Nace la primera generación de huérfanos digitales en México

Autor: Sandra Plata
Categorías relacionadas:
Del día, Medios sociales, Medios sociales, Redes Sociales, Redes sociales, Tecnologías

[widget id="text-55"]

En promedio un mexicano pasa al día conectado a internet 8 horas con 12 minutos. Este panorama ha generado un fenómeno social al que Alejandra Corona, Master Coach por la Universidad Iberoamericana, llama huérfanos digitales: “Se trata de niños que están desprovistos de la atención materna o paterna debido a que sus padres son adictos a la tecnología, específicamente al teléfono inteligente”.

“Gracias al nacimiento de las redes sociales, el teléfono inteligente se convirtió en un compañero inseparable, hábito que comenzó a marcarse a partir de 2010”, explica Corona.

“La primera generación de niños considerados como huérfanos digitales comenzó a gestarse en 2010, y hoy estamos viendo esa generación de niños y algunos casi adolescentes que experimentan un abandono materno o paterno, por el uso excesivo que sus padres tienen con sus teléfonos inteligentes”, agrega la especialista en “Liderazgo a través de la inteligencia emocional” por la Case Western Reserve University.

Alejandra Corona escribió en 2018 el libro Huérfanos Digitales, que habla sobre los riesgos que enfrentan los hijos de los padres que abusan del celular y otros dispositivos móviles en momentos de convivencia familiar.

Los riesgos que los papás enfrentan por este fenómeno son múltiples: sus hijos experimentan comportamientos negativos en su conducta; crecen enojados con sus papás; adquieren conductas erróneas de relaciones sociales, ya que desean un dispositivo móvil más que cualquier otra cosa.

“Pero quizá una de las consecuencias más graves es que el niño tiene toda la intención de ignorar a sus padres a partir de recibir un teléfono, porque obtendrá las mismas satisfacciones que sus papás tienen con los suyos. El teléfono funcionará como un escudo y no dar cabida a los espacios emocionales”, asegura la autora.

¿Qué deben hacer los papás ante esta situación? En su libro, Alejandra Corona propone un plan estratégico que consta de:

1. Hacer conciencia del problema.

2. Hacer una reflexión profunda y ubicar todas las actividades que me gustan y que no me gustan hacer con mi(s) hijo(s).

También es recomendable tomar un curso de coaching que ayude a los papás a ponerse objetivos alcanzables, medibles y realistas para superar malos hábitos.

Deja un comentario