¿Qué es un científico de datos? ¿Cuánto gana y qué aporta?

Categorías relacionadas:
BI y analítica, BI y analítica, BI y analítica, Big data, Big Data, Big data, Cómo hacerlo, Centros de datos, Destacado, Estrategia CIO, Infraestructura, Lo más reciente, Lo más reciente, Mainframe, Management, Monitoreo, Personal TI, Servidores, Tendencias, Tendencias

que-es-cientifico-de-datos

En términos llanos, los científicos de datos (Data Scients o DS) son los responsables de descubrir ideas a partir de cantidades masivas de datos estructurados y no estructurados para ayudar a dar forma o satisfacer las necesidades y objetivos específicos del negocio.

El papel del científico de datos en el análisis de datos es cada vez más importante, ya que las empresas dependen cada vez más de las grandes cantidades de datos y su análisis para impulsar la toma de decisiones.

El objetivo principal de este puesto es organizar y analizar grandes cantidades de datos, a menudo utilizando software diseñado específicamente para la tarea. Los resultados finales del análisis de datos deben ser lo suficientemente fáciles para que todos los interesados ​​puedan comprender, en especial aquellos quienes trabajan fuera del área de TI.

El enfoque que debe darle al análisis de datos depende no sólo de su industria, sino también de las necesidades específicas del negocio o departamento para el que está trabajando. Antes de que un científico de datos pueda encontrar significado en los datos estructurados o no estructurados, los líderes empresariales, los departamentos y los gerentes deben comunicar lo que buscan.

Como tal, un científico de datos requiere tener suficiente experiencia en el dominio de negocios para traducir objetivos de la empresa o departamentos en entregas basadas en datos tales como motores de predicción, análisis de detección de patrones, algoritmos de optimización y similares.

Cuánto cobra un científico de datos

En 2016, la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) de Estados Unidos informó que el salario promedio de un científico de datos alcanzó los 111,800 dólares al año. Es un campo de rápido crecimiento y muy lucrativo, ya que según las predicciones del BLS, los puestos de trabajo en este campo crecerán un 11% para el 2024.

¿Qué hace un científico de datos?

La responsabilidad principal de un científico de datos es el análisis de datos, un proceso que comienza con la recopilación de datos y termina con las decisiones de negocios tomadas sobre la base de los datos finales del análisis.

Los datos que analiza se basan en una serie de fuentes y hay dos tipos: los datos estructurados y los no estructurados. Los primeros se organizan por categorías que facilitan la ordenación, lectura y organización de una computadora de forma automática. Esto incluye datos recopilados por servicios, productos y dispositivos electrónicos, pero rara vez se recopilan datos de entrada humana. Asimismo, los datos de tráfico del sitio web, cifras de ventas, cuentas bancarias o coordenadas GPS recopiladas por el teléfono son formas estructuradas de datos.

Es más probable que los datos no estructurados, la forma de datos de más rápido crecimiento, provengan de la información humana: comentarios de los clientes, correos electrónicos, videos, publicaciones de redes sociales, etc. Estos datos suelen ser más difíciles de clasificar y menos eficientes para gestionar con tecnología.

Normalmente, las empresas emplean a los científicos de datos para manejar estos datos no estructurados, mientras que otro personal de TI será responsable de administrar y mantener datos estructurados. Sí, los científicos de datos probablemente tratarán con un montón de datos estructurados en sus carreras, pero las empresas quieren aprovechar cada vez más los datos no estructurados para conseguir sus ingresos.

Requisitos del científico de datos

Cada industria tiene su propio perfil de datos grande que un especialista de este tipo podría analizar. Estas son algunas de las formas más comunes, de acuerdo con el BLS:

Negocios: Hoy en día, los datos configuran la estrategia empresarial de casi todas las empresas, pero éstas necesitan que los científicos de datos den sentido a esa información. Por ejemplo, un análisis de los datos empresariales puede informar las decisiones sobre eficiencia, inventario, errores de producción, lealtad del cliente y más.

