Parte 1: El amor digital también se transforma en este 2020

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:

El mercado de encontrar parejas casuales o más bien permanentes es tan grande como las dimensiones de la población mundial, potenciada por la conectividad contemporánea. Se estima que este mercado de citas en diferentes formatos y desde diversas aplicaciones y dispositivos de telecomunicaciones alcanza a nivel mundial un valor superior a los 12 mil millones de dólares.

En México, la población de 16 años o más, es cercana a los 90 millones de personas (72.5% de la población total), prácticamente todas con una línea celular y la mayoría de ellas, internautas regulares.


Efectivamente, la masificación global de las redes sociales y la creciente adopción tecnológica y digital han transformado sustancialmente las dinámicas y formas de comunicación e interacción entre la humanidad.

El amor y la interacción del ligue son dos campos que han evolucionado a partir de la adopción del internet fijo y sobre todo móvil, al ser ventana de acceso a servicios de mensajería instantánea, redes sociales, SMS, voz, aplicaciones para ligar, distribución de contenido erótico y pornográfico, entre muchos otros.

Las redes sociales y las aplicaciones de ligue son un mecanismo eficiente para conocer personas afines o lo que se quiera buscar, con el propósito de entablar una relación amorosa o casual, que se suman a los encuentros de tipo más tradicionales como bares, socialización con amigos, “ser presentado” con alguien, etc. Estas apps no sustituyen esos formatos ya establecidos, sino que los complementan.

Por ejemplo, el creciente uso de redes sociales y aplicaciones para citas han provocado que el conjunto de personas disponible (la Oferta, en el mercado del ligue) para cualquier individuo (la Demanda) aumente de manera considerable.

Es decir, un mercado que crece de forma dinámica.

Entre las tendencias identificables en la actualidad, está que aquellos usuarios que busquen una relación formal pueden ser los menos beneficiados por esta nueva operatividad. Sin embargo y a pesar de ser la minoría, cuentan con un importante beneficio en su proceso de búsqueda, ya que cuentan con más información acerca de la disponibilidad y atributos de candidatos y candidatas, con lo que este segmento del mercado se lubrica en su operatividad y eficiencia.

Por su parte, para aquellos usuarios más “de paso”, en búsqueda de citas casuales, es mayor la probabilidad de anotar en su lista un encuentro.
 A pesar de la incertidumbre y varianza del éxito o fracaso de las experiencias personales de cada usuario de estos servicios, la realidad es que su uso y adopción ha proliferado significativamente entre los mexicanos y sin duda seguirá aumentando su relevancia para el relacionamiento en los próximos años. Se observa también que esto es más marcado en las nuevas generaciones, que nacieron digitales y móviles y, con todo, más intensivos en el uso de plataformas digitales para la interacción social, incluido el ligue.

A la caza en las redes sociales

Entre los 85.2 millones de internautas en México, 2.5 veces más que hace una década y creciendo permanentemente, 99.1% hacen uso de redes sociales.

En números, 84.3 millones de potenciales usuarios que utilizan estas herramientas tecnológicas, no sólo para la comunicación de voz y datos, sino que también para el flujo de intercambios lúdicos como conocer a ese alguien especial.

Efectivamente, 44.8% de los internautas han comenzado una relación sentimental o sexual con alguien que conocieron a través de estas plataformas, lo cual representa un incremento de 8 puntos porcentuales con respecto a lo reportado en 2019.

Se dice siempre que el tamaño importa y, en este caso, el del mercado en términos de usuarios de redes para el relacionamiento asciende a 37.8 millones.


Internautas que han encontrado el amor en la red

Fuente: The Competitive Intelligence Unit, 2020

En términos de la eficacia de estas redes, 64% de los usuarios afirman que el uso de estas ha beneficiado sus relaciones de pareja, no sólo en número, sino también en variedad.

Entre las redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea más utilizadas para ligar, destaca WhatsApp con 33.3% de las preferencias, seguida de cerca por Facebook con 25.1% e Instagram con 17.4% del total de los usuarios. En contraste, Twitter se ubica como una de las redes sociales con menor uso para ligar con tan sólo 6.4% de la preferencia.

Redes Sociales/Apps de Mensajería Instantánea para Romancear
(Preferencia entre Usuarios, %)

Fuente: The Competitive Intelligence Unit, 2020

Las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea ponen al alcance de la palma y posibilitan una interacción cercana e inmediata con otras personas, al consolidarse como la vía principal de comunicación para los internautas mexicanos.

No obstante, y no queremos ser aguafiestas. La versatilidad de estas plataformas no siempre opera como un aliado de cupido, en ocasiones es todo lo contrario.

No todo es miel sobre hojuelas

Ser usuario de estas plataformas y conocer sobre sus usos potenciales, aunque estos no sean necesariamente ejercidos, genera incertidumbre por conocer el comportamiento de nuestra pareja en estas, y en muchas ocasiones, pone en tela de juicio su fidelidad.

Al respecto, 43.6% de los internautas refieren que en algún momento han revisado el Smartphone, Tableta o Computadora de su pareja en búsqueda de información para saber si existe algún tipo de infidelidad vía canales digitales. Entre estos, más de la mitad (51.2%) admitió que la revisión se dio sin el consentimiento de su pareja.

¿Y qué tal les fue en su momento de Sherlove Holmes al acceder en el dispositivo de sus parejas? Estos detectives se llevaron una sorpresa muy desagradable. Más de la mitad (57.7%) encontró algo extraño o incómodo que lo hizo sentir muy mal.

La mayoría de los internautas aprovechan momentos en los que su pareja se encontraba en otras actividades cotidianas para revisar su dispositivo.

