La seguridad, freno para la adopción masiva de la nube

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:
Administración, Administración del riesgo, Aplicaciones, Cómo hacerlo, Cloud / Nube, Cloud Computing, Cloud computing, Continuidad, Continuidad de negocios, CSO, Lo más reciente, Lo más reciente, Nubes públicas y privadas, Principal, Protección, Protección de datos, Recuperación, SaaS, Seguridad, Seguridad, Seguridad, Seguridad

inseguridad-frena-nube

Los administradores TI están encontrando dificultades para mantener las aplicaciones y los datos seguros en la nube. Como consecuencia, muchos están frenando la adopción de tecnologías de nube, según una encuesta que realizó Intel a 2,000 profesionales del sector en diferentes países e industrias.

La cuestión no se queda en la propia nube, ya que el estudio confirma que dos de cada tres personas tienen confianza en la cloud pública.

Sin embargo, los responsables (65%) se ven repelidos por el concepto ‘Shadow TI’ que está tomando cada vez más fuerza y por la escasez de habilidades y talento en materia de ciberseguridad (49%).

“Mucha gente ha comprado la historia de que la nube es una panacea para ellos”, aseveró Dan Olds, analista principal de OrionX. “Es un tema candente en estos momentos, pero el entusiasmo no ayuda a asegurar los entornos”. El experto dijo estar de acuerdo con los resultados que arroja la encuesta: “el problema se remonta directamente a ‘Shadow TI’. Por ejemplo un empleado del área de Marketing que quiere una aplicación la compra directamente en la nube en lugar de acudir a TI, lo que genera muchos problemas”.

La solución pasa por un control más férreo del departamento TI sobre la nube, sobre todo después de que la encuesta hizo hecho público que el 62% de las empresas almacena información sensible de los clientes en la nube pública. Además, hay que saber elegir el proveedor adecuado para las funciones que necesita cada firma.

“Las organizaciones necesitan entender todas las aplicaciones que tienen en las instalaciones y en la nube y desarrollar algunos criterios para lo que puede salir de esa nube y lo que nunca debería llegar al exterior”, concluyó Olds.