Se intensifica el uso de servicios de conectividad fija y móvil

Categorías relacionadas:
Del día, Telecomunicaciones

Las métricas del sector de las telecomunicaciones en el primer trimestre del año en curso muestran dinamismo en términos de usuarios e ingresos, que resulta de la creciente contratación de servicios y la intensificación del uso de sus servicios de conectividad, en ambas modalidades: fija y móvil.

Leer más...



La licitación de 2.5 GHz enfrenta problemas de competencia en México

Categorías relacionadas:
Cómo hacerlo, Destacado, Estrategia CIO, Movilidad, Movilidad, Movilidad, Seguridad, Telecomunicaciones, Tendencias, Tendencias, Transformación digital

Este año se cumplirán seis años del anuncio del reordenamiento de la banda de 2.5 GHz y en este mismo plazo, finalmente se licitarán 120 MHz en las frecuencias ubicadas ente 2500 y 2690 MHz. Es así como sumarán 575 MHz de espectro radioeléctrico asignado para telecomunicaciones móviles internacionales (IMT).

Leer más...



Existen dificultades para alcanzar una competencia efectiva en México

Categorías relacionadas:
Cómo hacerlo, Del día, Desarrollo, Destacado, Infraestructura, Lo más reciente, Lo más reciente, Movilidad, Movilidad, Seguridad, Tecnologías, Tendencias, Tendencias

smartphone

En el contexto internacional es común encontrar 3 o 4 principales ofertas o competidores en cada segmento, ya sea fijo, móvil, banda ancha y TV de paga. No obstante, en varios de estos mercados se hace presente el fenómeno de la concentración. Este se caracteriza por la existencia de uno o dos operadores que atienden a una proporción mayoritaria de los consumidores y que los coloca en una situación de ventaja frente a estos y sus competidores.

En la actualidad, un mercado que enfrenta dificultades para alcanzar la anhelada competencia efectiva es, precisamente, aquel de telecomunicaciones. Debido a los altos requerimientos de capital, lentos retornos a la inversión y consecuentes barreras a la entrada de competidores, diversos mercados alrededor del mundo suelen identificar niveles altos de concentración que se traducen en un limitado impulso competitivo entre uno o dos operadores principales y aquellos de menor participación de mercado.

Es precisamente en la región de Latinoamérica en la que es posible identificar, de forma persistente, un escenario de falta de competencia en diversos mercados de telecomunicaciones móviles.

Al utilizar el Índice de Herfindahl-Hirschman (IHH) como medida de concentración o nivel de competencia en 18 países de la región, se obtiene un nivel promedio de 3,902 puntos que se ubica en el rango de alta concentración, con 44% de los mercados por arriba de este umbral.

Cabe destacar que un nivel de IHH menor es un indicador de que los operadores de servicios móviles tienen una participación de mercado relativamente uniforme. Este el caso de Brasil, país en el que los cuatro principales operadores alcanzan una cuota similar en la vecindad de 24% y destaca como el mercado móvil menos concentrado en la región con un IHH de 2,447 puntos.

Por el contrario, el IHH es más alto cuando independientemente del número de operadores, uno de estos tiene una participación significativamente mayor al resto. Aquí los ejemplos de países que se caracterizan por la excesiva participación de mercado de un solo operador son México, Ecuador, República Dominicana, y Colombia.

En estos mercados, el operador América Móvil cuenta con una participación de mercado de 67.4%, 61.9%, 51.1% y 49.5% respectivamente, con niveles de IHH de 5,170, 4,790, 4,590 y 3,360 puntos.

Precisamente, se trata del operador que en Latinoamérica alcanza una participación de mercado mayoritaria medida en líneas móviles de 35.1% al primer trimestre de 2016 y que cuenta con presencia en 16 países de la región.  Mismo que en México y Colombia se encuentra sujeto a mecanismos de regulación asimétrica, cuyos principales objetivos consisten en reducir su excesiva participación y alcanzar una reconfiguración de mercado a favor de sus competidores.