¿Se imaginan, bañarse con el teléfono en las manos? Sería una buena solución, puesto que 36.2% de los casos de revisión se da cuando el investigado en cuestión se está bañando, mientras que 38.3% aprovecha el momento en que su pareja está ocupada haciendo en otras cosas. Pero no se preocupen, pueden dormir tranquilos, a menos que tengan algo que ocultar porque 25.4% de los usuarios lo hacen mientras su pareja está dormida.

Y de verdad parece que las redes sociales comienzan a complicar la labor de cupido, puesto que 29.7% terminó una relación sentimental con alguien por las conversaciones, publicaciones y/o interacciones que ha encontrado en plataformas de redes sociales y servicios de mensajería instantánea de su pareja.

Aun así, algunos usuarios son más extremistas. 25.6% han llegado a crear una cuenta falsa para espiar o tender una trampa a su actual pareja y de esta forma verificar si sus sospechas de infidelidad son ciertas.

Redes para el espionaje y la ocultación

Sin embargo, ¿Qué tan alejados pueden estar las sospechas sobre su pareja?El 45.2% de los internautas mexicanos ocultan su situación sentimental o evitan subir fotos con su pareja actual en redes sociales para parecer “disponibles” ante potenciales relaciones.

Adicionalmente, 39.2% oculta mensajes o elimina contenido de sus comunicaciones e interacciones de sus dispositivos móviles para evitar peleas o celos con su pareja, pues asumen que el intercambio de mensajes con otras personas hará que su pareja se sienta incómoda.

A pesar de las sospechas y revisiones, los casos de infidelidad son los menores, 13.1% de los usuarios comentó que ha sido infiel a su pareja con alguien que conoció por medio de las redes sociales.

Sin duda, la tecnología nos ofrece estas herramientas facilitadoras de todo tipo de procesos, en este caso del amor y del desamor, y cómo podemos ver, en ocasiones ya sea por sospechas con fundamento o no, puede llegar a complicar un poco las cosas, detectives.

Ligando desde las apps

Para nadie es un secreto ya que las aplicaciones de ligue son un medio importante, crucial para muchos, en la búsqueda de una relación amorosa o sexual.

Entre los internautas mexicanos, 38.3% (32.5 millones) utiliza o ha utilizado al menos una de estas aplicaciones, esto es, 3 puntos porcentuales más que en 2019. Incluso, la proporción de usuarios que usa estas tras un rompimiento amoroso es ligeramente mayor, al contabilizar 40.6% del total.

Así, pareciera que estas apps se han convertido en un territorio del despecho, una especie de complemento o hasta sustituto de las cantinas para muchos en el pasado, y por qué no, aún en el presente.

No obstante, el uso de estas aplicaciones no se realiza de forma continua, sino de manera intermitente, al desactivar (o activar) su cuenta dependiendo de su interés en un momento en particular.
Es así como únicamente, 28.9% de los internautas tiene una cuenta activa actualmente.

El mercado de aplicaciones revela hoy a tres grandes jugadores o territorios de preferencia de sus ligadoras y ligadores. Tinder, Bumble y Badoo concentran a cuatro de cada cinco suspirantes.

Tinder (con funciones como swipe, match super like, boost, rewind entre otras) lidera con un margen muy superior los demás, con casi la mitad de los usuarios (participación de mercado de 47.0%), seguido de Bumble (aplicación no sólo dedicada al mercado del ligue sino también a la formación de amistades y contactos profesionales), Badoo (basada en la geolocalización y en las personas que “te encuentras” en el camino) Happn (permite identificar a otro usuario en el momento en el que te cruzas con él en la vida real) y Grindr (chat abierto enfocado en encuentros entre parejas gay) con 18.6%, 10.9%, 4.9% y 4.3% de las preferencias, respectivamente.

La mayor base de usuarios de Tinder habilita economías de red y así, una mayor posibilidad de encontrar una pareja o ligue potencial, al ser la app de ligue con mayor concurrencia. En otras palabras, el que entra a esta app encuentra una oferta y variedad que amplifica sus posibilidades de hacer Match.

Preferencias de uso y efectividad de las aplicaciones de ligue

El perfil del usuario determina la preferencia por el uso (¡o no!) de estas aplicaciones. Entre los usuarios se identifica que:

  • 34% afirma buscar una relación formal
  • 27% utiliza estas plataformas para tener un encuentro sexual casual
  • 20% busca amigos en estas plataformas (¿están en la app equivocada?)
  • 8% encuentra compañeros para alguna determinada actividad
  • 2% para tener relaciones sexuales no convencionales (como tríos y orgías), y
  • la proporción restante (9%) para conocer su funcionamiento y/o conocer personas diferentes (¡ayajaaaa!)

Al momento de utilizar una aplicación de ligue, la creatividad en la creación del perfil toma relevancia crucial para el éxito del usuario.

En ese sentido las principales características que destacan los usuarios son: intereses (85%), apariencia física (59%), frecuencia de viajes (25%), trabajo estable y bien remunerado (17%). Sólo 7% de los usuarios reconocieron haber mentido o exagerado alguna de estas características. Adicionalmente, 2 de cada 10 personas utilizaron alguna herramienta para editar sus fotos de perfil.

Las principales características que busca un mexicano en otra persona a través de una aplicación de ligue coinciden directamente con las características visibles por los usuarios en la creación de su perfil.

Los mexicanos buscan a una pareja que tenga intereses en común (81%), sea guapo/guapa (73%), o sea que verbo mata carita y, estabilidad económica que deriva de tener un buen trabajo y salario (50%).

Además, para dos de cada tres mexicanos es importante que la persona objetivo sea soltera.

– Ernesto Piedras, Rolando Alamilla, Marissa Manzanilla y Paulina Castañeda

Deja un comentario