras tanto, los encuestados mayores de 50 años se vieron más impactados por la promoción de la diversidad y la inclusión, seguido de cerca por la promoción de empleos y habilidades.


En México, el 89% de los encuestados informa que son significativamente más propensos a hacer negocios con corporaciones que brindan empleos y habilidades de calidad, y el 88% cree que las empresas que apoyan a las comunidades locales tienen más probabilidades de impulsar las ventas.

Según el sondeo, el principal motor de potenciales ventas está en las empresas que promueven empleos y habilidades de calidad, y aquellos negocios que apoyan a las comunidades locales. Los encuestados entre los 18 a 29 y de 30 a 49 años, tienen una influencia más positiva hacia las empresas que promueven empleos y habilidades. Mientras tanto, los encuestados mayores de 50 años fueron los más afectados por las empresas que apoyan a las comunidades locales.

Incluso con esta valiosa retroalimentación, que sugiere qué tipos de iniciativas de responsabilidad social son las más importantes para el público en general y los potenciales clientes, es posible que las empresas no sepan cómo crear adecuadamente dichos programas.

Para abordar la cuestión de cómo crear programas impactantes y sostenibles para el bien social, IBM publicó el whitepaper  “Reinventar la responsabilidad social corporativa para la economía digital”, que identifica tres tendencias útiles sobre cómo las empresas podrían diseñar de mejor manera sus programas para el bien social durante la próxima década:

1) Las empresas con programas reflexivos de responsabilidad social corporativa, están alineando sus iniciativas de impacto social con los imperativos comerciales y las habilidades de sus empleados. Están entrelazando la RSE en el tejido de sus negocios comerciales. La aplicación de sus competencias da visibilidad a los productos y servicios de las empresas. Las empresas están proporcionando la experiencia pro bono de sus empleados a iniciativas de bien social, no a través de donaciones en efectivo, que no son necesariamente sostenibles o no generan gran impacto. En cambio, el voluntariado calificado beneficia a la sociedad, mientras agudiza las habilidades profesionales de los empleados.

2) Los proyectos exitosos de RSE se diseñan con el usuario en el centro; es decir, los recursos giran en torno al beneficiario, no en torno a la conveniencia de sus creadores. Como tal, estos recursos se utilizarán realmente en la práctica y aportarán al bien común. Los recursos que son fáciles de usar, diseñados cuidadosamente y que realmente abordan una necesidad dada, serán los más duraderos, efectivos y utilizados de manera consistente.

3) Los programas de resposabilidad social exitosos se están co-creando con el aporte de socios internos y externos al inicio del proceso de desarrollo. Este enfoque puede hacer que las empresas sean más ágiles en la adaptación y actualización eficiente de un programa verdaderamente útil y bien administrado para el bien social.

Estos principios y prioridades para programas exitosos de RSE se ejecutan consistentemente, año tras año; no es una idea de último momento. Estos esfuerzos pueden atraer la atención y la lealtad de clientes, empleados y proveedores con conciencia social y ambiental, al tiempo que hacen del mundo un lugar mejor.

Deja un comentario