A 30 años del inicio de la World Wide Web… una remembranza

Categorías relacionadas:
Big data, Centros de datos, Cloud / Nube, Cloud Computing, Cloud computing, Colaboración, Del día, Estrategias, Experiencia de Usuario, Experiencia de Usuario, Experiencia del Cliente, Infraestructura, Internet de las Cosas, Lo más reciente, Lo más reciente, Mainframe, Movilidad, Movilidad, Movilidad, Nubes públicas y privadas, Principal, Redes Sociales, SaaS, Seguridad, Servidores, Telecomunicaciones, Tendencias, Tendencias, Transformación digital

www-30-anios

En 1991, viajaba yo por todo el este de Estados Unidos enseñando un curso de “Introducción a Internet” de mi autoría. Los estudiantes procedían principalmente de empresas de telecomunicaciones, finanzas y software que querían saber de qué se trataba este asunto de Internet. Enseñé sobre direcciones IP y DNS, usando el correo electrónico, enviando archivos con FTP, usando Archie y Verónica para encontrar información, participando en las discusiones de USENET y usando Gopher para explorar el “goferspace”.

Leer más...



Logra el CERN itinerancia Wi-Fi sin interrupciones para más de 20 mil usuarios concurrentes

Categorías relacionadas:
Aplicaciones, Cómo hacerlo, Continuidad, Del día, Desarrollo, Destacado, Lo más reciente, Lo más reciente, Mejores prácticas, Movilidad, Movilidad, Movilidad, redes, Seguridad, Wi-Fi

cern-wifi

La Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN) logró habilitar la itinerancia Wi-Fi en su sede de Ginebra, Suiza. El centro, que ha conseguido este mes medir la masa del bosón W, cuenta con una infraestructura Wi-Fi para dar cobertura a todo su personal.

Leer más...



#UnDíaComoHoy Tim Berners-Lee, el “padre de la Web”, presenta su propuesta formal de la World Wide Web

Categorías relacionadas:
Aplicaciones, Del día, Lo más reciente, Lo más reciente, Medios sociales, Movilidad, Movilidad, Principal

Lo que hoy conocemos como World Wide Web (WWW), en realidad es la culminación del hipertexto, por lo que sus orígenes se remontan al 12 de noviembre de 1990, #UnDíaComoHoy, cuando un joven ingeniero británico, Tim Berners-Lee, puso en marcha el sistema de hipertexto llamado Enquire, el cual se ejecutaba en un ambiente multiusuario que permitía almacenar y dar acceso a la misma información a varias personas a la vez.

La idea que movió a Tim Berners-Lee, fue desarrollar un método eficiente y rápido para intercambiar datos entre la comunidad científica, ya que él era un investigador especializado en telecomunicaciones y colaborador del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN).

Para desarrollar este método, Berners-Lee combinó dos tecnologías ya existentes –el hipertexto y el protocolo de comunicaciones de Internet–, para crear un nuevo modelo de acceso a la información intuitivo e igualitario. Se trataba nada menos que la “Web”, que hoy hace posible que cualquiera pueda utilizar Internet.

Actualmente, Tim Berners-Lee dirige el World Wide Web Consortium, la organización que coordina estándares y añade nuevas funcionalidades y desarrollos a la Web. Este Consorcio se fundó en 1994, a raíz de las negociaciones entre los países que conformaban el CERN y las instituciones estadounidenses interesadas en el proyecto web. El W3 tiene su sede en Boston, Massachusetts, y en él participan el CERN, el Institut National de Recherche en Informatique et en Automatique de Francia (INRIA) y el Massachussetts Institute of Technology (MIT).

– Por José Luis Becerra, CIO México

Leer más...



NetApp garantiza operaciones ininterrumpidas al CERN

Categorías relacionadas:
Administración, Almacenamiento, Big data, Destacado, Lo más reciente, Lo más reciente

MIT Investigación en Massachusetts

NetApp ayuda al Centro CERN, organismo Europeo de Investigación Nuclear, a aprovechar una infraestructura de datos ágil al proporcionarle la capacidad de ofrecer resultados más rápidos a través de una gestión de datos y búsquedas más efectiva, lograr operaciones sin interrupciones, y crecer sin límites para satisfacer las demandas de la constante investigación de partículas.

En la actualidad, más de 100 países han aportado a más de 10,000 científicos dentro del CERN para tratar de entender los misterios del universo con un sólo objetivo: recrear las condiciones que existían momentos después del Big Bang, y de encontrar la partícula Higgs, la cual podría explicar el origen de toda la materia existente.

Los científicos del CERN buscan pistas y pruebas de las nuevas partículas fundamentales que les ayuden a revelar los secretos del universo. En su búsqueda de respuestas, los científicos recopilan excepcionales cantidades de datos procedentes de los trillones de colisiones de protones que se producen dentro de los cuatro puntos del Gran Colisionador de Hadrones.

Los experimentos del CERN crean 600 millones de colisiones por segundo, lo que genera datos en la impresionante cantidad de 1 millón de GB por segundo. Aún después de filtrar esta información, en el CERN quedan más de 20 PB de datos restantes de los experimentos cada año, los cuales deben almacenarse permanentemente y distribuirse entre los físicos de todo el mundo para su análisis.

Las bases de datos que operan en su totalidad con el almacenamiento de NetApp, admiten todo: desde la administración hasta los experimentos —incluso la ejecución del mismo acelerador. La base de datos del acelerador, que crece a un ritmo de 50 TB por año y ahora presenta más de 4.1 billones de filas de datos, controla las condiciones dentro del acelerador. Lleva tres semanas calentar los imanes en el GCH y tres semanas enfriarlos, así que cualquier disrupción en los datos representaría una catástrofe para los científicos y para la organización.

El CERN es en realidad como cualquier otra organización que enfrenta el desafío de un crecimiento monumental de datos y de la complejidad de gestionar volúmenes masivos de información de forma constante. Confía en una infraestructura ágil facilitada por NetApp.

De tal manera que ha podido gestionar sus volúmenes de datos en constante crecimiento, por lo que ha alcanzado un índice de uso del almacenamiento de más del 75%, y asimismo, ha disminuido su huella de TI a la mitad de lo que sería necesario normalmente. Aprovecha la tecnología RAID-DP y Data ONTAP en modo clúster para brindar operaciones sin interrupciones y una disponibilidad de datos continua. Cualquier irrupción en el servicio de la base de datos del acelerador detendría al GCH. El almacenamiento de NetApp ayuda a evitar tales irrupciones.

El CERN puede concretar su estrategia de “conservación eterna” en materia de datos por medio de la escalabilidad que proporciona Data ONTAP en modo clúster. Es posible que los investigadores deseen acceder a los datos años después de que hayan sido recopilados, así que nunca se desechan.

 

Leer más...