Gartner: Mantenerse al día y la digitalización, lo que más preocupa a las organizaciones

Categorías relacionadas:

lo-que-mas-preocupa

En el actual contexto de evolución digital, quedarse desfasado es una creciente preocupación para los líderes empresariales. Así lo detecta el último informe de Gartner sobre riesgos emergentes que, en su edición del segundo trimestre de 2019, ve posicionarse como la inquietud principal el “ritmo de cambio”.

Leer más...



Seis recomendaciones para iniciar, de forma simple, la transformación digital

Categorías relacionadas:

ocho-figuras-transformacion-digital

Cada vez es más frecuente y grato, encontrarse con dueños o directores de empresas en crecimiento que son conscientes de los beneficios que ofrece la digitalización. Sin embargo, todos reconocen que enfocarse en la implementación de nuevas tecnologías resulta ser un gran desafío, cuando se debe mantener la infraestructura existente operativa y estable y cuando la mayoría de las veces no se cuenta con la ayuda de expertos para alcanzar esos objetivos.

Leer más...



Tres pilares clave para implantar la transformación digital en las empresas

Categorías relacionadas:

transformacion-digital-candidatos

Imagine por un momento cómo era el mundo hace diez años. Pronto se dará cuenta de que los nombres que hoy son parte del cotidiano –Spotify, Netflix, Uber, Airbnb– estaban muy lejos de formar parte del día a día de ejecutivos y empresas. Prácticamente nadie sería capaz de imaginar que esos nombres, en poquísimo tiempo, crearían un “desplazamiento tectónico” en sectores con décadas de estabilidad y solidez, como hoteles, bancos, TVs y transporte.

Esas industrias rompieron las reglas del juego de una manera inimaginable: Uber ser transformó en uno de los principales jugadores mundiales del transporte, sin siquiera tener un único coche en su flota, así como Airbnb tampoco posee habitaciones en hoteles.

El punto común entre esas empresas es otro: el uso de la tecnología para revolucionar la manera de hacer negocios. Se trata de la transformación digital, que está cambiando la cara de las empresas a nivel mundial.

Una empresa no se transforma en una Uber o una Netflix de la noche a la mañana. Pero es necesario que los principales tomadores de decisión miren hoy a las empresas que lograron éxito en esa transición, para luego tratar de descubrir lo que puede aplicarse en sus propios modelos de negocios. ¿Cómo empezar? Un buen punto de partida es definir quién encabezará el proceso dentro de la empresa. Antes, correspondía a los profesionales de Tecnología de la Información (TI) la tarea de incorporar las nuevas tecnologías a los sistemas de las empresas. Eso ha cambiado.

La transformación digital impacta el propio plan de negocios de la organización. Pensar en esto ahora es una tarea del dueño o del principal ejecutivo del negocio, del presidente de la junta directiva, de los directores de todas las áreas, sin excepción.

Esos líderes deben proponer dinámicas con sus pares para diseñar, en conjunto, la estrategia digital de la corporación. Lo que no puede pasar es dejar que el cambio se lleve a cabo en una situación de desesperación.

Datos de IDC indican que las tendencias para las dos mil mayores empresas a nivel mundial a finales del presente año son:

  • 66% de los presidentes pondrán la transformación digital en el centro de su estrategia corporativa.
  • 60% planean crear un cargo ejecutivo exclusivo para encabezar su transformación digital.
  • 60% doblará su productividad transformando digitalmente sus procesos.
  • 20% de los empleados tendrán procesos y algoritmos digitales para ayudarlos a tomar decisiones ejecutivas.
  • 75% tendrán versiones digitales del resto de sus operaciones offline.

Para empezar realmente con la transformación digital dentro de las empresas, es necesario contemplar tres pilares fundamentales en este proceso:

