Ranking estatal 2013 de portales .gob

Autor: José Luis Becerra
Categorías relacionadas:
Lo más reciente, Principal, Reportes e investigaciones, Tendencias, Tendencias

[widget id="text-55"]

Aunque un poco más tarde de lo acostumbrado, y ahora en la revista CIO México, presentamos el Índice de Gobierno Electrónico Estatal (IGEE) que incluye la evaluación de los portales estatales de los 31 estados del país y del Distrito Fe­deral. El instrumento de observación es el mismo que hemos utilizado en los últimos años, e incluye 143 preguntas distribuidas entre las cinco dimensiones que tradicionalmente conforman el IGEE. El instrumento puede solicitarse vía correo electrónico a cualquiera de los autores, y se encuentra documentado en el Banco de Información para la Investigación Aplicada en Ciencias Sociales (BIIACS) del CIDE (http://www.biiacs.cide.edu/).

Como cada año, el tiempo de evaluación de cada portal fue entre 60 y 90 minutos. En este tiempo de visita se recolectaron datos a través de las 143 preguntas del cuestionario. Adicionalmente, se siguió un proceso riguroso de revisión de la captura para disminuir posibles errores y presentar datos fidedignos en los resultados del índice.

La medición del IGEE 2013 conserva los mismos componentes del enfoque evolutivo (Información, Interacción, Transacción, Integración y Participación), que es conceptualmente consistente con algunos de los rankings de e-gobierno más reconocidos a nivel internacional como el que realiza la Red de Administración Pública de las Naciones Unidas (United Nations e-Government Survey). Más aún, consideramos que nuestro enfoque ofrece una evaluación integral de la utilidad de los portales para los ciudadanos. El índice fue construido a través de observaciones independientes realizadas por un panel de evaluadores en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP). Las evaluaciones se realizaron en diferentes momentos entre los meses de enero y junio del 2013.

Como cada año, es importante aclarar que el índice no mide necesariamente si un elemento existe o no en el portal, sino el hecho de que el elemento pueda ser localizado por el ciudadano en un tiempo razonable y con un grado de esfuerzo que no vaya más allá de lo normal. De este modo, no sólo se trata de incluir elementos en los portales, sino de incluirlos en forma tal que sean fácilmente en­contrados y usados.

Finalmente, y al igual que en evaluaciones anteriores, en el desarrollo del índice se ha establecido la misma ponderación a todos los elementos observables dentro de cada componente, y a todos los componentes en el puntaje total. Esto parte del supuesto de que para el ciudadano es igualmente importante efectuar una transacción en línea, que encontrar la información que necesita o comunicarse con el funcionario apropiado.

Hallazgos

Entre los hallazgos más importantes de este año, destacan los cambios en los estados que ocupan los cinco primeros lugares. Nuevo León recupera el primer sitio, dejando a Jalisco —que había sido el portal número 1 en los dos años anteriores–en el segundo lugar. Chiapas incrementa un par de posiciones para ubicarse ahora en el tercer lugar, mientras que Querétaro y Yucatán quedan en las posiciones cuarta y quinta respectivamente. En el caso de Querétaro, el cambio es importante ya que en el año 2012 se encontraba en el lugar número 15 (ver tabla 1). El mayor incremento en la calificación de este portal se da en los componentes de Integración y Participación del IGEE.

En esta continua evolución, la mayoría de los portales se movieron en el ranking. Solamente San Luis Potosí se mantuvo en la misma posición. Sobresalen las caídas de los portales de Aguascalientes, Baja California y Chihuahua, que pierden 12, 11 y 11 posiciones respectivamente (ver tabla 2). El caso de Baja California, que cayó del lugar 4 al 15 parece explicarse por cambios en el componente de Transacción del IGEE. Por el contrario, destacan el incremento en posiciones de los estados de Tamaulipas, Sinaloa y Querétaro, quienes escalaron 17, 15 y 11 posiciones en el ranking. En el caso de Tamaulipas, el portal mejoró más del 20% en los componentes de Información, Transacción e Integración, y duplicó los puntos obtenidos en el área de Participación.

Otros datos interesantes reflejan la mejora continua de estados como Tlaxcala y Querétaro, que en los últimos dos años han mejorado de forma importante dentro del ranking. Tlaxcala ha escalado 9 posiciones en los últimos dos años, mientras que Querétaro ha escalado 22 posiciones en el mismo período. El portal del Distrito Federal, que había venido mejorando desde hace algunos años, tuvo una caída importante en este año (8 posiciones). Sinaloa, que perdió 23 posiciones en el 2012, recuperó 15 en este año.

