Qué hacer para que compradores en línea no abandonen el “carrito”

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:

compras-online-carrito

Imagine que un cliente navega por el sitio web de su empresa, en el último paso del “carrito” hace click en “COMPRAR”, pero el pago no es autorizado. El cliente sentirá como si los productos le hubieran sido quitados de sus manos.

A menudo, el bloqueo se realiza de forma incorrecta y, probablemente, este cliente no volverá a comprar a través de su sitio web. Debido a la complejidad de la Autorización, no existe un enfoque único que funcione para todos. Es necesaria una estrategia “bien pensada, que considere la autorización a nivel micro y macro, para garantizar que las transacciones no se abandonen”, argumenta Nick Tubb, Vicepresidente Comercial de Ingenico ePayments, al exponer en qué consistiría dicha estrategia.

A nivel macro, crear una estrategia de autorización internacional

De acuerdo con el directivo, si usted desea vender en el mercado internacional, hay varios factores a considerar cuando se trata de autorización y adquirencia. “Esto se debe a que cada país tiene una infraestructura de pagos y un marco regulatorio único con los que debe participar”. Una opción es establecer una entidad legal local y celebrar acuerdos comerciales con bancos adquirentes locales, o que use una sola entidad legal para aceptar tarjetas en todos los mercados.

Otra estrategia es asociarse con un proveedor de servicios de pago (PSP), que tenga conexiones con varios adquirentes de tarjetas locales en diferentes mercados y que procesen esos pagos locales a su nombre. Los emisores a veces pueden restringir las transacciones de tarjetas con comercios en ciertas regiones estratégicas. Por lo tanto, ofrecer soluciones de pago locales, en consecuencia, aumenta significativamente las posibilidades de recibir una autorización.

Con un buen PSP, las transacciones pueden procesarse como nacionales, intrarregionales o interregionales, dependiendo de la ubicación del comercio y el cliente. Es importante comprender qué opciones y configuraciones generan las mejores tasas de conversión.

A nivel micro, comprensión de rechazos flexibles y rígidos

La razón por la que un adquiriente rechaza una transacción generalmente puede proporcionar algunos consejos sobre cómo aumentar la conversión. Por lo tanto, aunque los códigos de rechazo o las respuestas ofrecidas por los compradores puedan parecer muy técnicas, es de vital importancia entender qué significan. La distinción más importante se refiere a rechazos “rígidos” y “flexibles”.

Un rechazo rígido representa un error de autorización que no se puede resolver de inmediato. Debido a un número de tarjeta no válido, fondos bajos o una tarjeta vencida son tan solo un ejemplo.

Los rechazos rígidos están definidos y no se resolverán por sí mismos, sabemos por experiencia que es poco probable que los intentos posteriores con el mismo método de pago tengan éxito.

Los rechazos flexibles son más complicados. Algunas transacciones rechazadas van acompañadas de un código de respuesta genérico y generalmente surgen debido a complejidades en el ecosistema de pagos.

Todos los adquirentes, emisores y sistemas pueden rechazar una transacción, pero no existe un estándar global sobre cómo comunicar los motivos. Esto da como resultado un rechazo flexible de una transacción que era legítima debido a la forma en que la información se comunica (o no) a través de la página de pago. Con rechazos flexibles, podemos ayudar a realizar cambios que mejoren las tasas de autorización.

Uso de compradores secundarios y análisis de transacciones más profundos

 Para Tubb, un enfoque efectivo para los rechazos flexibles es dirigir automáticamente las transacciones fallidas a un adquiriente secundario para un “reintento”. Con los socios tecnológicos adecuados, el ruteo automático puede aumentar la autorización sin prácticamente ningún impacto en la experiencia del cliente.

Adicionalmente, añade, “siempre es aconsejable trabajar con sus socios de pago para realizar un análisis más profundo de los códigos de rechazo”. Esto puede revelar si los bancos emisores o los adquirentes son el problema, o si las transacciones desde ciertas ubicaciones están causando rechazos constantes, concluye el directivo de Ingenico ePayments .             

Deja un comentario