Protección de datos, una prioridad para el equipo Williams Martini Racing de F1

Autor: Redacción CIO México
Categorías relacionadas:
Administración, Administración de proyectos, Administración del riesgo, Amenazas, Cómo hacerlo, Cloud / Nube, Continuidad, Continuidad de negocios, CSO, Del día, Estrategias, Identidad y Accesos, Lo más reciente, Lo más reciente, Malware y Amenazas, Nubes públicas y privadas, Políticas y normas, Principal, Productos de seguridad, Protección, Protección de datos, Recuperación, SaaS, Seguridad, Seguridad, Seguridad, Seguridad, Tecnologías

williams-acronis-garage El piloto canadiense Lance Stroll (derecha) conversa con el equipo de ingenieros en el garage de la escudería Williams Martini Racing.

[widget id="text-55"]

El Gran Premio de México 2018 de Fórmula 1 realizado este fin de semana evidenció nuevamente que, además de la pericia de los pilotos y del ejército de técnicos que apoyan cada escudería, se trata de un deporte basado en datos. El caso del equipo Williams Martini Racing es un claro ejemplo de ello.

En sus 40 años de historia –desde 1977 cuando creada por Frank Williams y Patrick Head– sus datos siempre han sido protegidos de acuerdo con los más altos estándares de la industria y actualmente el equipo cuenta con sistemas para mantenerse así. Sin embargo, como los demás equipos de la Fórmula 1, esta escudería enfrenta un desafío: el creciente volumen de datos.

Y es que la información proveniente de los procesos de telemetría, diseño, ingeniería, CFD (dinámica de fluidos computacional), el túnel de viento y la fabricación del vehículo es de vital importancia en la Fórmula 1. La pérdida de datos en cualquiera de estas etapas no es una opción porque puede tener un efecto negativo en el rendimiento del equipo donde más importa: la pista de carreras.

“Tenemos tres cajas fuertes llenas de cintas que contienen cientos de terabytes de datos”, explicó Graeme Hackland, CIO de Williams Martini Racing. “Necesitábamos un socio tecnológico que nos ayudara a lidiar con la protección de datos de una manera más eficiente”.

Señaló que anteriormente Williams tenía una estrategia de copia de seguridad tradicional: usar el NDMP (Protocolo de Administración de Datos de Red) y almacenar datos en cintas. Pero a pesar del uso de NDMP, la ventana de respaldo creció exponencialmente de un año a otro, de manera que las copias de seguridad llevaban más y más tiempo completar. Llegó al punto en que el equipo ya no podía manejar la cantidad de datos que necesitaban ser protegidos cada día en la fábrica de Williams. Además, las tareas nuevas para copia de seguridad no se podían iniciar porque las copias anteriores todavía se estaban ejecutando.

Por si esto fuera poco, la recuperación de datos también representó un desafío, ya que tratar de encontrar datos y luego recuperarlos se convirtió en una tarea de tiempo completo. Los administradores debían garantizar que las copias de seguridad se estuvieran ejecutando correctamente, solucionando los problemas a medida que surgían. A pesar de que tuvieron que hacer muy poca recuperación, les tomó demasiado tiempo efectuar esta tarea. Y cuando el administrador recuperaba finalmente los datos de la copia de seguridad, “a menudo la persona que la había solicitado ya estaba en otra tarea o concentrado en otra cosa”, recordó el CIO.

Un proceso transformador y seguro

Cuando en 2014 Hackland se unió a Williams Martini Racing como CIO, comenzó a impulsar la transformación digital de la empresa. Esto incluyó una amplia adopción de servicios basados ​​en la nube para aumentar la productividad y aprovechar el poder de cómputo adicional que ésta podría proporcionar.

Cabe señalar que Williams utiliza la nube para efectuar análisis de datos, empleando dos racks de servidores que coloca en su garaje durante cada carrera. La compañía también tiene más de 1,000 buzones de Microsoft Office 365 y evalúa el uso de SharePoint en línea.

acronis-williams-f1-premio-de-mexicoSin embargo, el sistema de respaldo que utilizaba en la fábrica no podía proteger las cargas de trabajo en la nube del equipo. Williams requería una nueva solución que no discriminara entre entornos locales y de nube, para así proteger todas las cargas de trabajo. “Necesitábamos un socio de protección de datos para ayudarnos a ser más agresivos con nuestra nube y asegurarnos de que siempre tengamos una copia de repuesto de todos nuestros datos”, afirmó Hackland.

Para enfrentar sus desafíos de protección de datos, Williams Martini Racing formalizó una asociación tecnológica estratégica con Acronis, mediante la cual esta empresa de origen suizo proporcionó una protección de datos completa para la fábrica de Williams, aplicaciones empresariales, así como la infraestructura necesaria para las labores de pista y talleres en cada competencia.

Esta protección requiere la implementación más de 200 servidores de propósito general, tanto SQL físicos como virtuales, así como 650 estaciones de trabajo para el equipo de ingeniería de Williams y más de 1,000 buzones de Microsoft Office 365. De esta forma, la información se almacenan dentro de un centro de datos de Williams con la opción de replicarlos en un centro de datos externo o en la nube de Acronis para una protección adicional.

Esta configuración ha permitido a Williams iniciar el proceso de erradicación de las cintas y mantener los datos fácilmente accesibles.

La siguiente etapa de la implementación incluirá la protección de las cargas de trabajo en la nube y las herramientas de productividad, como las cuentas de Microsoft Office 365 y los entornos de SharePoint. Acronis proporcionará una copia de seguridad de nube a nube y un almacenamiento seguro de datos en la nube, proporcionando visibilidad de los datos a través de la misma interfaz de administración utilizada para todos los demás datos.

La función Acronis Active Protection incorporada también detecta, finaliza y se recupera automáticamente de los ataques de ransomware, que es la variedad de malware más generalizada y destructiva. “Esta tecnología es rápida e intuitiva, y ha ayudado a Williams a optimizar nuestros recursos de TI”, concluyó Hackland.

 

 

 

 

Deja un comentario