Comercio electrónico: Ahora que los sitios web recogen más que datos de compra, los científicos de datos ayudan a las empresas de comercio electrónico a mejorar el servicio al cliente, a encontrar tendencias y desarrollar servicios o productos.

Finanzas: Los datos sobre cuentas, transacciones de crédito y débito, y datos financieros similares son vitales para un negocio, pero para los científicos de datos en este campo, la seguridad y el cumplimiento, incluida la detección de fraude, también son preocupaciones importantes.

Gobierno: Los grandes datos ayudan a los gobiernos a tomar decisiones, apoyar a los gobernantes y supervisar la satisfacción general. Al igual que el sector financiero, la seguridad y el cumplimiento son una preocupación fundamental para los científicos de los datos.

Ciencia: Los científicos siempre han manejado los datos, pero ahora con la tecnología, pueden recopilar, compartir y analizar datos de los experimentos.

Red social: Los datos de redes sociales ayudan a informar la publicidad específica, mejorar la satisfacción del cliente, establecer tendencias en los datos de ubicación y mejorar las características y servicios.

Salud: En este sector, los científicos de datos pueden ayudar a mejorar los servicios de salud y descubrir tendencias que podrían pasar desapercibidas de otra manera.

Telecomunicaciones: todos los dispositivos electrónicos recolectan datos y todos esos datos necesitan ser almacenados, administrados, mantenidos y analizados. 

Sarah K. White, CIO EEUU

Leer más...



Aprendizaje científico desde las TIC en México

Categorías relacionadas:
Cómo hacerlo, Innovación, Lo más reciente, Lo más reciente, Management, Personal TI, Principal, Tendencias, Tendencias, Transformación digital, Transformación digital

TIC-cientificos

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se consolidan como un eslabón importante en diferentes dimensiones de la realidad social y económica de México.

Su uso contribuye a hacer más eficientes los procesos productivos, creativos y de prestación de servicios; mejoran los alcances y funcionamiento de los medios de pago; garantizan la satisfacción de derechos como los de libre expresión y acceso a la información; pero, sobre todo, son una herramienta indispensable para el desarrollo de habilidades y mejora de los procesos educativos.

Los más recientes resultados del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes 2015 (PISA, por sus siglas en inglés)1 destacan el rol de las TIC como habilitador de acceso al conocimiento, a la información y a la educación.

Las pruebas de PISA desarrolladas por la OCDE evalúan el conocimiento y habilidades de los estudiantes de 15 años en tres áreas: lectura, matemáticas y ciencias. De manera consistente en cada área, México obtuvo una calificación por debajo del promedio de los países que integran la OCDE y se ha mantenido prácticamente en los mismos niveles desde la edición de 2006.

En el caso particular de las ciencias, temática central en PISA 2015, México alcanzó un nivel de 416 puntos, frente al máximo de 556 obtenido por Singapur y tan sólo 1.5% mayor que en PISA 20062, ubicando al país en un nivel similar al de Colombia (416) y por debajo de Costa Rica (420) y Chile (447).

De acuerdo con The Social Intelligence Unit, think tank especializado en la medición del impacto social de las TIC, resulta relevante considerar la participación de las TIC en el aprendizaje científico a la luz del Informe de PISA 2015 que dimensiona la frecuencia de acceso a páginas web con contenido científico, simulación de fenómenos naturales o procesos técnicos en programas computacionales o laboratorios virtuales, visitas a sitios web de organizaciones medioambientales, y seguimiento a noticias científicas y  ecológicas a través de blogs o sistemas de microblogging.3

En México, 32.9% de los estudiantes visitan de manera regular los sitios web con contenido científico; 17.5% simula fenómenos naturales y 17.9% procesos técnicos en programas computacionales o laboratorios virtuales; 22.5% visita sitios web de organizaciones medioambientales; y, finalmente, 24.3% da seguimiento a noticias científicas y medioambientales a través de blogs y sistemas de microblogging.

Todas estas ponderaciones e indicadores superan el promedio obtenido por los países de la OCDE.

