– Seis proyectos estratégicos para toda empresa en este 2016

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:

Estrenamos año y es momento de evaluar todos los recursos e iniciativas, así como de planear proyectos alineados con la estrategia corporativa para implementar en los próximos 12 meses. Hay muchos que cualquier empresa puede llevar a cabo y que, si se ejecutan con éxito, pueden crear oportunidades o, en caso contrario, a la pérdida de ellos.

Ésta es una selección de iniciativas que han realizado nuestros colegas de CIO.com y que toda empresa podría o debería implementar en 2016 para garantizar que las personas, procesos y tecnologías trabajen conjuntamente para aprovechar todas las oportunidades de negocio.

Proyecto 1. Centrarse en los proyectos más que en la estrategia de soporte.
Sea cual sea el tamaño de la empresa, el primer proyecto debería ser revisar la visión y dirección del negocio, y asegurarse que todas las iniciativas apoyan esa visión. Si una empresa es pequeña, esto se consigue asignando a una persona a la gestión del proyecto. Las organizaciones más grandes pueden evolucionar de su tradicional Project Management Office (PMO) o departamento de gestión de proyectos a otro de mayor alcance, que garantice que todos los proyectos, programas o iniciativas están preparados para soportar la dirección estratégica de toda la empresa. Estos departamentos se denominan Enterprise Project Management Office (EPMO).

Proyecto 2. Volver a evaluar las necesidades del cliente.
Independientemente de cuál sea el producto o servicio que ofrece una empresa, tiene que cubrir las necesidades y expectativas de los clientes. Ahora es el momento de hacer una pausa y pensar si realmente la oferta satisface las necesidades de los clientes actuales o potenciales. Es fundamental buscar feedback, comentarios, opiniones de satisfacción porque las necesidades del cliente cambian y es más fácil (y menos costoso) mantener un cliente existente que encontrar uno nuevo.

Es más, si del análisis se concluye que están satisfechos, el siguiente objetivo podría ser superar las expectativas del cliente.

Proyecto 3. Mejorar los procesos de negocio (BPI).
Los procesos que se pusieron en marcha cuando la empresa empezó, pueden no tener sentido o ser ineficaces ahora. Esta es otra área que las compañías deben revisar anualmente para actualizar ciertos procesos o incluso eliminar los no necesarios.

Proyecto 4. Analizar los servicios de nuestros proveedores.
Muchas veces, debido a la carga de trabajo diario, las revisiones del servicio proporcionado por los proveedores se demoran. Sin embargo, todos los servicios que una empresa contrata deben satisfacer plenamente sus necesidades, de lo contrario, se está haciendo un mal uso de los recursos financieros, independientemente de su costa. Esta revisión debería hacerse una vez al año.

Proyecto 5. Revisar los sistemas de información.
También debería estar en su lista de proyectos realizar un inventario de todos los sistemas y tecnologías de la empresa. Ésta crece, evoluciona, por tanto, las aplicaciones, los sistemas y las tecnologías también pueden necesitar un cambio.

La revisión no tiene por qué significar una transformación radical sino detectar qué es lo que necesita la compañía e identificar las áreas que se están cubriendo bien y las que no, para poder mejorar.

Proyecto 6. Reorganizar los recursos humanos.
Este es uno de los proyectos más importantes y más difíciles de abordar, ya que puede generar pánico en el personal a su cargo. No obstante, también puede ser una de las más gratificantes para muchos empleados, ya que puede abrir oportunidades para el progreso. Ser transparente y anticipárselo puede aliviar estas reservas.

El objetivo de esta iniciativa es determinar si los recursos humanos están bien alineados y que las habilidades de cada miembro de la plantilla cubren los requisitos del trabajo y, en función de los resultados, reposicionarlos para cumplir los objetivos de negocio. Tiene sentido sentarse con los empleados y discutir sus intereses y objetivos de carrera, para alinearlos con los del negocio, y crear tanta sinergia como sea posible.

Deja un comentario