Internet de las Cosas ayuda a Kellogg Company a reducir consumo de energía

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Administración de proyectos, Aplicaciones, Cómo hacerlo, Destacado, Internet de las Cosas, Internet de las Cosas, Lo más reciente, Lo más reciente, Tendencias, Tendencias, Transformación digital, Transformación digital

Kelloggs-cajas

[widget id="text-55"]

Kellogg´s, conocida por su gran variedad de cereales, utiliza el Internet de las Cosas para reducir su consumo de energía. El proyecto inició en 2005 con la definición de las metas a diez años para este fin, con ello, Kellogg Company empezó a trabajar con el uso de los datos operativos de PI System de OSIsoft, para cumplir sus objetivos. Actualmente, la empresa afirma haber obtenido un ahorro de 3.3 millones de dólars anuales en consumo de energía.

Al comienzo del proyecto, la propuesta era medir los datos en tiempo real utilizando PI System, una de las tecnologías más usadas por la industria en Internet de las Cosas, lo cual permitiría una mejor toma de decisiones.

“Se instaló un medidor de tensión primaria, de gas y aire, así como centenares de tags del PI System, que le permitirían al equipo comparar las próximas metas de energía y medir avances y éxitos”, afirmó John Gothberg, Gerente de Ingeniería y Servicios de Kellogg Company.

Todo el proceso se desarrolló en siete etapas y le permitió a Kellogg´s ganar visibilidad con lo relativo a sus seis unidades de aire acondicionado, calefacción y ventilación dentro de la fábrica, todas controladas mediante un sistema de administración de edificios.

Con los datos generados por el Internet de las Cosas, se dieron cuenta de que en uno de los procesos de la fábrica calentaban el aire por error y luego lo enfriaban nuevamente.

Un poco de ese aire se traía desde el exterior y no estaba vinculado con el sistema de administración de edificios, cuestión que presentaba riesgos para la seguridad de los alimentos y casi anulaba la presión del edificio. La situación pudo subsanarse con una adaptación, que ahorró gran cantidad de dinero y ubicó a la empresa más cerca de sus metas de consumo de energía.

Además, los datos presentaron una oportunidad extra para ahorrar dinero en los costos de energía de las bombas de presión para surtir agua reciclada a través de las bobinas, que impedían que las mismas se congelaran. El aire fresco se estaba llevando de unidad en unidad de aire acondicionado a la vez. Sin embargo, Kellogg´s descubrió que, si esto se hiciese en las seis unidades simultáneamente, se podría mezclar el aire de retorno del edificio y traer suficiente aire renovado como para no necesitar calefaccionar para el agua. Con este cambio tan simple, y en apenas una semana, ahorraron 40 mil dólares.

“Elegimos PI System en el año 2000”, dijo Gothberg. “Y durante todos estos años nuestra fábrica ha ahorrado 3.3 millones de dólares anuales.”

Deja un comentario