En Latinoamérica, la penetración móvil asciende a 115%, por lo que la definición de mecanismos para mejorar los términos en que se contrata el servicio con certeza, aumentaría el bienestar de toda o casi toda la población de la región, independientemente de su estrato social.

Finalmente, el estudio de The CIU concluye que, existe la necesidad del establecimiento y aplicación efectiva de medidas para la gestación de competencia por parte de los órganos reguladores. Un escenario competitivo es deseable en muchos aspectos, entre los que destaca la mejora en las condiciones del servicio para consumidores, sobretodo en términos de precios y calidad. La suma de todo ello, se traduce en mayor bienestar para la sociedad en su conjunto.

N.de P. The Competitive Intelligence Unit

Leer más...



Preponderante en México… ¿Y en Latinoamérica?

Categorías relacionadas:
Del día, Lo más reciente, Lo más reciente, Reportes e investigaciones, Telecomunicaciones, Tendencias, Tendencias

La concentración de mercado es un tema de preocupación en diversos sectores económicos y latitudes. Presente no sólo en el sector de las telecomunicaciones en México, sino en toda América Latina en donde coincidentemente se reúnen condiciones similares a las de nuestro país, si bien no en la misma dimensión. Efectivamente, en los diversos segmentos del sector, es identificable la presencia del preponderante de telecomunicaciones, América Móvil, operador que ostenta una excedida participación de mercado.

Los mercados de telecomunicaciones en América Latina presentan condiciones contrastantes en términos de concentración de mercado. Concretamente, hay países como Argentina, Brasil y Chile, en los que se registra una distribución de líneas relativamente equitativa entre los operadores en el segmento de telecomunicaciones móviles. En contraste, en México, Colombia y Ecuador, un solo operador provee aproximadamente dos terceras partes de los servicios a sus respectivos mercados. Es decir, que si esta figura de preponderancia adoptada en México fuera aplicada en esos países, el mismo operador sería calificado igualmente como preponderante.

Este último hecho corresponde a altos niveles en el Índice de Herfindahl Hirschman (IHH), métrica relativa a la concentración de mercado y que indica que en esos países se supera el promedio alcanzado en la región, equivalente a 3,899 puntos, excluyendo casos en los que se tiene un escenario de monopolio. Ello es resultado tanto del desarrollo dispar de la industria, como de las distintas prácticas regulatorias llevadas a cabo en cada país. Pareciera que todo Latinoamérica es territorio del preponderante.

Para la cuantificación del fenómeno de la concentración del mercado se emplea el IHH, que consiste en sumar el cuadrado de las participaciones de mercado de cada empresa u operador existente. Por lo general, el IHH se reporta entre cero y uno o entre cero y 10,000 puntos, según la escala preferida. Un nivel más bajo de IHH refleja una participación de mercado relativamente uniforme de las empresas oferentes. En contraste, cuando se observa un nivel cercano a 1, o a 10,000, se puede decir que la mayor parte de la demanda es atendida por sólo una empresa.

Bajo este último escenario se encuentran los países previamente aludidos. Por ejemplo México cuyo IHH, medido en líneas móviles, resulta en un nivel de 5,440 puntos, siendo el más alto entre todos los países de la región, seguido de Ecuador con 4,921 y Colombia 4,245, mercados que además de coincidir en concentración, lo hacen en que ésta es ejercida por el mismo preponderante de México, América Móvil.

Estos son algunos ejemplos de los 5 de 17 países en los que el operador supera ampliamente a sus competidores en términos de participación de mercado y provee servicios móviles. En el caso del segmento de telefonía fija, en 7 de 12 países en los que el preponderante ofrece el servicio, se encuentra en primer lugar en términos de participación de mercado. Y en los restantes, casi el primero.

¿Conviene entonces contar con una regulación asimétrica para el preponderante nacional, que también lo es en América Latina en el agregado? Sí, definitivamente. Sin embargo, aún queda pendiente su aplicación cabal, lo cual se muestra a la luz de los escasos avances, casi marginales, en los niveles del IHH.

