Ejemplos de “IoT sostenible” en diversas partes del mundo

Categorías relacionadas:

iot-sostenible

logo-CIO-Mexico-18-aniversario

Hoy se espera que todas las empresas tengan objetivos de sostenibilidad, y los consumidores cada vez más eligen alimentos y prendas de vestir éticas en un intento por ser más sostenibles. Entonces, ¿cómo entra en juego la Internet de las cosas (IoT)?

Leer más...



4 tendencias para el Centro de Datos en 2016

Categorías relacionadas:

cloud-computing-nube

El cómputo en la nube, la seguridad, el fog computing junto con la sostenibilidad, marcan nuevas tendencias que habrá que tener en cuenta para 2016.

Durante mucho tiempo, el centro de datos ha evolucionado en respuesta a innovaciones tecnológicas (la mayoría basadas en servidores) ha sido tan grande el ritmo de crecimiento como la dirección de esa evolución por lo que han sido hasta cierto punto predecibles. Tendencias disruptivas como la informática en la nube, la sostenibilidad, la ciberseguridad y el Internet de las Cosas, están impulsando profundos cambios informáticos en todos los sectores y creando oportunidades y retos en el camino. Como resultado, están iniciando nuevos modelos que cambiarán el panorama de los centros de datos y mejorarán la productividad, reducirán los costos y aumentarán la agilidad. Para Emerson Network Power existen cuatro tendencias fundamentales en los centros de datos:

Por un lado está el centro de datos que cumple con la responsabilidad social corporativa. El rendimiento energético sigue siendo importante para un sector con necesidades de consumo aparentemente ilimitadas, pero otros elementos impulsores son una mayor preocupación por reducir la huella de carbono en algunas organizaciones, además están dando mayor relevancia a la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa. El sector responde con un mayor uso de la energía alternativa en un esfuerzo por avanzar hacia la economía de bajas emisiones de carbono.

Muy importante es la fortaleza de los datos. El mundo en que vivimos, cada vez más conectado, crea un mayor número de oportunidades a los piratas informáticos. En lo referente al diseño de los centros de datos, las organizaciones están empezando a asumir una propuesta en la que la seguridad esté por encima de todo. Esto les lleva a desplegar contenedores de datos fuera de la red para información altamente confidencial, en algunos casos con equipamiento de suministro eléctrico, refrigeración separada y exclusiva.

También debe tenerse en cuenta el cómputo en la niebla o fog computing. Las arquitecturas distribuidas se están haciendo habituales a medida que el “Edge Computing” se hace más crítico. Introducida por Cisco, la informática en la niebla conecta varias redes pequeñas en una sola red grande, con servicios de aplicaciones distribuidos en dispositivos inteligentes y sistemas informáticos que mejoran el rendimiento y se concentran en el proceso de datos más cerca de dispositivos y redes. Esto es una respuesta lógica a la masiva cantidad de datos que genera el Internet de las Cosas (IoT).

Los modelos de servicios compartidos comenzarán a ser vistos como una posibilidad. A pesar de las mejoras impulsadas por la virtualización, son demasiados los servidores que permanecen infrautilizados: algunos estudios indican que los servidores emplean entre el 5 y el 15% de su capacidad de cálculo y que el 30% de todos los servidores están en estado “de espera”. Se prevé un futuro en el que las organizaciones exploren modelos de servicios compartidos, vendiendo parte de esa capacidad excedente y formando parte efectiva de la nube.

“Estos patrones emergentes de centros de datos son una prueba de los continuos cambios e innovaciones que se están produciendo actualmente en el sector”, ha indicado Lal Karsanbhai, presidente de Emerson Network Power en Europa, Oriente Medio y África.

-Networkworld

Leer más...



Dimension Data promete sostenibilidad ambiental a sus clientes

Categorías relacionadas:

“Queremos utilizar la tecnología para ahorrar más carbono a la vez que garantiza que minimizamos los residuos electrónicos destinados a vertederos. Creemos que nuestros nuevos objetivos ayudarán a nuestros clientes no sólo a lograr su desarrollo económico, sino también sus objetivos de sostenibilidad ambiental. Al mismo tiempo, nos anima a trabajar juntos y encontrar nuevas formas de utilizar la tecnología para resolver una cuestión vital en la prevención del peligroso cambio climático, la reducción de carbono”, explicó Brett Dawson, CEO de Dimension Data.

La adopción de esta estrategia podría ahorrar hasta 2000 millones de dólares en costos de energía y de viajes a sus clientes, reduciéndose la contaminación.

