Juan Arévalo Carranza, Director de Sistemas Banco Azteca

Autor: José Luis Becerra
Categorías relacionadas:
Estrategia CIO, Innovación, Proyectos de TI

CIO100 2014 Líder Creatividad en TI

“Uso de biométricos: huella digital y reconocimiento facial” es el proyecto que está ejecutando el Banco Azteca de la mano de su Director de Sistemas, Juan Arévalo Carranza. Sus objetivos: optimizar la seguridad bancaria y ayudar a la creación de una base de datos de cliente única para la organización.

Para ello, esta institución bancaria implementa estándares biométricos, “siendo el primer banco en México que efectúa este método –desde la apertura de cuentas, hasta las operaciones de crédito y de captación– para autentificar la identidad y mejorar el servicio a través de personalización”, señaló Arévalo.

Explicó que antes sólo se contaba con un sistema de huella, que no permitía localizar un usuario específico entre los millones de registros. Hoy, con la ayuda del reconocimiento facial mediante cámaras de video especializadas, este proceso se realiza en un par de segundos, lo cual beneficia a la seguridad corporativa aportando una mejor identificación de clientes, operaciones más rápidas y eficientes, personalización de servicios, un mejor y más ágil servicio al cliente, así como la reducción de fraudes y suplantación de identidades.

El trabajo dactilar es llevado a cabo por una de las soluciones más reconocidas a nivel mundial, Digital Persona, mientras que el Face Recognition fue desarrollado in house. La seguridad digital ya está presente en todas las sucursales de Banco Azteca en el país, mientras que la identificación facial aún se encuentra en fase piloto en dos sucursales en México –Villa Olímpica y Azteca–, esperando cubrir el resto del país antes de que concluya el año.

Hasta el momento se han logrado revisar 60 millones de huellas y encontrado cerca de seis millones de clientes duplicados, de los cuales 5,000 tenían más de una identidad. “Nos gusta ser pioneros en este tipo de tecnologías. Hemos logrado ser uno de los bancos con menos fraudes cometidos a cuentas de nuestros clientes, además de que ofrecemos una banca personalizada, diferente a la tradicional,” concluyó Arévalo.