  1. Cultura y medio ambiente: buscar colaboradores que ayuden a construir una nueva empresa ya que necesitarán vivir la innovación internamente. La cultura de la compañía debe generar un fuerte impulso, con mayor integración entre las personas, esto que deberá de facilitar y estimular el trabajo creativo y colaborativo entre los profesionales.
  2. Proceso y servicio: + rápido + simple: Ofrecer un servicio más rápido y sencillo a los clientes es otro pilar que debe considerar la compañía en su proceso de transformación. Al alinearse con el modelo de negocio, sin intermediarios y con posibilidad de escalonar, ser creativos en la hora de la atención que se les dé a los consumidores de sus servicios o productos, además de contar con servicios agregados.
  3. Oferta y cartera: Dado el ingreso de una nueva filosofía en la empresa, no se podrá cambiar todo y seguir ofreciendo los mismos productos, será necesario innovar y ofrecer soluciones de acuerdo con las necesidades de sus clientes que seguramente tienen nuevos comportamientos o requerimientos, atender a estas nuevas demandas, la compañía deberá invertir en soluciones móviles, herramientas o aplicaciones basadas en inteligencia artificial. El enfoque será ofrecer una mayor comodidad a los clientes para que puedan acceder a tecnologías cada vez más ligeras, de forma sencilla y rápida. Todo ello buscando el cambio digital para que se vuelvan más competitivas y duraderas en el mercado en que actúan.

Lo que no falta en el camino de las empresas que tratan de transformarse digitalmente son las trampas. Saber cuáles son los desafíos más comunes y prepararse para enfrentarlos puede hacer la diferencia entre una transición suave. Se enfrentarán a la dificultad de priorizar qué procesos deben ser repensados primero.

Incluso después de definir los objetivos en términos de procesos y tecnologías, todavía existe la tendencia de adquirir e implementar solamente la tecnología, sin dar atención a la transformación en sí.

Por ejemplo, está el caso de una empresa que compra tabletas y teléfonos inteligentes para su equipo de vendedores en las calles, pero mantiene la obligatoriedad de que entreguen informes en papel. Por lo tanto: la tecnología, por sí misma, no necesariamente aumenta la productividad, es necesario incorporarla a los procesos para que su potencial sea totalmente aprovechado.

______________

Alvaro-Cysneiros-TOTVSEl autor de este artículo, Alvaro Cysneiros, es Head del Mercado Internacional de TOTVS.

Leer más...



Digital Leader, Adopter, Follower… ¿qué tipo de organización es la suya?

Categorías relacionadas:

que-empresa-es-la-suya

logo-15-anos-CIO-MexicoEl informe Digital Transformation Index, elaborado por la firma independiente Vanson Bourne entre 4,000 directivos de grandes y medianas empresas de 16 países y de 12 sectores diferentes, clasifica a las organizaciones con respecto a la situación de sus procesos de transformación digital.

De acuerdo con este estudio, patrocinado por Dell Technologies, sólo un 5% de las organizaciones puede situarse dentro del grupo de “líderes digitales”. Por el contrario, casi la mitad se están quedando atrás en este proceso.

La clasificación es la siguiente:

  1. Digital Leaders (5%): En este tipo de organizaciones la transformación digital –en sus diversas formas– está arraigada “en el ADN” de la propia organización.
  2. Digital Adopters (14%): Tienen un plan maduro. Están invirtiendo e innovando en el ámbito digital.
  3. Digital Evaluators (34%): Adoptan con precaución y de forma gradual el proceso de transformación digital. Planifican e invierten, pero para el futuro.
  4. Digital Followers (32%): Tienen escasas inversiones relacionadas con el entorno digital. Tienen planes para el futuro.
  5. Digital Laggards (15%): No disponen de un plan digital. Iniciativas e inversiones limitadas.

Transformarse o morir

La llamada “amenaza disruptiva” hace que las empresas comiencen a buscar soluciones para avanzar en su transformación digital. Según el estudio un 73% es consciente de que es necesario poner en marcha una estrategia tecnológica integral en su empresa.

Por su parte, el 66% de las organizaciones encuestadas planea invertir en infraestructuras de TI y en competencias relacionadas con el entorno digital, y un 72% está ampliando sus capacidades de desarrollo de software.

En orden de prioridad, los profesionales encuestados señalan que destinarán sus inversiones TI durante los próximos tres años fundamentalmente a Infraestructura Convergente, Tecnologías de altísimo rendimiento, Analítica, Big Data y procesamiento de datos e Internet de las Cosas.

Además, un 36% de las empresas han creado un P&L (Profit & Loss statement) digital completo; un 35% trabaja en asociación con startups con el fin de adoptar un modelo de innovación abierto; un 28% ha puesto en marcha divisiones independientes o tiene la intención de adquirir los conocimientos y la innovación que necesita a través de fusiones y adquisiciones.

Sólo el 17% mide el éxito de acuerdo con el número de patentes que presenta y, finalmente, casi la mitad (46%) está integrando objetivos digitales dentro de los objetivos generales de todos sus departamentos y de su personal, se afirma en el estudio.