Estos cambios demuestran el dinamismo y los procesos de mejora continua que se realizan en estos portales, provocando que algunos estados ganaran o perdieran posiciones de manera notable este año. Aunque cabe aclarar, como lo hemos hecho en otros años, que son posiciones relativas a los demás estados. Así, un estado que haya conservado su portal igual que el año anterior pudo haber perdido posiciones en el ranking de este año, considerando los esfuerzos y mejoras incorporadas en los portales de otras entidades federativas.

El promedio en la evaluación de los portales este año fue de 44.8 puntos, lo cual deja a 16 entidades por encima y 16 de ellas por abajo del mismo. En cuanto a los componentes del ranking, se observa un comportamiento similar al de 2012. El componente de Información mantiene un puntaje similar al del año pasado, al igual que el componente de Interacción. El componente de Integración muestra una reducción del 10 % cuando se le compara con el índice del 2012, mientras que el componente de transacción muestra una reducción del 22% al compararlo con la medición del año pasado. El componente de Participación muestra un incremento porcentual del 21%, siendo uno de los componentes que muestra crecimiento continuo en los últimos años. No obstante los cambios, considerando que el valor mayor de la escala es 100, aún existe espacio para mejorar en esta dimensión, considerando que la media actual es de 18.21 puntos. Así, queda aún una brecha que cubrir para proveer a los ciudadanos las herramientas necesarias para participar y colaborar con su gobierno, lo cual se ha convertido en una tendencia mundial junto con los esfuerzos para impulsar gobiernos más abiertos y transparentes.

Conclusiones

El ranking 2013 es interesante y está lleno de sorpresas. Los cambios en su mayoría son positivos. La evaluación distingue el esfuerzo de los gobiernos estatales que se han ocupado de reinventarse, transformar sus organizaciones, usar sus conocimientos y su aprendizaje previo para innovar, proponer, y construir sus portales. Algunos estudios de caso que hemos realizado en los últimos años sugieren que la adopción y formalización de metodologías y procesos de trabajo, así como la colaboración estrecha entre entidades de gobierno son factores clave para este proceso de mejora. Algunos ejemplos como Jalisco, Yucatán, Nuevo León, el Distrito Federal o el Estado de México, muestran que la mejor receta para mantenerse en los primeros lugares de manera más o menos consistente en el tiempo es mantener una estrategia y esfuerzo de toda la administración estatal para producir un portal apegado a los requerimientos y necesidades de los ciudadanos. De acuerdo con los resultados obtenidos este año, consideramos que el Índice de Gobierno Electrónico Estatal 2013 es una herramienta útil para comparar, compartir conocimientos y encontrar soluciones de beneficio común.

La posibilidad de escalar lugares o perderlos es real para todos los portales de gobierno estatal, ello involucra muchas variables, y demuestra que los cambios que se realizan sí tienen un impacto en los resultados obtenidos.

Finalmente, aunque todos los estados han ido creciendo y mejorando sus capacidades para ofrecer servicios interactivos de información y transacciones a sus ciudadanos, uno de los factores que debe considerarse como prioritario en los próximos años es la medición de los impactos de los portales estatales no sólo en términos de su fucionalidad o del uso que éstos tienen, sino del impacto que la calidad de los mismos produce en la recaudación, la transparencia y otros indicadores de creación de valor público.

Agradecimientos

Esta medición fue posible gracias al apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) mediante el proyecto No. 107154. Agradecemos también la valiosa colaboración de Cristóbal Ruz Escobar, Jorge Arturo Catalán Catalán, Roberto Fuentes Enríquez y Jatzia Aragón Aragón en la realización de este estudio. Luis F. Luna Reyes es Profesor Investigador en la Escuela de Negocios y Economía de la Universidad de las Américas Puebla, luisf.luna@udlap.mx

Rodrigo Sandoval Almazán es Profesor de Tiempo completo de la Universidad Autónoma del Estado de México, rsandovala@uaemex.mx

J. Ramón Gil-García es Profesor Investigador de la División de Administración Pública en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), y Director de Investigación del Center for Technology in Government en Albany, Nueva York, Estados Unidos, joseramon.gil@cide.edu

Dolores E. Luna es Profesora Investigadora en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de las Américas Puebla, dolorese.luna@udlap.mx

 

One comment

  1. 1

Deja un comentario