Es fundamental reconocer el excesivo nivel de concentración en México que supera todas las métricas de la región, así como que el IFT asegure la implementación efectiva de la regulación asimétrica, para lograr las condiciones de cobertura, calidad y precio de los servicios, según lo ordena nuestra Constitución.

– Ernesto Piedras,  The Competitive  Intelligence Unit

Leer más...



Preponderancia… ¿Efectiva?

Categorías relacionadas:
Del día, Lo más reciente, Lo más reciente, Telecomunicaciones, Tendencias

integración-servicios-telecomunicaciones

Es más que conocido que desde marzo de 2014, el grupo empresarial América Móvil fue declarado como agente económico preponderante (AEP) en telecomunicaciones en nuestro país. Desde ese momento, el consorcio Telmex-Telcel estaría sujeto obligatoriamente a la prestación de servicios mayoristas tales como la compartición de su infraestructura pasiva, la oferta de servicios de usuario visitante, así como la comercialización o reventa de servicios por parte de Operadores Móviles Virtuales (OMV).

Para cumplir con este mandato el AEP tendría que presentar un paquete de Ofertas de Referencia cuyos términos, condiciones y tarifas quedarían sujetos a la aprobación del órgano regulador, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). No fue hasta finales del año pasado que el IFT aprobó las Ofertas de Referencia del operador preponderante, sin incluir las tarifas aplicables a sus competidores, lo que en la práctica no resuelve el problema de minimizar diferendos entre estos. Y no sólo esto, sino que a la fecha no hay indicios de que efectivamente algún operador competidor haya convenido la prestación de servicios mayoristas por parte del preponderante.

Al cierre del mes pasado, y tras numerosas manifestaciones de inconformidad por parte de diversos agentes de la industria, el regulador convino modificar las Ofertas de Referencia del AEP en Telecomunicaciones, incluyendo ahora sí, las tarifas aplicables por servicio mayorista. Ello con el supuesto fin de garantizar la efectividad de estos mecanismos de regulación asimétrica para alcanzar la competencia efectiva en los mercados telecomunicaciones fijas y móviles. Pero a decir de los competidores, las tarifas establecidas en las Ofertas de Referencia no se encuentran en niveles que se ajustan a un mercado en competencia.

Circunstancia que retrasa su efectividad, puesto que de existir desacuerdos con estas, tomaría meses que el IFT echara a andar su modelo de costos y resolviera las tarifas aplicables, depredando la posibilidad de que los operadores compitan en condiciones similares que el preponderante.

Todo ello indica que no es suficiente la entrega, aprobación y eventual publicación de estas Ofertas de Referencia, sino que estas sean convenidas a favor de los operadores competidores y con tarifas establecidas a un nivel razonable por parte del regulador. Lo que en la práctica, dotaría de efectividad a estas medidas de regulación asimétrica, enfocadas en compensar la falta de competencia y nivelar las condiciones de oferta.

Será en el primer trimestre de 2016, cuando se cumplirán dos años de la entrada en vigor de la fórmula de preponderancia, momento definido por la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para evaluar la efectividad y aplicación de este paquete regulatorio enfocado en la generación de competencia efectiva en el sector de telecomunicaciones. Será tras la determinación del cumplimiento a cabalidad de estas obligaciones asimétricas, que el IFT podría permitir al preponderante ofrecer el servicio de televisión restringida.

No obstante a los esfuerzos regulatorios, a la fecha el AEP provee servicios de telefonía fija (local, larga distancia nacional e internacional) a 7 de cada 10 clientes en el mercado, mantiene una proporción similar en el segmento de telecomunicaciones móviles, a la vez que alcanza una participación de 48.6% de los accesos de internet de banda ancha fija. Coeficientes que evidencian y ratifican la persistencia de preponderancia en telecomunicaciones.

Sin duda, lo hasta aquí documentado evidencia potenciales riesgos para la competencia en las telecomunicaciones mexicanas, a la vez que pone en tela de juicio la efectividad de la fórmula de la preponderancia para compensar la falta de competencia en los mercados. Todo parece indicar que el operador preponderante, recibe más atenciones que correcciones regulatorias.

– Ernesto Piedras, The Competitive Intelligence Unit

Leer más...