“Las empresas que mueven sus recursos informáticos de los centros de datos locales en la empresa a plataformas optimizadas gestionadas en la nube pueden reducir significativamente sus costos de energía y las emisiones de carbono”, comentó Colin Curtis, director de Sostenibilidad de Dimension Data.

Otro enfoque para reducir las emisiones de carbono es utilizar las tecnologías de comunicaciones visuales. “Al permitir que los empleados dispongan de comunicaciones cara a cara usando sistemas de videoconferencia y salas de telepresencia inmersiva, reduce los viajes innecesarios. Un sistema típico de videoconferencia no administrado ahorrará casi 20.000 kilómetros de viajes al año”, añadió.

El aumento de la tasa de adopción de salas de telepresencia inmersiva podría ahorrar casi un millón de kilómetros por año, según la investigación de Dimension Data.

Además de la computación en la nube y las comunicaciones visuales, otros servicios como la virtualización de centros de datos, edificios inteligentes, y administración de la energía de la red, pueden ayudar a los clientes a reducir sus emisiones de carbono.

Leer más...



La sostenibilidad es crítica para el futuro de las empresas mexicanas

Categorías relacionadas:

Para 97% de los directivos en México considera a la sostenibilidad relevante y crítica para el futuro de sus organizaciones. En contraste, sólo 36% la incluye en su planeación estratégica. Así lo revela la encuesta Desarrollo Sostenible en México 3.0 de KPMG en México, que también indica que sólo cuatro de cada diez directivos dice que su organización emite un reporte de sostenibilidad o tiene algún tipo de comunicación formal con sus grupos de interés, y 50% de éstos se basa en los estándares del Global Reporting Initiative (GRI).

“El concepto ‘sostenible’ ha ido transformándose de ser una idea difuminada entre altruismo y ecologismo, hasta expresar la relación ganar-ganar entre las empresas y los grupos de interés que estas tienen como targets, una sinergia estratégica de tres dimensiones: económica, social y ambiental. Sin embargo, entre las buenas intenciones y lo que efectivamente se lleva a la práctica, hay, en algunos casos, una gran brecha”, aseguró Jesús González, Socio a Cargo de la Práctica de Sostenibilidad, Gestión de Riesgos y Gobierno Corporativo.

De acuerdo con KPMB, el estudio se desarrolló con el fin de identificar y cuestionar los temas críticos y materiales que enfrentan actualmente las empresas mexicanas en relación con tres dimensiones: económica, que se refiere a la necesidad de ser una organización rentable para mantenerse vigente y activa en el mercado; social, en el sentido de atender los impactos externos e internos que enfrentan las operaciones de la empresa; y, ambiental con respecto a cuidar el impacto que pudiera ocasionar la operación de la empresa sobre el ambiente o los recursos naturales.

Sólo 22% de las empresas consideran que su madurez en el rubro de sostenibilidad es alta, lo cual le da una ventaja frente a sus rivales, como la reducción de costos, reputación, cumplimiento de regulaciones y normativas nacionales o internacionales, y relacionamiento con grupos de interés o stakeholders. 45% de las compañías considera su nivel de madurez es medio, 29% que es bajo y 4%, nulo.

En lo que se refiere a la discusión de este tema con el Consejo de Administración, 47% dijo que sí se aborda en las reuniones con el consejo. Aunque 43% sólo habla de ella a veces, y a veces no de manera formal o como parte de la agenda, en tanto que 10% no lo habla.

Según este estudio, 30% de las organizaciones no identifica sus 15 riesgos más críticos en ambientales y sociales. Aunque 34% hace un esfuerzo al respecto, ellos mismos aceptan que es parcial y no estratégico. El porcentaje de quienes sí lo hacen es de 36%.           

En cuanto a la generación de un reporte de sostenibilidad, 43% de los directivos dijeron generar alguno. De los diferentes estándares de reportes existentes, como, GRI, International Organization for Standarization (ISO 26000), Social Accountability International (SA8000) o AccountAbility (AA1000), GRI parece ser el más conocido y aceptado; 50% de los encuestados basan su estrategia y comunicación en este estándar.

Finalmente, el estudio de KPMG indica que para 70% del total de los ejecutivos en México, el estatus y progreso actual de los temas “desarrollo sostenible” y “sostenibilidad” es bajo; solo 2% lo considera alto; 25%, mediano, y 3%, nulo.

Asimismo, 47% de los entrevistados acepta desconocer la Ley General de Cambio Climático, y cómo afecta a las empresas mexicanas, solo 29% acepta conocerla parcialmente. Ante la pregunta “¿Cuenta con un inventario de CO2  en su organización?” 24% de los directivos dijo que sí, 13% parcialmente y 63% comenta que no.

-CIO México

Leer más...