Muestran cómo aplicar el IoT en el sector salud

Categorías relacionadas:
Administración, BI y analítica, Big Data, Cómo hacerlo, Centros de datos, Destacado, Internet de las Cosas, Internet de las Cosas, Internet de las Cosas, Lo más reciente, Lo más reciente, Monitoreo, Movilidad, Software empresarial

iot-sector-salud

La digitalización en el sector salud no sólo consiste en ayudar a los pacientes con sus enfermedades y a los médicos con sus tareas, también acelera los flujos de trabajo, brinda mayor seguridad al personal médico y a los hospitales, además de brindar más transparencia a los pacientes.

Leer más...



¿De qué forma la movilidad puede mejorar la seguridad de los pacientes?

Categorías relacionadas:
Administración, Administración del riesgo, Aplicaciones, Aplicaciones, Cómo hacerlo, Destacado, Experiencia de Usuario, Experiencia del Cliente, Internet de las Cosas, Lo más reciente, Lo más reciente, Mejores prácticas, Movilidad, Movilidad, Movilidad, Movilidad, Movilidad, Seguridad, Seguridad, Tendencias, Transformación digital

IoT-hospitales

Actualmente, la prestación de servicios de salud genera para los especialistas y el personal médico, una serie de retos y desafíos. Entre estos, se encuentran garantizar la exactitud de los datos de los pacientes, lidiar con el envejecimiento de la población, contar con poco personal de atención, cumplir con regulaciones y altos estándares de calidad y, desafortunadamente, tener que enfrentar las demandas cuando algo sale mal.

Leer más...



Fujitsu presenta el primer wearable de traducción de voz con manos libres del mundo

Categorías relacionadas:
Aplicaciones, Del día, Destacado, Internet de las Cosas, Lo más reciente, Movilidad, Tendencias

traductor-Fujitsu

Fujitsu Laboratories realizó el desarrollo del primer dispositivo de traducción de voz con manos libres del mundo, adecuado para tareas en las que las manos de los usuarios suelen estar ocupadas, como en los diagnósticos o el tratamiento en la asistencia de la salud.

En los últimos años, con un aumento en el número de visitantes a Japón, cada vez más pacientes no japoneses van a hospitales, creando barreras de comunicación en varios idiomas. En 2016, Fujitsu Laboratories desarrolló una tecnología con manos libres que reconoce las voces de las personas y la ubicación de los altavoces, y que cambia automáticamente al idioma apropiado sin la manipulación física del dispositivo.

También se trabajó con el Hospital de la Universidad de Tokio y el Instituto Nacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (NICT) para llevar a cabo una prueba de campo de traducción multilingüe del habla en el campo médico usando tablets. En base a los resultados, Fujitsu Laboratories aprendió que, dado que hay muchas situaciones en las que los proveedores de atención médica tienen las manos ocupadas, como cuando brindan atención en una sala de hospital, había una gran necesidad de un dispositivo portátil de traducción del habla que pudiera usarse sin ser tocado físicamente.

Con esta tecnología desarrollada recientemente, Fujitsu Laboratories logró una precisión de detección del habla de 95% en un entorno con niveles de ruido comparables a una sala de examen en un gran hospital (aproximadamente 60 decibelios de ruido) a una distancia natural para una conversación cara a cara entre un proveedor de atención médica y un paciente de unos 80 cm.

El objetivo de expandir la usabilidad de la traducción multilingüe del habla, Fujitsu Laboratories ha desarrollado el primer dispositivo de traducción de voz compacto, portátil y manos libres del mundo, mediante el desarrollo de tecnología para diferenciar la voz con pequeños micrófonos omnidireccionales. Esto es posible a través de una ingeniosa modificación de la forma del canal de sonido y mediante la mejora de la precisión de la tecnología de detección de voz que es altamente resistente al ruido de fondo. Se espera que el uso de este dispositivo reduzca la carga sobre los proveedores de atención médica cuyas manos a menudo están restringidas por otras tareas.

Los laboratorios de la empresa evaluarán la efectividad de estos dispositivos de traducción recientemente desarrollados en situaciones de atención médica como parte de un ensayo clínico multilingüe de traducción del habla llevado a cabo juntamente con Fujitsu Limited, el Hospital de la Universidad de Tokio y NICT, con los nuevos dispositivos que se están desarrollando.

Leer más...



