Jorge Sánchez, Sherwin-Williams, IT Manager

Autor: José Luis Becerra
Categorías relacionadas:
Estrategia CIO, Innovación

Alineación con el Negocio/Innovación

Con el propósito de generar una sola aplicación de punto de venta para todos los países de América Latina donde tiene presencia Sherwin-Williams, la filial en México ha sido la primera en poner en operación el proyecto Global POS, que hoy puede compartir información homologada de punto de venta con el ERP a nivel mundial. Debido a sus buenos resultados, esta práctica comenzará a implementarse en otras filiales de la región.

“Antes, en cada país teníamos un sistema de punto de venta hecho a la medida. En el caso de México, el punto de venta anterior lo habíamos utilizado por ocho años”, señaló Jorge Sánchez, IT Manager de Sherwin-Williams. “Las principales limitantes que teníamos era interactuar con nuestro sistema global ERP, ya que las interfaces y las adecuaciones eran una práctica local”. Sin embargo, dijo, era importante contar con un sistema global y estandarizado, porque se genera una economía de escala en todos los países.

Durante la implementación del ERP, hubo un grupo denominado Global POS (Point of Sale). Este grupo visitó los ocho países de América Latina donde la empresa fabricante de pinturas y recubrimientos tiene oficinas, con la intención de conocer los requerimientos de punto de venta de cada país, y desarrollar un sistema estándar con un solo punto de información a nivel regional para compartirla con el corporativo. “La homologación de criterios, y la manera como se presentan los números en cada país y en cada sistema propietario significaban un reto técnico”, explicó Sánchez.

Dijo que en México, el proyecto Global POS inició en enero de 2012. “Las pruebas empezaron en abril en cuatro tiendas por cuatro meses, luego hicimos un roll out, y se eligieron cuatro tiendas más para tener más masa crítica. A partir de octubre de 2012 empezamos un roll out masivo y en febrero de este año se terminó la implementación en las 125 tiendas que tenemos en el país, aunque aún estamos trabajando con el grupo global para afinar detalles de integridad de información”.

México es el primer país en América Latina donde se ha llevado a cabo la implementación de esta herramienta, de manera que “hemos sido pioneros en estas iniciativas para poder replicar las prácticas a nivel mundial”, aseveró Sánchez.