Esto significa que, aunque los estudiantes mexicanos tienden a acceder y utilizar con mayor frecuencia las TIC para el aprendizaje científico, su desempeño en el desarrollo de habilidades y competencias en ciencias no es necesariamente superior.

Este franco contraste de métricas revela que no sólo existe la tarea pendiente de universalizar la adopción de las TIC para mejorar la calidad de la educación, sino que es necesario el diseño e implementación de estrategias, mecanismos de política pública y currículas educativas que se enfoquen en el aprovechamiento efectivo de estas tecnologías para el desarrollo de competencias científicas y consecuente formación de capital humano.

Las TIC son una herramienta que en la actualidad incide directamente en el proceso educativo de los estudiantes a través del acceso al conocimiento y el desarrollo de aptitudes y habilidades. Su aprovechamiento detonará, en el largo plazo, la dinámica de crecimiento y desarrollo económicos.

1 OCDE. PISA 2015 Results: Excellence and Equity Volume 1. Disponible en: http://bit.ly/2g7Hc2E
La comparación se realiza con PISA 2006 ya que esta evaluación también se enfoca en el área de ciencias.
3 The Social Intelligence Unit. “TIC en el Aprendizaje Científico”. Disponible en: http://bit.ly/2hipB4t

_______________________

El autor de este artículo, Ernesto Piedras, es Director General de The Competitive Intelligence Unit. Puede contactarle en @ernestopiedras y epiedras@the-ciu.net.

Leer más...



#UnDíaComoHoy – Robert Metcalfe pronostica el “colapso” de Internet

Categorías relacionadas:
Del día, Lo más reciente, Principal, Redes Sociales

UnDíaComoHoy, pero de 1995, Robert Metcalfe, fundador de 3Com, pronosticó que Internet “crecerá espectacularmente y colapsará catastróficamente en 1996”.

La frase, que hoy podemos calificar como aventurada y desafiante, causó extrañeza y furor en aquel momento, pues procedía de una autoridad en el ámbito de las redes de cómputo.

Nacido en Brooklyn en 1946, Metcalfe estudió Ciencias de la Computación en la Universidad de Harvard y elaboró su tesis sobre la conmutación de paquetes, aspecto que le sirvió para el posterior desarrollo de las redes informáticas.

En 1972 laboró en Xerox y conoció a David Bogas, un estudiante de doctorado de la Universidad de Stanford, con quien más tarde desarrollaría Ethernet (“la red de ether”), un estándar para redes de área local (LAN) que hoy se utiliza para conectar millones de computadoras en todo el mundo.

Hacia 1979, “Bob” Metcalfe fundó 3Com (en referencia a los términos Computadoras, Comunicaciones y Compatibilidad), una empresa reconocida en el mercado de las redes, desde la cual promovió el uso de Ethernet con el apoyo de empresas como Intel y Xerox, entre otras.

También es autor de la “Ley de Metcalfe”, enunciada por él mismo, la cual indica que “el valor de una red de comunicaciones aumenta proporcionalmente al cuadrado del número de usuarios del sistema”. Esta ley se puede aplicar a cualquier sistema de comunicaciones y, en particular, es interesante aplicarla en las redes de cómputo, Internet o las redes sociales.

Diagrama de Ethernet dibujado y presentado por Robert Metcalfe en la Conferencia Nacional de Computación, en junio de 1976.

Según algunas fuentes, Metcalfe había prometido que “se comería sus palabras” si su predicción fallaba respecto al colapso de Internet. Por ello, fiel a su promesa, en una conferencia de prensa en 1997 utilizó un procesador de alimentos para licuar la copia del artículo que contenía su error… y lo bebió.

En el 2003, recibió la National Medal of Technology de manos del presidente Bush en la Casa Blanca “por liderar la invención, estandarización y comercialización de Ethernet”. Y en mayo de 2007, Metcalfe, junto con otras 17 distinguidas personalidades, fue incluido en el Salón de la Fama de Inventores Nacionales en Estados Unidos.

Por José Luis Becerra, CIO México

Leer más...