Teletrabajo en México, ¿cuál es el estatus?

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:
Administración, Administración, Administración de proyectos, Administración de proyectos, Cómo hacerlo, Destacado, Estrategia CIO, Lo más reciente, Lo más reciente, Mejores prácticas, Mejores prácticas, Movilidad, Movilidad, Movilidad, Personal TI, Proyectos de TI, Tendencias, Tendencias

teletrabajo

[widget id="text-55"]

Actualmente México se encuentra entre los países donde día a día aumentan las actividades laborales mediante teletrabajo, debido a los beneficios que esta modalidad entrega a los colaboradores de las compañías, entre los que destaca el acceso a una gran cantidad de información de manera rápida sin importar el lugar en que las personas se encuentren, lo que se refleja en un aumento de su productividad y en una mejor calidad de vida.

Estos cambios se deben a la introducción de las TIC en las organizaciones laborales de nuestro país, pues la evolución tecnológica ha generado el cambio y modernización en los ambientes de trabajo, gracias a los cuales, además, se incrementa la eficiencia de los procesos y se aumenta la rentabilidad de las compañías.

Así es como hoy en día nos enfrentamos a una revolución digital que si bien permite la convergencia de diferentes generaciones, también nos obliga a que se genere un cambio en los modos tradicionales de colaboración, al grado de que muchos empleados ven en esquemas, como el teletrabajo, un incentivo mayor que las compensaciones económicas.

Si analizamos el resultado del informe “Influencia de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) sobre la salud de los trabajadores” elaborado por la Universidad Internacional de Valencia, en el que se afirma que actualmente 2.5% de la población laboral activa en México trabaja en la modalidad de teletrabajo, podemos darnos cuenta de que esta tendencia se ha convertido en una herramienta importante a la que han recurrido las empresas para retener a sus talentos y mejorar su rendimiento, además de ayudar a incrementar hasta 45% la productividad de los colaboradores.

Estamos seguros de que al flexibilizar los esquemas de trabajo en las compañías, es posible registrar mejoras en los procesos de comunicación, coordinación, y en el intercambio de información, además de que se contribuye al bienestar de cada uno de los colaboradores, pues se reducen sus niveles de estrés.

Por ahora sabemos que el esquema de teletrabajo en nuestro país es más usado en compañías del sector tecnológico y cada día se extiende a otras como el sector servicios y aunque somos conscientes de que esta es una opción que puede adaptarse a diversos ambientes de trabajo, no es una herramienta aplicable en todas las áreas, pues hay cargos en los que la presencia física de los colaboradores es imprescindible.

Sin embargo, sabemos que el rol de las compañías ante estas nuevas formas de trabajo, debe de estar orientado a adaptarse tanto como su core business lo permita, ya sea para mejorar sus procesos y para brindar una mayor satisfacción a sus clientes, pues en estas nuevas sociedades, lo único constante es el cambio.

– Aarón Olmedo, responsable de Desarrollo de Negocio en Unify México.

 

Deja un comentario