 

Leer más...



Cinco consejos para un espacio de trabajo colaborativo

Categorías relacionadas:

¿Por qué la colaboración es tan importante en las organizaciones? Resulta que la innovación surge de la colaboración rutinaria que ocurre en los espacios de trabajo, redes sociales y conexiones informales a lo largo del día. Dado que la innovación brinda una ventaja competitiva a las compañías, su catalizador –la colaboración- es el foco principal de todos los ejecutivos C-level, así como de los ejecutivos de RRHH y líderes de TI.

Actualmente la colaboración cara-a-cara no exige presencia física en una oficina tradicional. La videocolaboración trasciende la barrera geográfica y permite a las organizaciones ensamblar equipos de alto rendimiento y talento para proyectos y reuniones, independientemente de su ubicación en el mundo. Esto significa que la colaboración es hoy más eficiente y efectiva en términos de tiempo y costos. La nueva realidad es, entonces, el Espacio de Trabajo Colaborativo, una mezcla de entornos de colaboración física y virtual dentro de la misma oficina, el hogar o cualquier otra ubicación que el empleado elija para desarrollar sus tareas.

Las personas necesitan a otras personas y éstas necesitan tecnología, pero también espacios donde puedan unir ambos factores. Polycom  presenta cinco aspectos que deben considerarse a la hora de crear o transformar espacios de trabajo interconectados que ofrezcan libertad y control:

1. Mejorar la colaboración y la innovación: Cuando los espacios de trabajo son más cómodos y agradables y además usan la tecnología para conectar donde y cuando sea, de casi cualquier forma posible, la colaboración se optimiza automáticamente.  Desde pizarras virtuales y ambientes inmersivos hasta áreas comunes físicas diseñadas para compartir ideas, son muchas las opciones para promover el trabajo en equipo.

2. Atrae, desarrolla e involucra a la gente: Los empleados están buscando ambientes de trabajo cada vez más flexibles y los profesionales de RRHH entienden que las personas más inteligentes y exitosas trabajan mejor cuando se relacionan bien con colegas que tienen pensamiento similar. Los candidatos ideales son atraídos por la posibilidad de trabajo en equipo y aprendizaje de otros colegas que se deriva de los espacios de trabajo colaborativos.

3. Construye marca y active cultura: Los espacios colaborativos generan mejor dinámica grupal, mejoran la salud de los empleados y bajan los niveles de huella de carbón al limitar los desechos y los traslados. Además empoderan a los empleados para mejorar su forma de trabajo, apreciar más lo que hacen y esparcen estos beneficios a quienes los rodean.

4. Bienestar en el trabajo: Muchos estudios muestran que sentarse solo en una oficina es malo para el corazón, los pies, la columna, el peso, la agudeza mental y hasta la actitud. La colaboración y el movimiento conjunto pueden combatir años de daño generado por el sedentarismo y el trabajo en solitario.

5. Optimizar la propiedad: Cuando están bien diseñados, los espacios enfocados en equipo -oficinas, salas de reuniones o escritorios virtuales- demandan menos espacio en lugar de más. El ahorro de costos y espacio puede fácilmente traducirse en una inversión en sistemas de comunicación de voz y video de alta calidad, que conecten no solo a los compañeros de esa oficina, sino de todas las oficinas que sean armadas con este propósito.

Los espacios de trabajo colaborativos se ven cada vez mejor, tanto física como virtualmente. Las oficinas ahora ofrecen escritorios tradicionales, de pie, incluso de caminadora o bicicleta fija, estructuras construidas con propósitos específicos y espacios colectivos para grupos de cualquier tamaño.  En el aspecto virtual, potenciados por la disponibilidad de banda ancha, alta definición y un amplio rango de tecnología de video a bajo costo, la videocolaboración es ubicua. Esto significa que reuniones de emergencia, revisiones con expertos, capacitaciones de RRHH y hasta anuncios corporativos se hacen cada vez más fáciles de organizar, con menores costos y más prácticas para todos.

Al combinar enfoques centrados en la gente para mejorar su productividad y satisfacción, con tecnología y equipos estratégicos que persiguen el alto rendimiento en la oficina, alrededor del mundo y en todos los horarios, los espacios colaborativos están ofreciendo beneficios sin precedente a todos los tipos de compañías.

– Mei Lin Low es Directora Global de Soluciones de Funciones de Negocios y Desarrollo de Mercados de Polycom.

Leer más...