Ingeniero de Redes Inalámbricas, una ocupación con mucho futuro

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:

realidad-virtual-inalambrica-buena

Las aulas están vacías, los pasillos están desiertos y las redes Wifi se encuentran inactivas en muchas empresas y escuelas. Centrémonos en las segundas, que han estado cerradas desde marzo debido a la pandemia de COVID-19, pero el equipo de TI dedicado a las redes locales inalámbricas (WLAN) ha estado más ocupado que nunca, asegurándose que los 85,000 estudiantes tengan un acceso confiable a Internet para la enseñanza a distancia desde sus casas, y planificando un futuro en el que la conectividad inalámbrica sea aún más vital para la misión del distrito escolar.

 Es el caso de las escuelas públicas del distrito escolar Loudoun County, en el norte de Virginia, Mitch Dickey, ingeniero principal de comunicaciones, considera que cuando las escuelas fueron cerradas abruptamente a mediados de marzo por orden del gobernador, el equipo inalámbrico entró en acción adquiriendo 1,500 puntos de acceso inalámbrico y se distribuyeron a los estudiantes que los necesitaban.

Trabajando desde casa, Dickey está preparando una prueba de concepto (POC) para desplegar una red inalámbrica punto a punto de 60GHz en los estacionamientos de las escuelas para dar a los estudiantes y al personal acceso a Internet mientras los edificios físicos están fuera de los límites.

Para Dickey y otros profesionales de la WLAN, la pandemia ha demostrado la importancia crítica de las comunicaciones inalámbricas. Casi dos tercios de los trabajadores estadounidenses —el doble que a principios de marzo— están haciendo su trabajo a través de la red inalámbrica doméstica, según una encuesta de Gallup Poll. Cisco, en su último informe de ganancias, anunció que el 95% de sus empleados está trabajando desde casa.

Esto significa que los profesionales de la WLAN han tenido que cambiar su atención del mantenimiento de las redes corporativas a la asistencia remota a los trabajadores, muchos de los cuales no son técnicos, para conseguir que sus redes domésticas sean rápidas y estén conectadas de forma segura a los activos de la empresa.

Tam Dell’Oro, fundador y director general del Dell’Oro Group, realizó una encuesta a unos 20 gestores de redes empresariales y distribuidores de WLAN, e informó que los nuevos despliegues dentro de los edificios se han detenido prácticamente en seco. Añadió que con los profesionales de la WLAN encargados de la instalación y la seguridad de los trabajadores a domicilio, “los dispositivos de acceso remoto, y en particular los que tienen una mayor conectividad a la WAN y una mayor seguridad, están volando del estante”.

Sin duda, es un gran momento para que los ingenieros de redes eleven su perfil de alguien que sólo interactúa con los trabajadores cuando hay un problema, a alguien que está ayudando proactivamente a la gente a hacer su trabajo en un momento de crisis.

Estas nuevas responsabilidades requieren un conjunto de habilidades ligeramente diferentes. Como dice Lee Badman, arquitecto de redes inalámbricas de la Universidad de Syracuse, “nos comunicamos más con varios métodos electrónicos, y ciertamente necesitamos pulir nuestras suaves habilidades de paciencia y consideración al tratar con todo el mundo en estos tiempos extraños”.

Preparándose para la siguiente fase de la empresa Wifi

Ahora que las empresas empiezan a pensar en las formas más seguras de llevar a la gente al lugar de trabajo, los expertos en WLAN están tomando el centro del escenario. 

El trabajo del ingeniero de WiFi ya no se enfoca solamente en los aspectos técnicos de cobertura, ancho de banda, tiempo de funcionamiento y rendimiento. Hoy se encarga de la creatividad, la adaptabilidad, la resistencia, la innovación y de asumir un papel de liderazgo.

Por ejemplo, un porcentaje significativo de empleados puede terminar trabajando desde casa permanentemente. En la encuesta de Gallup, tres de cada cinco trabajadores en Estados Unidos que han estado haciendo su trabajo desde sus casas durante la pandemia dijeron que preferirían seguir trabajando a distancia incluso después de que se levanten las restricciones de salud pública.

