Tres acciones para integrar a los centennials a los equipos de trabajo

Autor: Mireya Cortés
Categorías relacionadas:

centennials

 En 2019, el INEGI reportó que el 25.7% de la población mexicana tiene entre 15 y 29 años; una buena parte de estos jóvenes conforman la generación centennial, quienes actualmente tienen entre 10 y 24 años. Esto se traduce en que dentro de 10 años poco más de 20 millones personas serán la fuente principal de talento para las empresas. 

La generación Z tiene intereses laborales enfocados en la experiencia de vida que la organización les pueda brindar, como el aprendizaje profesional, la flexibilidad de horarios y lugar de trabajo, la reputación y la empatía que tenga con la filosofía de la compañía, además se manejan con un alto sentido de responsabilidad social.

Según el Graduate Employment Study 2017, los centennials prefieren comenzar a laborar en PyMEs para adquirir experiencia, y después dar el paso hacia grandes empresas. Cabe mencionar que la generación Z ha logrado incorporarse temporalmente a las multinacionales a través de trabajos vacacionales o vacantes de becario; la empresa tiene la oportunidad de conocer ideas frescas e innovadoras y en algunas ocasiones brinda oportunidad a los jóvenes de hacer carrera con ellos.

La búsqueda de nuevos desafíos, el evitar la rutina y el ser nativos digitales, es algo que ha movilizado a las empresas para generar planes de adaptar su organización para ellos. En este sentido, Workana, marketplace en contratación de freelancers en Latinoamérica, recomendó tres acciones clave a considerar para integrar a los Centennials a los equipos de trabajo:

1.    Modificar y adaptar los procesos internos. Recibir a las nuevas generaciones y nuevas tecnologías requiere que los empleados sean capaces de adaptarse a las modificaciones y buscar soluciones fuera de la caja. Actualmente generaciones como la “X” y “Y”predominan en las empresas; la principal labor de la organización es adaptar los procesos y dar mayor autonomía a sus colaboradores para que puedan buscar soluciones a diversos desafíos, desarrollar habilidades digitales necesarias para agilizar los procesos internos, e impulsar la creatividad ante la resolución de problemas,  basados en diversas herramientas que la tecnología pone a la mano, por ejemplo, reclutamiento a distancia, control de horas laborales por metas o contratación de independientes para tareas puntuales que permitan agilizar los proyectos.

2.    Reclutar de forma ingeniosa. Existen diversos programas y técnicas para atraer a talento joven, pero una de las tendencias entre las grandes empresas es crear sus propios programas basados en su filosofía. Un ejemplo de esto es Unilever, quien desarrolló “Be Resourceful”, un enfoque organizacional para impulsar a sus equipos a buscar soluciones creativas y ágiles fuera de la compañía, con el objetivo de ser proactivos e ingeniosos. De este enfoque se deriva “Tu Freelo”, programa que busca conocer gente talentosa de cualquier parte del mundo y contrata a jóvenes universitarios de manera remota, que vivan una experiencia laboral con impacto social real dentro de una multinacional.

3.    Retener talento basado en la experiencia. Para los centennials el pago monetario puede no ser su prioridad si su trabajo brinda la oportunidad de conocer nuevos lugares, viajar, tener flexibilidad laboral y los rete a experimentar en diversos escenarios. Las empresas deben brindar algo más allá del aprendizaje laboral, se trata de generar una experiencia de vida dentro de la oficina; eso, al final del día, les dejará una sensación de éxito que impulse su crecimiento y generará lealtad hacia la organización.

Las compañías requieren comprender los diversos enfoques y estrategias organizacionales que los especialistas adoptan para impulsar su crecimiento. Los esfuerzos deben tener el objetivo de minimizar la brecha entre las empresas y los jóvenes, pues llegar a ellas aún luce como una opción compleja, lo que en el futuro sólo dejará a algunas organizaciones sin fuerza de trabajo.

Deja un comentario