IoT en hospitales, un objetivo para la ciberdelincuencia

Categorías relacionadas:
Administración, Administración del riesgo, Amenazas, Cómo hacerlo, Continuidad, Continuidad de negocios, CSO, Destacado, Identidad y Accesos, Internet de las Cosas, Internet de las Cosas, Internet de las Cosas, Lo más reciente, Lo más reciente, Movilidad, Productos de seguridad, Protección, Protección de datos, Seguridad, Seguridad, Seguridad, Tips

IoT-hospitales

El sector de la salud, como muchas otras industrias, ha hecho una apuesta firme por el Internet de las Cosas (IoT). Pero sin demeritar los beneficios que ofrece, debe tenerse muy en cuenta la seguridad, tal y como señala Check Point.

En un reciente informe, la empresa advierte que los ciberataques están creciendo en sistemas de salud de todo el mundo, “y no sólo en términos de ransomware –cabe recordar que el año pasado un hospital de Los Ángeles se vio obligado a pagar 17,000 dólares–, sino también lo hacemos de objetos conectados que compilan, transmiten y almacenan información valiosa para los ciberdelincuentes”. Éstos, además, no incluyen medidas de seguridad avanzada de fábrica y la mayoría están completamente expuestos.

Grado de vulnerabilidad del IoT en este sector

El IoT permite a los profesionales ofrecer un tratamiento personalizado para cada paciente de forma rápida y remota y se han desmarcado como una tecnología muy potente a la hora de poder salvar vidas.

Pero, ¿qué tan vulnerable es el Internet de las Cosas en este sector? Según Check Point, para evaluarlo se requieren distinguir diferentes tipos de objetos o “cosas”, como un marcapasos o una bomba de insulina que podrían servir para chantajear al paciente mediante la amenaza de dejar de hacerlos funcionar. “Las posibilidades de que los atacantes puedan poner en peligro la vida de las personas obteniendo el control de estos aparatos es realmente preocupante”.

Por ello, la compañía ha publicado una serie de medidas preventivas para que los hospitales reduzcan los riesgos como, por ejemplo, incluir un modelo de privacidad desde el diseño adaptado a las nuevas normativas europeas o ser parte integrante del diseño de los dispositivos sanitarios. Asimismo, los centros deberían asegurarse de afianzar sus sistemas de endpoint con soluciones como la segmentación de red.

“El Internet de las Cosas puede revolucionar la industria médica, pero también puede ser una invitación abierta a los ciberdelincuentes que quieran chantajear a hospitales y pacientes, robar datos y causar daño real”, sostiene el informe. 

Leer más...



Dispositivos médicos, en riesgo por ciberataques

Categorías relacionadas:
Administración, Administración del riesgo, Amenazas, Cómo hacerlo, Continuidad, CSO, Destacado, Identidad y Accesos, Internet de las Cosas, Internet de las Cosas, Internet de las Cosas, Lo más reciente, Lo más reciente, Malware y Amenazas, Movilidad, Movilidad, Políticas y normas, Protección, Seguridad, Seguridad, Seguridad, Tecnologías

dispositivos-medicos-riesgo

No se trata sólo de ciertos dispositivos médicos conectados que ponen en peligro los datos de los pacientes y la seguridad física, sino de sus capacidades y sistemas específicos dentro de los cuales operan, lo que los convierte en una superficie de ataque amplia y vulnerable.

De hecho, el argumento de los expertos de seguridad durante la gran parte de la década pasada fue que mientras la seguridad física de la mayoría es excelente y los dispositivos funcionan sin problemas, cuando se trata de seguridad de ataques maliciosos en línea, estos dispositivos son aterradoramente inseguros.

La web está repleta de informes recientes que confirman esto. 

Un estudio de WhiteScope IO publicado en mayo pasado advirtió que hay más de 8,000 vulnerabilidades en el código que se ejecutan en siete marcapasos de cuatro fabricantes. Un informe publicado en diciembre de 2016 sobre una investigación sobre nuevos desfibriladores cardíacos implantables (ICD) encontró defectos de seguridad en los protocolos de comunicación propietarios de 10 de ellos.

Por su parte, Trend Micro informó en mayo que más de 36,000 dispositivos relacionados con la salud en Estados Unidos se pueden encontrar en Shodan, el motor de búsqueda de dispositivos conectados.