Nationwide Mutual Insurance Co. acaba de anunciar una transición permanente a un modelo de trabajo híbrido en el que continuará operando cuatro oficinas corporativas principales, pero la mayoría de los demás lugares cerrarán y los empleados continuarán trabajando a distancia. El CEO de Twitter, Jack Dorsey, informó recientemente a sus empleados que pueden seguir trabajando desde casa “para siempre”.

“Menos gente en la oficina significa que los inmuebles comerciales podrán liberarse, partes de los edificios podrán ser alquilados y el Wifi podrá ser más importante que la Ethernet por cable para acomodar la reasignación de espacio asociada a los nuevos diseños de oficinas”, admite Dell’Oro.

A la inversa, más personas que trabajan desde casa de tiempo completo pueden requerir nuevas formas de pensar en las redes remotas. Tradicionalmente ha habido una clara línea de demarcación entre las redes de trabajo y las redes domésticas en lo que respecta al mantenimiento y la solución de problemas. La empresa de TI se mostró reacia a cruzar la línea para responsabilizarse de equipos que no compraba o configuraba.

La crisis actual ha borrado esa línea, con los expertos en WLAN sumergiéndose en ella, ayudando a la gente con sus redes domésticas en una base de emergencia ad hoc. Pero si el trabajo desde casa se hace más frecuente y permanente, será necesario establecer políticas formales. Las redes domésticas pueden llegar a ser vistas como extensiones de la red corporativa, o tratadas de la misma manera que los dispositivos de BYOD. Tal vez el equipo de WLAN termine desplegando routers WiFi aprobados por la empresa con políticas preestablecidas de seguridad, control de acceso, cumplimiento y uso.

Lo que la nueva norma podría traer

Otras funciones habilitadas por la tecnología inalámbrica incluyen el seguimiento y la supervisión de los huéspedes del hotel o de los compradores del centro comercial para asegurarse de que se respeta el distanciamiento social y se siguen los requisitos sobre el número de personas reunidas en los espacios públicos. Las tiendas minoristas podrían decidir usar cámaras de video para rastrear si las personas están usando máscaras. Luego están los escenarios más avanzados como el despliegue de sistemas móviles de control de temperatura antes de permitir a los trabajadores volver a una instalación de fabricación.

Juniper, por ejemplo, acaba de anunciar un servicio en la nube que permite a las empresas utilizar datos de localización WiFi para la elaboración de mapas de viaje, el rastreo de proximidad y las alertas de zonas calientes, basándose en los datos recogidos de las placas que llevan los empleados o a través de aplicaciones de telefonía móvil. 

En el caso de que alguien de una empresa dé positivo en el análisis del virus, Juniper dice que su sistema puede utilizarse para identificar con quién entró en contacto la persona y qué áreas de la instalación visitó. También puede ser usado para alertar a la gente en tiempo real de que pueden estar dirigiéndose hacia un área congestionada.

Estos escenarios intensivos de WiFi pueden requerir que las empresas se actualicen a 802.11ax o al WiFi 6, que ofrece un mayor rendimiento, añade Dell’Oro.

Pasar a la administración de Wifi basada en la nube

Cuando todos los empleados trabajaban en una oficina corporativa, la gestión de la WLAN era relativamente fácil, en comparación con el escenario actual de trabajadores dispersos por todas partes. Este cambio ha despertado el interés de descargar la gestión de la WLAN a los proveedores de servicios basados en la nube.

Dell’Oro pronostica que alrededor de la mitad de las personas que encuestaron indicaron que la pandemia está sirviendo como “catalizador que desencadena el interés de las empresas en las aplicaciones y la infraestructura basadas en la nube”.

Para los expertos en WLAN, el cambio a un servicio en la nube requiere un conjunto de habilidades completamente diferente que incluye aspectos como la gestión de las relaciones con múltiples proveedores de servicios en la nube y asegurarse de que se cumplan los SLA. Estas habilidades no sólo harán que los profesionales de WLAN sean más efectivos en su trabajo actual, sino que también los posicionarán para avanzar hacia roles de gestión de la nube de mayor nivel dentro de la empresa.

-NetworkWorld.es

Deja un comentario