Tres vías para convertirse en un Chief Data Officer

Autor: José Luis Becerra Pozas
Categorías relacionadas:
BI y analítica, BI y analítica, BI y analítica, Big data, Big Data, Big data, Cómo hacerlo, Estrategia CIO, Lo más reciente, Lo más reciente, Personal TI, Principal, Reportes e investigaciones, Rol del CIO, Tendencias, Tendencias

tres-vias-cdo

[widget id="text-55"]

En el último par de años, las organizaciones en todo tipo de industrias han creado cientos de nuevos roles ejecutivos en el análisis. Las empresas están en la búsqueda de líderes que no sólo entiendan las enormes cantidades de datos a su disposición, sino que también sean capaces de identificar las amenazas y oportunidades que surgen a medida que evoluciona el panorama analítico.

Según la firma de investigación Gartner, el rol del Jefe de Datos (Chief Data Officer o CDO) es nuevo para la mayoría de las organizaciones: más del 80% creó el puesto en los últimos dos años y el 60% de los puestos actuales son de 2015.

Hemos estudiado las trayectorias de 38 analistas que fueron nombrados en los últimos dos años como jefes de Datos, jefes de Analítica Global, vicepresidentes de Big Data y vicepresidentes senior de Información y Análisis. El grupo incluyó a hombres y mujeres de diferentes grupos de edad y experiencias que abarcaban múltiples industrias.

Tres alternativas a seguir

Hemos mapeado todos los movimientos de carrera de los ejecutivos mediante la identificación de la primera función de gestión de cada uno de ellos y el seguimiento de todos sus cambios de trabajo antes de sus nombramientos más recientes. Nuestra investigación muestra que estos ejecutivos han conseguido sus puestos actuales siguiendo una de tres carreras: lineal, no lineal o paracaídas.

  1. Lineal

Diez de los 38 ejecutivos progresaron por un camino lineal, es decir, un movimiento ascendente dentro de la función analítica. Pueden haber seguido una progresión natural de la estadística o el aprendizaje automático a la analítica, por ejemplo.

El 50% de estos ejecutivos tenían títulos en ciencias en campos como la Informática, la Estadística o la Analítica. Los puntos fuertes comunes incluyeron la experiencia en el conocimiento de los clientes, el almacenamiento de datos y el aprendizaje automático.

  1. No lineal

Diecisiete de los 38 líderes habían llegado a sus puestos de ejecutivos analíticos a través de vías de carrera no lineales, lo que significa que antes habían ocupado puestos de trabajo en otras disciplinas. Por lo general, se habían movido dentro y entre las áreas analíticas y funcionales, tales como TI, Marketing y Contabilidad. En este grupo, el 56% había obtenido los más altos grados disponibles en sus campos de estudio y el 38% tenía una Maestría en Administración de Empresas (MBA).

Las fortalezas comunes de aquellos que habían seguido caminos no lineales incluyeron la capacidad de adoptar enfoques multifuncionales para problemas y experiencia en arquitecturas empresariales, estrategia de TI, marketing digital y generación de demanda.

  1. Paracaídas

Once de los 38 ejecutivos que estudiamos se habían “lanzado en paracaídas” en sus posiciones de análisis, lo que significa que no tenían experiencia previa en análisis. La gente en esta categoría había ocupado anteriormente puestos en ingeniería y TI. Las fortalezas comunes entre estos incluyen el conocimiento de cloud computing, administración de proyectos, sistemas móviles, telecomunicaciones y seguridad. Además, este grupo es el que tiene más títulos de doctorado.

Rasgos comunes

Lo que esta investigación muestra es que hay más de una manera de pasar a una posición de liderazgo analítica. Independientemente de la ruta, todos los ejecutivos de este estudio compartieron estas tres características: saber gestionar, capacidad de identificar el valor potencial y las visiones holísticas de sus organizaciones.

Murugan Anandarajan y Diana Jones, CIO E.U.A.

Deja un comentario