Asimismo, Ponemon, en una encuesta auspiciada por Synopsys, informó en mayo que “alrededor de un tercio de los fabricantes de dispositivos y HDO (organizaciones de salud) son conscientes de los posibles efectos adversos a los pacientes debido a un dispositivo médico inseguro y el 15% de los HDO están tomando medidas importantes para prevenir tales ataques “.

Confianza en lo inexistente

El problema –que ha existido desde que los HDO comenzaron a conectar estos dispositivos a Internet– es que se confía en que estos pueden hacer algo para lo que no fueron diseñados: proteger los datos de los pacientes y a los propios pacientes de los ataques cibernéticos.

El debate continúa sobre lo inminente que es el riesgo del daño físico. Jay Radcliffe, un experto en seguridad de dispositivos médicos y diabético tipo Uno, afirmó que era más probable que “un atacante se escondiera detrás de mí y me golpeara la cabeza con una pelota de beisbol”, que ser dañado por un ataque cibernético. 

Camejo aseveró que, independientemente de la clase de dispositivo, o si se encuentra dentro o fuera del ámbito hospitalario, “los riesgos son esencialmente los mismos: la vida de los pacientes a menudo depende de estos dispositivos, que desempeñan sus funciones con precisión. De modo que si un atacante controla uno de estos dispositivos, puede alterar esas funciones hasta provocar un posible detrimento del paciente o provocarle la muerte”.

¿Deberían prohibirse ciertos dispositivos? 

Algunos expertos afirman que no, porque es difícil decir qué dispositivo o clase de dispositivos es más vulnerable que otros. Señalan que el problema reside más en las capacidades específicas o en las características que pueden hacer los objetivos mucho más atractivos y / o sus usuarios más vulnerables a los daños.

Sólo un 10% de los dispositivos médicos caen en lo que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) llama Clase III, lo cual significa que están diseñados para sostener o soportar vida (por ejemplo, marcapasos y medidores de glucosa). Si estos dispositivos fueron hackeados, un atacante podría poner en peligro la vida o la salud de los pacientes.

Chris Clark, principal ingeniero de seguridad de Synopsys, dijo que los dispositivos que dependen de la nube para el rendimiento son “similares a la telemedicina y puede incluir dispositivos como bombas de infusión y monitores de pacientes que utilizan la nube para realizar sus servicios”. 

La mayoría de las personas ni siquiera saben si tienen Wi-Fi o Bluetooth. Simplemente asumen que el fabricante ha proporcionado su seguridad. Pero una vez que hemos habilitado ese tipo de tecnología, es más sabroso para un atacante”.

WannaCry, por ejemplo

Stephanie Domas, investigadora y académica de la Universidad de Ohio, señaló que WannaCry (uno de los ransomwares de alto perfil más recientes), “no estaba dirigido a dispositivos médicos. Nada de eso estaba dirigido a los hospitales, pero afectó a muchos de ellos una vez que fue capaz de entrar. Estos ataques buscan cualquier cosa que sea vulnerable. Vieron algunos dispositivos que lo eran, y los atacaron”.

E incluso si el ransomware no hubiera atacado dispositivos específicos, la encriptación “de todo” en un sistema hospitalario podría significar el cierre de todos los dispositivos que sirven a los pacientes.

Además, esos sistemas pueden ser obsoletos. La encuesta de Trend Micro encontró que más del 3% de los dispositivos expuestos todavía utilizan Windows XP, el sistema operativo de Microsoft que ya no recibe actualizaciones de seguridad por parte de esta compañía. 

De acuerdo con Domas, no todos los dispositivos contienen datos de los pacientes, pero los que sí los tienen son vulnerables y pueden comprometer estos datos, ya que generalmente se comunican directamente con el sistema de registros electrónicos de salud, el área de rayos X y PACS (Sistema de Archivado y Comunicación de Imágenes), algunos de los cuales contendrán un registro completo del paciente. Los dispositivos están diseñados para hablar con sus registros, así que cualquier cosa que los comprometa tendrá una conexión con el resto de los datos sobre un paciente.

Los expertos advirtieron que los marcapasos, las bombas de insulina, los escáneres de tomografía computarizada, las máquinas de resonancia magnética y los registros digitales de salud corren el mayor riesgo, dada su interconectividad con diversas plataformas médicas dentro del hospital. “Hay muchas maneras en que estos dispositivos podrían ser hackeados y se podría hacer daño a los pacientes”, concluyó Domas. 

Taylor Armerding, CIO EEUU

 

Leer más...